Ser víctima de un hackeo telefónico puede llegar a ser una auténtica pesadilla. El atacante puede obtener acceso a tus cuentas online, a tus redes sociales, al correo electrónico, o incluso a cuentas de compras online o, todavía peor, a tu información bancaria. 

Esto te obligaría a tener que cambiar un montón de contraseñas de cada una de las cuentas, lo cual puede llegar a ser un auténtico calvario, además de bloquear las tarjetas de crédito, ponerte en contacto con tu banco, o tratar de identificar todo aquello a lo que haya tenido acceso el hacker.

En estos casos, es mejor ser proactivo en lugar de reactivo. No esperes a que pueda suceder el hackeo para preocuparte por tu privacidad y seguridad. Toma medidas desde ya para proteger tu dispositivo ante todos los peligros que acechan en la red. 

Como proteger el móvil

A continuación, te mostramos ocho soluciones sencillas que puedes poner en marcha desde estos instantes para proteger tus dispositivos y mantener a salvo tu identidad digital y la de tus familiares. 

  1. Bloquea tu móvil con código PIN, Face ID o huella digital

Cuando las personas piensan en ser pirateadas, lo primero que se les viene a la cabeza es que alguien en una ubicación remota ejecuta un montón de código para obtener acceso a su dispositivo.

Esto a veces puede ser cierto, pero la realidad a veces puede ser mucho más aburrida que eso. Hackear simplemente significa que alguien obtiene acceso no autorizado a los datos de tu smartphone

Esto significa que, si alguien obtiene acceso físico a tu teléfono y accede a tus datos sin tu consentimiento, entonces, por definición, ha sido pirateado. La primera línea de defensa de tu dispositivo es el bloqueo de contraseña o identificación táctil o facial. 

Aunque no son cien por cien fiables, tener una contraseña u otra medida de autenticación habilitada ciertamente mantendrá alejados a un gran porcentaje de personas que de otra manera podrían hacerse con tu teléfono. 

Como proteger el móvil huella dactilar

  1. Realiza copias de seguridad con frecuencia

Hacer copias de seguridad frecuentes de tu teléfono es algo bueno por varias razones. Incluso si tu teléfono no se pierde ni te lo roban, tener una copia de seguridad completa de tu teléfono hace que la transición a un nuevo teléfono sea mucho más fácil. 

Pero si tu teléfono se pierde o te lo roban, puedes borrar los datos de este teléfono de forma remota mientras tienes la tranquilidad de que aún tienes acceso a todos tus datos. Recuerda que si no tienes al menos tres copias de tus datos, entonces tus datos no existen. 

Te enseñamos cómo hacer una copia de seguridad de tu iPhone, así como de un teléfono Android.

  1. No guardes contraseñas en tu teléfono

En líneas generales, es mejor no almacenar contraseñas o información confidencial en tu móvil, como puedan ser detalles de tarjetas de crédito, fotos de tu DNI o cualquier otra información de identificación personal. 

Si llega a ser pirateado y el atacante tiene acceso a esa información, te causará graves problemas y podría vaciar tu cuenta bancaria. Si deseas almacenar contraseñas en tu teléfono, asegúrate de hacerlo usando un programa administrador de contraseñas. 

Los administradores de contraseñas requieren de una contraseña maestra para acceder a todas las credenciales de tu cuenta, así que crea una contraseña maestra segura y conviértela en algo que puedas recordar. No almacenes esta información en tu teléfono. 

  1. Descarga apps solo de tiendas oficiales

Esto se aplica principalmente a los usuarios de Android, ya que el proceso de verificación de aplicaciones de Apple es mucho más estricto que el de Google. Además, Android permite la descarga de aplicaciones de terceros, lo que facilita que entres en contacto con una aplicación maliciosa.

Ten también en cuenta los permisos que otorgas a las aplicaciones. Algunas aplicaciones solicitan acceso a tu cámara, micrófono, fotos, etc. Aunque algunas aplicaciones tienen usos legítimos para esto, te exponen al fraude si concedes acceso a diestro y siniestro. 

Cómo proteger el móvil

  1. Mantén tu teléfono y tus aplicaciones actualizadas

Aunque siempre es posible posponer las actualizaciones, muchas de estas brindan mejoras en aspectos de seguridad con parches considerados críticos. Si hay vulnerabilidades conocidas en un sistema operativo o una aplicación, los malhechores las intentarán explotar.

En este sentido, mantener tus aplicaciones y sistemas operativos del móvil actualizados te mantendrán un paso por delante de los posibles piratas informáticos. Recuerda que si no estás utilizando una aplicación, es una buena práctica eliminarla y reducir amenazas. 

  1. Utiliza siempre la autenticación de doble factor

La autenticación de dos factores, también llamada (2FA), es un método de autenticación que mejora la seguridad de tus cuentas. En lugar de solo solicitar una contraseña para ingresar a tu cuenta, deberás proporcionar un método secundario de verificación de identidad.

La 2FA viene dada de muchas formas, como SMS, aplicaciones de autenticación, Bluetooth e incluso claves de seguridad físicas. Cada tipo de 2FA proporciona un nivel variable de seguridad. Comprender los fundamentos te ayudará a decidir qué método es mejor para tí.

  1. Usa una VPN

Cuando navegues por la web utilizando redes wifi públicas, usa siempre una red privada virtual (VPN). Una conexión VPN enmascara tu IP y encripta cualquier información que envíes, lo que dificulta que los atacantes puedan interceptar tus comunicaciones.

Esto permite que hacer cosas como comprar algo en línea sea un poco más seguro. Pero eso solo significa que no pueden acceder a tu información personal. ¿Pueden realmente hackear tu teléfono si no estás usando una VPN? Sí.

Sin una VPN, tu dirección IP está abierta. Un método de piratería conocido como piratería remota, es cuando un atacante obtiene acceso a tu dirección IP y la usa como una puerta trasera en tu teléfono inteligente (o cualquier otro dispositivo). 

Con una VPN, estarás utilizando la dirección IP del servidor VPN al que está conectado tu dispositivo en lugar de la dirección IP real de tu móvil, lo que redunda en una mayor protección frente a la piratería remota.

Echa un vistazo a nuestro ranking de las mejores VPN del año. También tenemos otros artículos interesantes como el de las mejores VPN gratis que puedes usar hoy o las mejores VPN para conexiones realizadas desde España.

  1. Ten un plan B si te roban el móvil

En el caso desafortunado de que tu teléfono sea pirateado o robado, es importante contar con un plan para que puedas neutralizar rápidamente cualquier daño que el pirata informático pueda causarte. 

En primer lugar, no esperes para aprender cómo limpiar tu teléfono de forma remota hasta que te lo roben. Cuanto más rápido borres tu información, mejor. Una vez que hayas limpiado el teléfono, ahora es el momento de localizarlo. 

Plan B si te roban el móvil

Puedes usar ‘Buscar mi iPhone’ para iPhone o el Administrador de dispositivos Android de Google para encontrar tu dispositivo incluso después de haber limpiado el teléfono o si el ladrón/hacker lo restableció de fábrica.

Lo siguiente que debes hacer es acudir a la policía para denunciar el robo. Actúa de forma minuciosa en tu descripción y toma nota de cualquier información importante que más tarde necesites para informar a tu operador o a la compañía de seguros. 

Si piensas que el pirata informático ha podido tener acceso a tu información personal, como información bancaria o tarjeta de crédito, comunícate de inmediato con tu banco para congelar tu cuenta y todas las tarjetas asociadas para evitar compras no autorizadas. 

También deberías congelar o bloquear tu crédito para que el atacante no pueda abrir ninguna cuenta a tu nombre.