La última versión de Windows 10 tiene características francamente innovadoras en comparación con sus predecesoras. Pero igual que añade nuevas funciones, también quita las que considera menos necesarias para el usuario. 

De esta forma, habrás observado que a menos que hayas tenido la suerte de actualizar tu equipo desde una edición superior a Windows 7 u 8.1, la cual reemplazó a Windows Media Center con Windows DVD Player, te resultará imposible reproducir películas en DVD.

Aunque muchos ordenadores PC y portátiles vienen ya sin unidades de reproducción DVD, puedes verte en la necesidad de reproducir algún contenido de este tipo. Es por ello que vamos a mostrarte cómo hacerlo en Windows 10 con un reproductor de formatos VLC.

Te mostramos además en este artículo, las principales diferencias entre Windows 7 y Windows 10. ¿Cuál es mejor?

Evita el reproductor DVD de Windows

Microsoft decidió eliminar Windows Media Center de Windows 10, pero mantuvo el reproductor Windows DVD Player a las personas de las actualizaciones procedentes de las versiones Pro y Ultimate de Windows 7 y Windows 8.

Para los demás, la herramienta ‘Reproductor de DVD de Windows’ se ha convertido en una aplicación de pago que está disponible en la tienda Microsoft Store, y que actualmente cuesta 14,99 €.

No obstante, debes tener en cuenta que actualmente tiene una calificación de dos estrellas dado que no puede reproducir discos de tipo Blu-ray.

Reproduce DVD en Windows 10 con VLC Player

El reproductor VLC es una de las aplicaciones que inicialmente instalamos en cualquier PC o portátil nuevo. Más allá de ser gratuito, reproduce casi cualquier soporte o medio sin problemas, ya sea CD, DVD o formatos digitales comprimidos, y está disponible para cualquier versión Windows.

Mediante los plugin adicionales adecuados, también te permitirá reproducir formatos Blu-ray. Actualmente existen dos versiones de la aplicación, incluida una versión de escritorio en la Tienda de Windows que es posible descargar de forma gratuita, la que te recomendamos. 

Una vez que la hayas descargado, haz doble clic en el archivo almacenado en tu carpeta de ‘Descargas’, acepta que haga cambios en tu sistema, selecciona el idioma y luego sigue los pasos indicados por el asistente de instalación.

Cuando finalices la instalación, inserta un DVD en tu unidad, luego abre el programa VLC, selecciona ‘Medios > Abrir disco’ en la barra de menú ubicada en la parte superior. Selecciona tu unidad de la lista desplegable (generalmente D), y haz clic en ‘reproducir’.

A partir de este momento, deberías tener acceso a tu biblioteca de títulos DVD.