Durante años y años las actualizaciones automáticas de Windows han reiniciado espontáneamente los equipos de muchos usuarios. Para algunos es muy frecuente dejar el ordenador un momento, con tareas abiertas y al volver al trabajo descubrir que sus documentos se han cerrado porque su equipo se ha reiniciado.

Por eso, para que esto no suceda hay una serie de sencillos pasos que ahorrarán a los usuarios más de un dolor de cabeza:

Tanto en Windows Vista como en Windows 7 aparece un icono de actualizaciones de Windows, situado en Panel de Control, sólo hay que hacer clic en la opción de ‘Cambiar Configuración’ y elegir realizar las actualizaciones de Windows manualmente.

Seguramente, Windows siga insistiendo en que actualice constantemente su equipo, pero ésta vez no lo reiniciará sin su consentimiento. Además, con la llegada de Windows 8, Microsoft ha cambiado su sistema de actualizaciones. windows