Las compañías tienen que estar preparadas para la llegada de IPv6, aunque no tengan planes de actualizar sus redes. Éste es el consejo de la consultora The Hacker’s Choice ante los estudios realizados sobre cómo la nueva versión de este protocolo puede afectar a la seguridad de las empresas.

De acuerdo con el analista de la firma, Van Hauser, “mucha gente cree que como ahora no se utiliza IPv6 no hay ningún problema, pero el hecho es que, si deciden instalarse el sistema operativo Unix, con soporte para IPv6, tendrán que estar alerta”. Además, el próximo sistema operativo de Microsoft, Windows Vista, también se espera que tenga soporte para esta nueva versión del protocolo de Internet.

En opinión del analista, entre las vulnerabilidades que comparten IPv6 e IPv4, se encuentra la habilidad para un hacker de lanzar un ataque “man-in-the middle”. Según Hauser, en este tipo de ataques son uno de los más complicados, ya que le permiten monitorizar o insertar paquetes de información entre dos equipos sin que éstos lo sepan.

Para protegerse contra las vulnerabilidades de IPv6, este analista aconseja a las empresas que utilicen el protocolo IPSec (IP Security) en sus redes. No obstante, Hauser apunta que esto no implicará que las redes estén completamente seguras. “No es tan fácil. Por el hecho de que incluyan encriptación y autenticación no significan que tengan completamente resuelta su seguridad”, añade el analista.