Los archivos de vídeo son casi siempre los que más espacio de almacenamiento ocupan. Pero tanto si necesitas liberar parte de ese espacio (pero conservar los vídeos) como si quieres enviar ese vídeo a otra persona pero no puedes esperar horas a que se cargue, aquí tienes cómo puedes comprimir el archivo y convertir los gigabytes en megabytes.

Hay varias opciones, y una de ellas es el software de edición de vídeo que utilizaste para crearlo en primer lugar. A menudo, los ajustes por defecto lo guardan con una calidad alta (o un formato ineficiente), lo que significa que el archivo renderizado es mucho más grande de lo necesario.

Renderizarlo de nuevo a una resolución más baja y, quizás, a una tasa de bits más baja, ayudará mucho a que el archivo resultante sea mucho más pequeño.

Si no estás seguro de qué resolución o tasa de bits utilizar y te preocupa cómo afectará a la calidad, una alternativa (y la única opción si no has creado el vídeo en primer lugar) es utilizar algún software de conversión de vídeo.

Hay muchas utilidades de este tipo que se pueden descargar de forma gratuita, y aquí vamos a utilizar una herramienta llamada Handbrake para mostrarte paso a paso qué hacer exactamente para reducir el tamaño de tu archivo.

Creemos que Handbrake es la mejor opción: está disponible para Windows, Mac y Linux y, al ser de código abierto, es completamente gratuita.

Hay, por supuesto, alternativas. Una es WinX HD Video Converter. Tiene una interfaz algo más sencilla que Handbrake y no pone marcas de agua en el vídeo comprimido. Sin embargo, te pedirá constantemente que te actualices a la versión completa.

Cómo reducir el tamaño de un vídeo en Handbrake

En primer lugar, dirígete al sitio web de Handbrake, descarga la versión adecuada e instala la aplicación en tu ordenador.

Ahora abre la aplicación Handbrake haciendo doble clic en el acceso directo de tu escritorio, y verás la siguiente pantalla.

Puedes arrastrar y soltar un archivo de vídeo o una selección de archivos de vídeo en Handbrake desde el Explorador de Archivos. Pero si lo prefieres, puedes hacer clic en las opciones de 'Archivo' o 'Carpeta' de la izquierda y navegar hasta el vídeo que quieras hacer más pequeño. Selecciona uno o más archivos de vídeo y haz clic en 'Abrir'.

A continuación, elige dónde quieres que se guarde el vídeo más pequeño. Puedes cambiar la ubicación haciendo clic en 'Examinar' en la parte inferior derecha de la pantalla y editar el nombre de archivo resaltado si no quieres que se llame igual que el original con un '-1' al final.

Ahora, puedes hacer varias cosas. Una de las más sencillas es utilizar los preajustes de Handbrake. Como puedes ver en la captura de pantalla de arriba, la resolución original del vídeo es 1920x1080. Eso es "1080p" en el lenguaje del vídeo, y también se llama "Full HD". Dependiendo de a quién se lo envíes, es posible que quieras mantener esa resolución o reducirla a "720p", que son 1280x720 píxeles.

La calidad seguirá siendo buena y el archivo será notablemente más pequeño.

Para elegir un preajuste, haz clic en el menú Preajustes, y podrás elegir entre General, Web, Dispositivos (y otros dos que no son relevantes aquí). Una buena opción para reducir el tamaño de los archivos es "Muy rápido 720p30", pero también puedes elegir "Rápido 720p30", que tardará más tiempo pero generará un vídeo de mayor calidad.

El "30" significa 30 fotogramas por segundo, por lo que si tu vídeo existente no es de 30 fotogramas por segundo, Handbrake eliminará los fotogramas si son más de 30, o los añadirá si son menos de 30.

Cambiar la velocidad de los fotogramas afectará al tamaño del archivo, como puedes suponer. Por ejemplo, si tenías un vídeo HD grabado a 60 fotogramas por segundo, reducirlo a 30 eliminará la mitad de esos fotogramas, y eso en sí mismo es una buena forma de reducir el tamaño del archivo de vídeo, incluso si mantienes la resolución original y no la reduces a 720p.

Si necesitas enviar el vídeo a través de Gmail, hay dos preajustes en el menú web, junto con otros para YouTube, Vimeo y Discord.

Después de elegir un preajuste, puedes hacer clic en "Iniciar codificación" y Handbrake procesará tu vídeo y lo guardará en la carpeta que hayas elegido al principio.

Abre la carpeta donde se ha guardado el vídeo, selecciónalo y verás el nuevo tamaño en la parte inferior del 'Explorador de Archivos' de Windows. Con suerte, será lo suficientemente pequeño como para subirlo rápidamente al almacenamiento en la nube, enviarlo por correo electrónico o compartirlo a través de weTransfer.

Si no es así, puedes probar con los siguientes ajustes para hacerlo aún más pequeño.

Recorta el principio y el final

CONSEJO: Si no necesitas compartir todo el vídeo, recortar el principio y el final es una forma rápida de reducir su tamaño. Esta función está algo escondida en Handbrake y es mucho más fácil de usar en otro software, como Freemake.

Para hacer esto en Handbrake, primero mira el vídeo y anota el momento en el que quieres que empiece, digamos 31 segundos, y cuando tiene que terminar, por ejemplo ocho minutos, 29 segundos.

Haz clic en el menú desplegable 'Capítulos' y elige 'segundos'. Ahora puedes introducir esos tiempos como 00:31:00 y 08:29:00. Cuando hagas clic en 'Iniciar codificación', solo se procesará esa parte del vídeo original.

Ajustar la configuración manualmente

También puedes utilizar las pestañas situadas debajo del menú Presets para configurar los ajustes de vídeo manualmente. En Dimensiones puedes especificar la resolución, pero es en la pestaña Vídeo donde puedes elegir el códec y la velocidad de fotogramas.

El códec es el método utilizado para comprimir el vídeo y algunos códecs son más eficientes que otros. H.264 (x264) es una buena opción, ya que es muy compatible, pero H.265 hará un archivo más pequeño que podría no reproducirse en el dispositivo de tu destinatario.

A la derecha hay un control deslizante que te permite cambiar la calidad general del vídeo. Ten cuidado con esto: demasiado a la izquierda resultará en un vídeo que no se podrá ver.

Afortunadamente, puedes hacer clic en el botón de 'Vista Previa' en la barra de la parte superior para ver cómo será el vídeo final, para que puedas hacer cualquier ajuste antes de volver a guardar todo el vídeo.

SUGERENCIA: Si se trata de un vídeo muy largo, Handbrake te permite elegir lo que ocurre cuando termina de comprimir tu(s) vídeo(s). En la esquina inferior derecha, haz clic en el menú Cuando termine: y elige tu preferencia.