Si eres de los que posees un dispositivo Fitbit con pantalla, entonces es probable que puedas recibir notificaciones de llamadas y mensajes de texto desde tu teléfono. Esto es útil si deseas recibir una alerta con un zumbido en la muñeca sin necesidad de consultar el móvil. 

De hecho, incluso las pulseras de Fitbit sin pantalla, como es el caso de la Flex 2, pueden brindar algún tipo de notificaciones valiéndose de sus indicadores LED, o incluso a través de las vibraciones.

En ocasiones, se ha observado que el teléfono puede no funcionar bien con tu Fitbit o tardar en que se lleve a cabo la sincronización de la información, hasta el punto de que afecta a la recepción de las notificaciones. 

Por regla general, es un problema resuelto por parte del fabricante a través de las actualizaciones de sus dispositivos, lo que no quita que todavía puedas estar experimentando algún problema de este tipo en la sincronización. 

Está comprobado que el problema se debe a las conexiones inalámbricas y configuraciones del Bluetooth dentro de la aplicación Fitbit del teléfono. Sigue leyendo para adivinar cómo solucionar este problema de notificaciones de Fitbit. 

Si resulta que lo que quieres es cambiar de modelo, te ofrecemos una completa recopilación de las mejores pulseras Fitbit que puedes adquirir este año.

Cómo arreglar las notificaciones de Fitbit

En tu Fitbit

Lo primero de todo  es verificar si las notificaciones están habilitadas en tu Fitbit. Entra en el menú de ‘Ajustes’ y desplázate hasta ‘Notificaciones’. Luego verifique que todas las opciones estén activadas. 

Es conveniente además, comprobar que tu aplicación de Fitbit esté actualizada a la última versión. De no ser así, la App te informará de que existe una actualización del software que puede ser de la aplicación en sí, o bien, del firmware de la pulsera o del smartwatch. 

En este caso, debes cerciorarte de que llevas a cabo dicha actualización. En el pasado, algunos productos Fitbit presentaron retardos en la sincronización con determinados teléfonos móviles, algo que ha ido solucionando con los update de productos. 

En el teléfono

Ahora, verifica que tu teléfono y tu dispositivo Fitbit estén encendidos y cargados. Comprueba además que la conexión Bluetooth de tu teléfono esté encendida. En un iPhone y en un teléfono Android, esto se encuentra dentro de ‘Ajustes> Bluetooth’.

Una vez que esté activado, debes verificar si tu Fitbit está conectado al teléfono. Para ello, debes acceder a la aplicación de Fitbit instalada en tu teléfono, donde encontrarás los dispositivos Fitbit conectados con los que se sincroniza el móvil. 

Si estás conectado, aparecerá una imagen de tu Fitbit en la parte superior de la pantalla con un símbolo verde de conexión al lado (en el iPhone, situado a la izquierda y en Android, a la derecha). 

Deberás asegurarse de que la conexión sea verde antes de continuar. Toca la imagen de tu Fitbit para ir al menú de opciones. 

Para probar la conexión en Android, pulsa sobre el menú de tres puntos situado en la parte superior de la pantalla y luego vuelve a pulsar en ‘Enviar una notificación de llamada’ a modo de prueba. Esta opción no la encontrarás si dispones de un iPhone.

Si la conexión Bluetooth funciona, tu Fitbit vibrará con una llamada telefónica falsa.

Desde aquí, ya puedes pulsar sobre ‘Notificaciones’ en la sección ‘General’ en Android, o solo ‘Notificaciones’ en el caso del iPhone.

Dentro de ‘Notificaciones’ podrás especificar qué aplicaciones deseas que te puedan enviar alertas para mensajes de texto, calendario, correos electrónicos, mensajes de WhatsApp o cualquier otra. 

Tanto en el iPhone como en Android, lo encontrarás en ‘Ajustes> Notificaciones> Fitbit’. Asegurate de que todos los permisos están activados. Si con alguna aplicación sigues teniendo problemas de notificaciones, regresa al inicio del tutorial y repite los pasos.