Microsoft quiere asegurarse de que su Windows 10 siga siendo el sistema operativo más poderoso y con una variedad más rica de prestaciones del mundo. Para ello, parecen indispensables las actualizaciones regulares de su software.

Es por esto que, mediante la función Windows Update, la compañía de Bill Gates lanza constantemente nuevas versiones y mejoras de sus programas y herramientas, que además te permite proteger tu PC contra virus y otro tipo de contenido malware.

Por suerte, sacar el máximo provecho de estas actualizaciones es fácil si se configura su instalación automática cuando estén disponibles. En este artículo, te explicaremos cómo hacerlo, así como varias maneras de desactivar esta función.

Por otro lado, hay que dejar claro que, a diferencia de cuando reinstalas el sistema, al actualizarlo no perderás tus archivos personales, ni los programas que tenías instalados (como mucho tendrás una versión más nueva), ni tu configuración establecida.

¿Por qué tienes que actualizar tu ordenador Windows?

Windows 10 es un sistema operativo complejo y de grandes dimensiones que, además, está disponible para una gran variedad de dispositivos diferentes. Es por esto que tiene que ser ajustado constantemente para asegurar su buen funcionamiento.

Para hacerlo, se lanzan por ejemplo nuevos controladores o drivers para que los monitores, los periféricos y las impresoras funcionen bien. También se publican de vez en cuando nuevas prestaciones como el programa OneNote o el navegador Microsoft Edge.

Por otro lado, estas actualizaciones también tienen un componente de seguridad. Cada día aparecen nuevas amenazas para el sistema operativo de nuestro ordenador, pero estas pueden evitarse en cierta medida si Windows está al día.

Quizás estés pensando en que las actualizaciones pueden causar nuevos problemas o que tu PC deje de funcionar. Esto pasa en raras ocasiones y, aunque lo desaconsejamos, es también posible evitar que tu ordenador se actualice de forma automática.

Cómo usar la función Windows Update en Windows 10

Con la presentación de Windows 10, Microsoft decidió hacer que las actualizaciones automáticas estuvieran activadas en su configuración predeterminada. Eso significa que deberías tenerlas activadas, a no ser que en su día las desactivaras de forma manual.

Configurar cuándo se instalarán las actualizaciones automáticas

1. Haz clic sobre el botón de Inicio que encontrarás a la izquierda de la barra de herramientas de tu pantalla y abre el panel de ‘Configuración’ pinchando sobre el icono en forma de engranaje.

2. En el menú de ‘Configuración de Windows’, clica sobre la sección ‘Actualización y seguridad’.

3. En ‘Windows Update’, busca la opción ‘Opciones avanzadas’ que verás en el apartado ‘Configuración de actualización’ y haz clic sobre ella.

4. En el apartado ‘Elegir cuándo se instalarán las actualizaciones’, puedes configurar a tu gusto cuándo tendrán lugar estas actualizaciones automáticas u optar por posponerlas durante ciertos días.

Pausar las actualizaciones automáticas temporalmente

1. Haz clic sobre el botón de Inicio que encontrarás a la izquierda de la barra de herramientas de tu pantalla y abre el panel de ‘Configuración’ pinchando sobre el icono en forma de engranaje.

2. En el menú de ‘Configuración de Windows’, clica sobre la sección ‘Actualización y seguridad’.

 

3. En ‘Windows Update’, busca la opción ‘Opciones avanzadas’ que verás en el apartado ‘Configuración de actualización’ y haz clic sobre ella.

4. En el apartado ‘Pausar actualizaciones’, activa el interruptor para que las actualizaciones automáticas dejen de realizarse durante unos días.

Desactivar las actualizaciones automáticas de Windows Update

1. Haz clic sobre el botón de Inicio que encontrarás a la izquierda de la barra de herramientas de tu pantalla y abre la función de ‘Ejecutar’ pulsando las teclas ‘Windows’ y ‘R’ a la vez.

2. En la nueva ventana flotante, escribe ‘msc’ para acceder a la aplicación de ‘Servicios’.

3. Finalmente, selecciona el servicio ‘Windows Update’, seguido de la opción ‘Detener’ para desactivarlo.