En verano, los dispositivos móviles se exponen a un mayor número de riesgos a los que los propietarios debemos extremar la precaución. Con el fin de evitar sustos mayores, la firma Sophos ofrece una serie de recomendaciones a tener en cuenta.

El primer paso más importante es bloquear el terminal, y no solo con el bloqueo de la tarjeta SIM, que impediría la realización de llamadas, sino también fijar una contraseña al dispositivo, ya sea numérica o con un patrón de desbloqueo la cual ofrecen ya la mayoría de sistemas operativos móviles.

Otra recomendación es no conectarse a redes WiFi que no estén protegidas, ya que estas redes no son seguras y pueden utilizarse para explotar vulnerabilidades de los terminales en base a determinadas aplicaciones o a la navegación web. En relación a la conectividad, debemos mantener desconectado el Bluetooth del terminal siempre que no lo utilicemos, ya que es otra puerta de entrada para los ciberdelincuentes que pretenden extender el malware.

La instalación de aplicaciones debe realizarse desde las Store oficiales de cada plataforma y siempre que tengan reconocimiento por los usuarios. Una de las vías que utiliza el malware para infectar estos terminales es disfrazarse de aplicaciones legítimas.

Por último, Sophos recomienda mantener actualizado el software de los dispositivos. Basta con tener activada la pestaña de actualizaciones automáticas para que el dispositivo nos informe de su existencia. De este modo, se tapan los agujeros de seguridad que se descubren constantemente. Contar con un software antivirus específico para dispositivos móviles también es una buena elección, especialmente en dispositivos Android para hacer frente al malware y filtrado de spam. Sophos Mobile Security 2.5 fue lanzada recientemente y también incluye un control sobre los mensajes de texto y llamadas que recibamos.