Incluso si la pantalla de tu smartphone o tablet está dañada y ha dejado de funcionar, hay varias maneras de recuperar tus datos. No obstante, no hay ninguna garantía. Si nada de esto funciona, tendrás que llevar tu dispositivo a reparar.

Pero antes de hacerlo, puedes probar tú mismo a intentar rescatar tus datos si sigues las instrucciones indicadas a continuación. Para ello, nos imaginamos varios escenarios diferentes en los que lo puedas necesitar.

Escenario 1: Sin pantalla de bloqueo configurada

Si tu móvil no tiene configurada una pantalla de bloqueo, estás de suerte. En este caso, inicia tu smartphone como sueles hacer, conéctalo a tu ordenador y copia todos los datos que quieras guardar.

Si no estás seguro dónde están guardados, es recomendable usar el software que el fabricante incluye con el smartphone en cuestión, que en muchos casos viene con una opción para hacer copias de seguridad de los datos del móvil.

Escenario 2a: Con pantalla de bloqueo, sin depuración USB activada

Uno de los casos más difíciles es cuando la pantalla de bloqueo está activada, pero no tienes activada la depuración USB. Eso previene el acceso directo a tu móvil. Podrás desbloquearlo si tu móvil utiliza una interfaz USB OTG.

Tendrás que buscarlo utilizando tu motor de búsqueda favorito. En este caso, es posible usar un adaptador OTG para conectar el ratón o teclado e introducir el patrón o el código PIN. Entonces, el móvil se desbloqueará y podrás guardar tus datos como en el escenario 1.

Puedes comprar un adaptador OTG por poco en Amazon y otras tiendas especializadas.

Escenario 2b: Pantalla de bloqueo disponible, sin depuración USB activada

No obstante, hay una solución específica para los dispositivos Samsung si son compatibles con el servicio ‘Buscar mi móvil’ y lo has registrado. Visita la página del servicio e introduce tu corre electrónico y contraseña asociado con tu cuenta de Samsung.

Selecciona el dispositivo registrado que tiene la pantalla rota, apaga la pantalla de bloqueo, y luego utiliza la app Samsung Kies para hacer una copia de tus datos.

Escenario 3: Pantalla de bloqueo disponible, con depuración USB activada

Esta opción no funcionará en todos los dispositivos, pero merece la pena probar. Tu smartphone no necesariamente tiene que haber pasado por un proceso de rooting, pero podría ayudar.

Para ello, necesitarás los archivos de puente de depuración de Android (Android Debugging Dridge, ADB). Puedes encontrarlos en la web de Android SDK. Puesto que el Android Studio es bastante pesado y ocupa casi 2 GB, puedes encontrar un paquete alternativo que solo incluya los archivos ADB.

Tras la instalación de los ADB, conecta tu smartphone a tu ordenador y abre el símbolo del sistema. Utiliza el comando cd para navegar por la carpeta de instalación de los controladores ADB y comprueba si se reconoce tu smartphone como dispositivo. Introduce “adb devices” para ver la lista de todos los dispositivos Android conectados.

Luego, introduce el comando “adb shell rm /data/system/gesture.key” y espera para obtener la respuesta. Si no te sale un error por tener pocos permisos, la acción habrá sido exitosa. Podrás reiniciar tu dispositivo y guardar tus datos.

Escenario 4: Pantalla de bloqueo presente, recuperación personalizada, sin depuración USB activada

Esto sirve para smartphones que tienen una recuperación personalizada como CWM (ClockWorkMod) o Team Win Recovery Project (TWRP). Este es el caso si tienes una ROM personalizada instalada.

El primer paso es reiniciar en modo de recuperación. Desde allí, podrás arrastrar los datos necesarios a tu ordenador utilizando los comandos ADB o incluso arrastrando los archivos utilizando un gestor de archivos en el caso de TWRP.

La mejor manera de reiniciar en modo de recuperación es utilizar los botones de tu smartphone. Para ello, apágalo por completo. Mantén pulsado a la vez los tres botones, el del volúmen arriba, el de inicio y el de encendido (puede variar según el dispositivo), y espera a que aparezca el menú de recuperación.

Eso es todo lo que debes hacer en tu móvil.

Conecta tu PC con el cable USB. Incluso si no has activado la depuración USB, tu ordenador reconocerá el móvil en este estado. Abre el símbolo del sistema y ejecuta “adb.exe”. Navega hacia arriba con el comando “cd ....” y en el directorio con cd.

Antes de empezar a copiar, comprueba la conexión con tu smartphone con el comando “adb-devices”. Si aparece en la lista, tienes acceso.

Ahora, arrastra todos los datos desde tu smartphone a tu PC. Puede que tarde un poco, pero puedes buscarlos más tarde. El comando “adb backup” está disponible para eso.

adb backup -all -f: \ backup.ab

Con el primer parámetro, “-all”, harás una copia casi completa de tu smartphone. El segundo parámetro cambia el camino en el que los datos se almacenan. Reemplaza “my directory” con el camino deseado.

De forma alternativa, hay una interfaz de usuario gráfica interesante con “Ultimate Backup Tool”. Abre el programa después de reiniciar en modo de recuperación. Están disponibles opciones de copia de seguridad en esta interfaz. Son especialmente prácticos si también quieres hacer copia de tus mensajes de texto.

Las principales localizaciones a copiar son:

  • SMS: /data/data/com.android.providers.telephony/databases/mmssms.db
  • Contactos: /data/data/com.android.providers.contacts/databases/contacts2.db
  • Agenda: /data/data/com.android.providers.calendar/databases/calendar.db
  • Notas: /data/data/com.sec.android.app.memo/databases/Memo.db
  • WhatsApp: /data/data/com.whatsapp/databases/wa.bd // /data/data/com.whatsapp/databases/msgstore.db
  • Fotos: / storage / emultades / 0 / DCMI // / storage / emulated / 0 / DCIM / Camera

Por supuesto, hacer una copia de seguridad de tus fotos es solo práctico en este caso si las tienes todas guardadas en la memoria interna de tu dispositivo y no en la tarjeta SD.

Conclusión

Hacer una copia de seguridad de tus datos sin poder acceder a la pantalla puede ser muy complicado. Así, siempre deberías hacer una copia de datos importantes. Los programas de sincronización de los fabricantes ayudan mucho.

Todo lo demás puede copiarse fácilmente con el comando adb cuando la depuración USB está activada o utilizando Titanium Backup u otras herramientas. Si tu dispositivo ya tiene una recuperación personalizada, puedes hacer una copia compelta de tu smartphone.

Puedes encontrar el software oficial de cada fabricante más abajo. Por mala suerte, estas aplicaciones suelen ser compatibles colo con Windows, pero a veces también con macOS y casi nunca para Linux:

Artículo original publicado en Webwereld.