FaceTime ha llegado por fin a Windows y Android, en un movimiento trascendental al que sorprendentemente (o no, dependiendo de la visión que se tenga de la cooperación entre empresas por parte de Apple) se le dio poca importancia en su keynote de la WWDC de anoche.

Una de las nuevas funciones de iOS 15 se llama enlaces de FaceTime. Con esta función se puede generar una invitación a una llamada FaceTime que luego se comparte con otras personas por correo electrónico, WhatsApp u otros medios.

Y entre los destinatarios del enlace -y eventuales participantes en la "reunión"- puede haber personas que no tengan un iPhone o un Mac.

Si el destinatario tiene Android o Windows, el enlace se abrirá en un navegador web en lugar de la aplicación FaceTime (que no está disponible en esas plataformas), y podrá unirse a la llamada normalmente.

Si quieres conocer otras opciones, consulta nuestra guía con las mejores apps para hacer videollamada de grupo. 

Por el momento no hay indicios de que Apple tenga previsto lanzar su aplicación FaceTime en ninguna plataforma que no sea de Apple, y es probable que el servicio siga limitado a esta versión web.

No obstante, se trata de un anuncio intrigante e inesperado, porque FaceTime es uno de los servicios que Apple ha utilizado históricamente para mantener a los usuarios en su jardín amurallado: si querías utilizar FaceTime, tenías que estar en un dispositivo de Apple.

FaceTime nunca ha sido tan importante en este sentido como iMessage (que hemos pedido que Apple lleve a Android). Y la naturaleza limitada de este movimiento -los usuarios de Apple pueden instigar llamadas con usuarios que no son de Apple, pero no al revés- significa que probablemente no convertirá el servicio en un "asesino" de WhatsApp/Zoom/Google Meet.

De hecho, es mejor pensar que se trata de un movimiento diseñado más para la comodidad de los usuarios de iPhone, que no tendrán que pensar en si sus contactos también tienen iPhones, que para los verdaderos propietarios de Android. Y en ese sentido es un clásico de Apple.