Estos días, la herramienta de videollamadas Zoom se ha convertido, junto a otras como Microsoft Teams, en potentes soluciones que son utilizadas por todos, ya sea para estar en contacto con compañeros de trabajo, clientes o familiares.

La sencillez de uso parece haber sido una de sus principales bazas. Basta con hacer clic en el enlace que te envía una persona para descargar el software y formar parte de la reunión, ya sea desde el portátil, tablet o teléfono. Son programas multidispositivo y multiplataforma. 

Sin embargo, puede que no desees que tus colegas o clientes vean que trabajas desde la cocina, un hueco en el salón, o en la desordenada habitación de tu hijo. Para ello, Zoom ofrece una opción  con la que puedes cambiar el fondo por otra imagen virtual. 

Es más, puedes incluso utilizar de fondo tu oficina de manera que ofrezcas una apariencia de cierta normalidad en la que des a entender que estas trabajando desde tu puesto de trabajo. 

El software trabaja francamente bien, recortando el perfil de tu cabeza y hombros para situarte en cualquier lugar que quieras añadir detrás, sin tener que recurrir al típico truco de pantalla verde para aplicar el chroma key. 

Si quieres conocer a fondo la herramienta, te animamos a consultar el reportaje de cómo usar Zoom: 10 trucos y consejos.

¿Cómo cambio el fondo virtual en Zoom?

Como verás, no necesitas crear una cuenta para unirte a una reunión en Zoom, pero tendrás que crear una si deseas cambiar tu fondo. Suponemos que ya tienes instalada la app, de lo contrario, consiguela en la página web de Zoom para tu PC o Mac.

Lanza la aplicación e inicia sesión si tienes una cuenta, o haz clic en la opción ‘Registrarte gratis’ que encontrarás en la esquina inferior derecha. Cuando hayas verificado tu cuenta, podrás iniciar sesión con el correo electrónico y la contraseña del registro. 

Ahora haz clic en el icono de configuración, cerca de la esquina superior derecha de la ventana. 

Pulsa en la opción donde pone ‘Fondo virtual’ del menú de abajo de la izquierda. 

Algunos fondos de fotos y vídeos están disponibles. Tan solo tienes que hacer clic para descargar el paquete completo y aplicar los cambios. Podrás ver una visualización previa del resultado antes de dejarlo fijado en tu perfil. 

Si deseas tener tu propia foto de fondo personalizada, haz clic en el icono + como se muestra arriba y haz clic en ‘Agregar imagen’. Podrás navegar por la red o a la carpeta de tus fotos para recuperar la que deseas utilizar. 

Tu imagen deberá cumplir con los siguientes requisitos: 

  • Ancho mínimo de 960 píxeles
  • Ancho máximo de 1920 píxeles
  • Dimensiones recomendadas de 1920 x 1080
  • Relación de aspecto 16:9
  • Tamaño máximo de archivo: 5 MB

Los archivos con extensiones en JPG, GIF y PNG son compatibles, y cualquier área transparente en un GIF se mostrará en blanco, no en su fondo real.

En lugar de subir una imagen, también puedes subir un video. Solo asegurate de que el movimiento sea sutil y no brusco. Nadie te agradecerá que utilices un vídeo que distraiga en una reunión. 

Zoom puede aplicar un fondo virtual incluso en aquellos instantes en los que hay más de una sola persona dentro del marco, grandes noticias sin duda. Echa un vistazo a nuestra recomendación de servicios VPN que deberías utilizar junto a la aplicación de Zoom. 

Echa un vistazo al artículo en el que hablamos de los mejores servicios de videoconferencia online.