Si eres de los que habitualmente recibes correos no deseados de un particular o de una empresa, procedentes de un boletín de suscripción del que no tienes interés, debes saber que existen fórmulas para detener estos mensajes.

Gmail tiene una función que permite bloquear ciertos remitentes, la cual es muy sencilla de poner en práctica configurando un sencillo filtro. Aquí te mostramos cómo hacerlo.

Cómo bloquear un remitente en Gmail

La versión web de Gmail funciona de la misma manera tanto en PC como en Mac y en los equipos Chromebook. Abre el navegador y accede a Gmail. Inicia sesión y luego busca un correo electrónico de la persona u organización que desees silenciar.

Con el correo electrónico abierto, verás tres puntos en la esquina superior derecha junto a los iconos de ‘Responder’ y ‘Estrella’. Haz clic aquí y luego selecciona ‘Bloquear (nombre de la persona’ en el menú.

Si resulta que te ves en un boletín de noticias o en una lista de correo electrónico promocional, esto es algo que puedes eliminar de una manera diferente. Abre el mensaje y mira bajo el asunto, en el lado derecho de donde figura el remitente.

Es aquí donde debe aparecerte la opción de ‘Cancelar suscripción o cambiar preferencias’. Haz clic aquí y conseguirás eliminarte de los correos electrónicos habituales, pero aún es posible que te llegue algún correo ocasional.

Si quieres eliminarlo completamente, usa el método de bloqueo descrito anteriormente.

Debes tener en cuenta que la persona podrá seguir enviándote correos electrónicos, pero esos mensajes ahora siempre quedarán almacenados en tu carpeta de spam, por lo que nunca los verás.

Cómo bloquear personas en Gmail en iOS

Para los usuarios de iPhone y iPad, no hay una forma directa de bloquear a las personas desde la aplicación de Gmail de iOS. En su lugar, deberás seguir los pasos descritos anteriormente y hacerlo desde un PC, Mac o Chromebook.

Consulta en este artículo las 10 mejores aplicaciones para equipos Chromebook.

Puedes eliminar los boletines y correos electrónicos promocionales siguiendo los siguientes pasos:

Abre la aplicación de Gmail, busca y abre un mensaje del remitente que deseas bloquear y luego desplázate hasta la parte inferior del mensaje hasta que encuentres la opción de ‘Cancelar suscripción o cambiar preferencias’. Toca encima y sigue las instrucciones.

Es posible que pasen unos días antes de que los cambios surtan efecto, pero después de esto, la recepción de correos del remitente cesarán.

Cómo bloquear los remitentes de Gmail en Android

Abre la aplicación de Gmail en tu teléfono o tableta Android, luego busca un mensaje de la persona que quieras bloquear. Abre el mensaje y pulsa sobre el icono de tres puntos que aparece en la esquina superior derecha.

Esto abrirá un menú de opciones, una de las cuales pertenece al bloque de ‘Nombre de la persona’. Toca sobre la misma y cualquier correspondencia futura irá a parar directamente a la carpeta de spam.

Al igual que sucede con iOS, es posible evitar circulares y correos electrónicos promocionales con solo tocar la opción de ‘Cancelar suscripción’ que encontrará ubicada en la parte inferior del mensaje.

Cómo denunciar mensajes con amenazas

Hemos querido recoger en este artículo la forma de proceder si quieres cancelar la recepción de mensajes de alguna persona u organización. Sin embargo, puede que se vea en la necesidad de denunciar algo peligroso y compartirlo con las autoridades.

En nuestro país es posible acudir a diferentes autoridades gubernamentales. Una de las opciones pasa por reportar el fraude a la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI).

La colaboración ciudadana es fundamental para interceptar a tiempo casos de fraude y localizar así lugares desde donde se publican páginas fraudulentas, se emiten mensajes maliciosos y se almacenan datos robados de usuarios.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) a través del Centro de Respuesta a Incidentes de Seguridad para los ciudadanos y entidades de derecho privado en España (INCIBE-CERT) cuenta con un buzón desde el que poder informar de los casos de fraude  como correos de phishing, tiendas online fraudulentas, o web que alojan malware.