Los smartphones y las tablets están diseñados para el consumo individual. Su peso ligero y una vida útil de la batería relativamente larga hacen de ellos el compañero ideal para ver películas o editar fotografías en cualquier lugar y en cualquier momento del día.

En cambio, pueden resultar algo incómodos si se quiere compartir la experiencia con los amigos. Es conveniente pues conocer cómo conectar un dispositivo Android al televisor de tu casa de una forma fácil y asequible para que todos puedan disfrutar del contenido.

También es posible utilizar tu TV como pantalla de ordenador. De hecho, te explicamos cómo en este otro artículo sobre las 7 maneras más rápidas de conectar tu portátil a tu TV.

Por otro lado, te interesará saber cómo conectar un portátil Windowscómo conectar un iPhone o iPad a tu TV si dispones de un smartphone o tablet Apple, o cómo conectar un Mac o MacBook a tu TV si tienes un ordenador o portátil macOS.

Conexión inalámbrica

Hay en el mercado varios equipos tecnológicos que pueden utilizarse sin necesidad de cables.

Es el caso, por ejemplo, de Miracast: una red inalámbrica descentralizada que permite la conexión entre un dispositivo portátil Android (versión 4.2) y un receptor de televisión, siempre y cuando sean compatibles. De no ser así, puede adquirirse un adaptador.

Miracast se basa en el estándar H.246, lo que significa que puede transmitir vídeos e imágenes en alta calidad. Además, se incluye dentro de los llamados “programas anticopia”, de modo que también reproducirá aquellos clips con derechos de autor.

Una alternativa también inalámbrica pero algo más sencilla de manejar es Google Chromecast. Disponible por un módico precio y compatible con el Android v4.4.2 o superior, el dispositivo debe estar conectado a un puerto HDMI y tener acceso a una red wifi.

Así conseguirás duplicar la pantalla de tu móvil o tablet y disfrutar del contenido de aplicaciones como Netflix, Rakuten TV, Spotify o Presentaciones de Google.

El usuario de Chromecast debe tener en cuenta que en este caso los vídeos en streaming con derechos sí que están protegidos. Por otro lado, si quiere visualizar una resolución de hasta 4k deberá hacerse con el Chromecast Ultra.

Conectores HDMI

Hace tiempo que los cables HDMI están presentes en nuestras casas. Eso se explica, entre otros motivos, por su bajo precio, como este cable Syncwire por solo 7,49 € en Amazon

Además, ahora ya no solo se producen televisores y portátiles con puertos HDMI, sino que estos pueden encontrarse también en todo tipo de receptores de televisión, consolas, tablets, móviles y cámaras fotográficas.

Esta interfaz multimedia de alta definición es la preferida por muchos porque transmite tanto vídeo como audio digital. Eso significa que el usuario podrá ver y escuchar el vídeo desde el televisor, mientras que otros sistemas te obligan a utilizar los altavoces -a menudo poco potentes- de tu smartphone.

Existen tres tipos principales de HDMI. El tipo A es el de dimensiones mayores y por eso lo encontramos en aparatos grandes como un televisor, un portátil o una videoconsola.

En cambio, las tablets y los móviles inteligentes suelen llevar incorporado un puerto HDMI del tipo C o incluso también del tipo D, el más pequeño de todos.

Se espera que, en un futuro, las pantallas de alta resolución vengan con una entrada HDMI del tipo B, pero a día de hoy su uso no es generalizado.

Tecnologías MHL y SlimPort

Aunque va creciendo el número de tablets y móviles con entrada HDMI incorporada, lo cierto es que la mayoría no la tienen.

Si tu dispositivo se incluye en este último grupo, no tienes nada de qué preocuparte, ya que desde hace algunos años existen también en el mercado otras dos tecnologías con las que puedes transmitir vídeo y audio de alta calidad: MHL y SlimPort.

Algunos fabricantes ya han incorporado la tecnología MHL en sus televisores. Si dispones de uno, solo necesitarás un único cable. Este deberá ser enchufado, por un lado, a la entrada micro USB de tu Android compatible, y por otro, a la entrada HDMI de tu TV.

Existen adaptadores para aquellos usuarios sin televisor compatible. Aunque tienen la ventaja de no ser demasiado caros, el gran inconveniente es que descargan mucha batería del dispositivo portátil, por lo que será necesario conectarlo a la corriente.

Los móviles compatibles con SlimPort requerirán siempre de adaptadores -algo más caros que los anteriores-, pero a cambio no consumen demasiada batería. Puedes adquirir este adaptador por 15,90 € en Amazon.

Desde PCWorld España te recomendamos comprobar las especificaciones técnicas de tu móvil o tablet antes de comprar un adaptador, ya que la compatibilidad de estas tecnologías con los dispositivos Android varía de un modelo a otro.