A veces, es bueno poder guardar un registro de una conversación telefónica. Ya sea para tratar con organizaciones o individuos que tienen tendencia a decir una cosa y luego hacer otra, o para conservar una sesión de ideas con tus amigos o compañeras de trabajo, la posibilidad de grabar una llamada telefónica puede ser muy útil.

¿Es legal grabar las llamadas telefónicas?

Esta es, obviamente, una pregunta clave cuando te planteas grabar una conversación. Lo cierto es que varía según el lugar en el que te encuentres.

En España, la legislación permite grabar una conversación telefónica si la persona que graba participa activamente en dicha conversación y si la otra persona o personas saben que están siendo grabadas. 

Sucedería lo mismo con la difusión de la llamada, tiene que haber un consentimiento explícito por la persona o personas que han sido grabadas. 

No obstante, la legislación puede varias en función del país en el que te encuentres. 

Por otro lado, no somos expertos en leyes, así que te sugerimos que compruebes las leyes de tu región antes de grabar, ya que no nos hacemos responsables de los problemas que puedas encontrar en un futuro. 

¿Necesito una aplicación para grabar llamadas en Android?

Hay dos métodos principales para grabar llamadas telefónicas en tu dispositivo: aplicaciones o hardware externo. Si no quieres complicarte con micrófonos y demás, la vía de la aplicación es sencilla y permite grabar cualquier llamada sin importar dónde estés.

Si prefieres el método directo de poner el dispositivo en modo altavoz, hay muchos dispositivos que pueden hacer grabaciones, ya sea un dictáfono, un segundo teléfono con una aplicación de notas de voz o incluso tu portátil o PC, siempre que tenga un micrófono.

Usar una grabadora externa como estos dispositivos es la opción más segura si quieres grabaciones fiables, ya que la ruta de la aplicación puede encontrar a menudo problemas cuando Google actualiza Android, a veces haciendo que la otra persona en la llamada se quede en silencio, que es exactamente lo contrario de lo que quieres.

Por supuesto, el uso de los modos de manos libres puede indicar a la gente que puedes estar grabando la llamada, por no mencionar que esto dificulta la discusión de información sensible en entornos más públicos.

Puedes comprar grabadoras especializadas que actúan como dispositivos intermediarios para no tener que usar el modo manos libres.

Una de estas opciones es el RecorderGear PR200, que es un grabador Bluetooth a través del cual puedes dirigir tus llamadas. Esto significa que el teléfono envía el audio al PR200, que lo graba, y tú utilizas el mini-teléfono para charlar con la persona que está al otro lado.

Es como un mando a distancia para las llamadas telefónicas. No lo hemos probado, pero los comentarios en Amazon sugieren que es una forma fiable de hacer grabaciones.

Como el método de la grabadora externa es bastante sencillo, en esta guía nos centraremos en el método de la aplicación.

Cómo utilizar una aplicación para grabar llamadas telefónicas en Android

Si buscas un grabador de llamadas en Android, encontrarás un número sorprendente de opciones, ya que la Play Store alberga bastantes aplicaciones en este departamento.

Es una buena idea comprobar las revisiones, ya que las actualizaciones de Android tienen la costumbre de romper algunas de estas aplicaciones, con lo que los desarrolladores tienen que luchar para arreglarlas.

Otro aspecto a tener en cuenta son los permisos que requieren muchas de estas aplicaciones para poder instalarse.

Obviamente, tendrás que conceder acceso a las llamadas, los micrófonos y el almacenamiento local, pero algunas van mucho más allá hasta el punto de que nos preguntamos qué posibles razones pueden tener para exigir un acceso tan amplio a tu sistema. Asegúrate de leer las descripciones para saber en qué te estás metiendo.

En el momento de escribir este artículo, algunas de las aplicaciones de grabación de llamadas más populares en la Play Store eran:

Sin embargo hay muchas otras para elegir. Para este tutorial utilizaremos Cube ACR, pero los métodos deberían ser prácticamente los mismos en todos los casos.

Una vez que hayas descargado e instalado tu grabador, es hora de configurar las funciones de grabación. Después de conceder los diversos permisos necesarios, nos encontramos con una página en la que Cube ACR nos informó de que, debido a que Google prohíbe los casos de registro de llamadas para todas las aplicaciones de grabación de llamadas, tendríamos que habilitar el App Connector de Cube ACR para que la aplicación funcione.

Toca el botón Enable App Connector y luego toca la opción Cube ACR App Connector en la lista de servicios instalados para que diga On.

Una vez que todos los permisos y otros servicios han sido habilitados para que la aplicación pueda grabar llamadas, querrás probarla. Así pues, pulsa el botón de Teléfono para poner en marcha la aplicación.

Escribe un número o selecciona uno de tu lista de contactos y llámalo normalmente. En la pantalla de llamada, verás que ahora hay una sección en el lado derecho que muestra un micrófono resaltado, lo que indica que la aplicación está grabando.

Puedes pulsar sobre él para encenderlo y apagarlo a lo largo de una llamada, lo que detendrá y reiniciará la grabación según sea necesario. También hay otro icono a la derecha del micrófono que tiene la silueta de una persona rodeada de flechas curvas. Esto activa o desactiva la opción de grabar automáticamente todas las llamadas con esa persona específica.

Cuando la conversación haya terminado. Cuelgue y vaya a la aplicación Cube ACR, donde encontrará la grabación. Pulsa sobre una de ellas y verás que aparecen los controles de reproducción, lo que te permitirá volver a escuchar la conversación.

Eso es todo, ahora deberías estar armado con todo el conocimiento que necesitas para poder grabar llamadas de voz en tu teléfono Android.

Si estás pensando en actualizar tu dispositivo en un futuro próximo, asegúrate de echar también un vistazo a nuestras guías sobre el mejor teléfono Android y los mejores teléfonos nuevos que llegarán este año.

Artículo original publicado en nuestra web hermana inglesa TechAdvisor