Desde hace unos días no se habla de otra cosa: el temporal de nieve ‘Filomena’ y como este ha inundado las calles de varias ciudades y pueblos en España de grandes cantidades de nieve.

Además de en ciudades como Madrid o Zaragoza, también ha nevado en Instagram y todas las redes sociales. Y es que, a pesar de todo el peligro que un temporal de este tipo conlleva, también queda espacio para algo bueno.

Prueba de ello son todas las fotos de personas de todas las edades jugando en la nieve: muñecos de nieve, peleas de bolas, paseos en calles blancas... las fotos que Filomena nos ha dejado son de postal.

El hecho de que las redes sociales estén inundadas de fotos en la nieve, es muestra de que todos y todas hemos utilizado nuestros teléfonos móviles a pesar del temporal.

Aunque sí que puede usarse el teléfono móvil en la nieve, es recomendable seguir una serie de recomendaciones para mantenerlo protegido en otro momento.

Usa una funda impermeable

Es muy recomendable utilizar una funda que proteja tu móvil del agua. Al fin y al cabo, la nieve es agua. Existen fundas en las que podrás guardar el móvil y llevarlo colgado al cuello, pero si quieres poder utilizar el teléfono es mejor que te decantes por una carcasa impermeable.

Puedes consultar las distintas opciones disponibles en Amazon España.

Por otro lado, esta funda la podrás utilizar también en verano si vas a usar tu teléfono en la playa o la piscina, así que no hace falta que la compres solo para usarla en estos días de nevada.

Evita sacar mucho el móvil

Las bajas temperaturas no son indicadas para dispositivos como nuestros teléfonos móviles. Y aunque no sufrirán ningún daño si los usas durante cortos periodos de tiempo, si vas a estar en la nieve mucho tiempo es mejor que intentes mantener tu móvil en el bolsillo.

Es recomendable que lo guardes en bolsillos internos (nada de llevar el móvil en el bolsillo trasero del pantalón).

Esto puede resultar obvio, pero es mejor que evites también dejar el móvil sobre superficies muy frías o mojadas. La batería es la parte que más peligra cuando el dispositivo se expone durante demasiado tiempo a bajas temperaturas.

No cargues el móvil si la temperatura es bajo cero

Puede que te hayas quedado sin batería y lleves una batería externa contigo: no cargues el móvil. Es mejor que esperes a encontrarte en un ambiente más cálido antes de cargar el teléfono móvil ya que la batería podría dañarse.

Cuidado con la condensación

Otro problema, además del frío, es la condensación, fruto de la humedad. Puede que veas la lente de tu cámara empañada si tu móvil ha estado en contacto con la nieve o, incluso, pequeñas gotitas en la pantalla.

No debes bajo ningún concepto utilizar un secador de pelo o poner el móvil sobre un radiador ya que esto podría empeorar la situación.

Lo mejor es que simplemente esperes. Mantén el móvil cerca de tu cuerpo, idealmente en un bolsillo interno, ya que tu cuerpo desprende calor. Si has vuelto a casa, deja el móvil sobre la mesa, en una habitación cálida, y espera por lo menos una media hora antes de volver a utilizarlo.

¿Se ha mojado tu móvil?

Si has tenido un “accidente” en la nieve y tu móvil se ha mojado demasiado, te recomendamos seguir lo siguientes pasos:

  • No conectes el móvil a la luz bajo ningún concepto.
  • Quita la carcasa del móvil y todo lo que puedas: la tarjeta SIM, tarjeta de memoria, etc.
  • Apaga el móvil

Después, tendrás que utilizar un producto que empape y absorba toda la humedad del teléfono. Personalmente puedo afirmar que el mítico truco de sumergir el smartphone en arroz funciona, de hecho, lo he hecho en un par de ocasiones y ambos móviles volvieron a funcionar.