La inmensa mayoría de usuarios de ordenadores ha sufrido en algún instante las consecuencias de tener un virus en su PC o una infección de malware que altera el buen funcionamiento de su ordenador o impide su arranque.

Si resulta que todavía puedes entrar en Windows y cuentas con acceso a Internet, sigue leyendo, puesto que te enseñamos cómo poder eliminarlo de tu ordenador. Si tu PC no funciona, no se inicia correctamente, o no puedes conectarte, consulta el siguiente apartado del artículo o consulta cómo eliminar un virus de tu ordenador o portátil Windows.

¿No estás seguro de si es un virus? Aquí hay algunas claves que suceden en tu ordenador cuando éste tiene virus o malware en ejecución:

  • El sistema va muy despacio. Las ventanas y aplicaciones se ralentizan
  • Estás viendo muchos mensajes emergentes que no habías visto antes
  • Se inician programas en tu versión de Windows que no reconoces

Cómo eliminar un virus de tu portátil o PC

Si eres afortunado y tienes instalado un programa antivirus en tu PC, ejecuta un análisis inicial. Si resulta que nada es detectado, sigue estos pasos en el orden que te indicamos, y no reinicies tu equipo hasta que hayas completado todos los pasos.

  • Algunos programas maliciosos intentan impedir que sean detectados y eliminados.. Para combatir este comportamiento descarga y ejecuta rkill.
  • Descarga e instala la última versión de Malwarebytes. Inicia el programa y ve a ‘Configuración> Proteger> Buscar rootkits’. Regresa al panel de control y haz clic en ‘Escanear ahora’.
  • Instala y ejecuta Malwarebytes ADWcleaner, y luego haz clic en ‘Escanear’.

 Cómo eliminar un virus cuando Windows no funciona

Si resulta que no puedes entrar en Windows para llevar a cabo un análisis del sistema, deberás crear una herramienta de recuperación que puedas usar para arrancar el equipo. Por supuesto, necesitarás disponer de un segundo PC o portátil, así como una unidad de almacenamiento del tipo pendrive o CD/ DVD en blanco.

Descarga la herramienta Norton Bootable Recovery Tool.

Si estás utilizando un CD o DVD grabable, insértalo en la unidad (del segundo ordenador). Busca el archivo Norton Bootable Recovery Tool que acabas de descargar, haz clic con el botón secundario en ‘NBRT.iso’ y selecciona ‘Grabar imagen de disco’.

En la grabadora de imágenes de Windows, selecciona la unidad de disco en la que se encuentra y haz clic en ‘Grabar’. Si estás usando una unidad USB pendrive en lugar de un disco, nuestra recomendación es que descargues e instales la herramienta Rufus.

Inserta una unidad flash USB (la cual será formateada). En ‘Opciones de formato’, selecciona 'Imagen ISO' en el menú desplegable junto a 'Crear un disco de arranque’. Haz clic en el icono de la unidad de disco, navega hasta el archivo Norton Boot Recovery Tool y selecciona ‘NBRT.iso’. Haz clic en ‘Inicio’ y, a continuación, en ‘Aceptar’.

A continuación, inserta tu disco de recuperación o unidad USB en el PC infectado.

Inicia el equipo, pero en lugar de dejar que se inicie normalmente, tendrás que entrar en el menú de la BIOS para forzar el arranque desde la unidad USB. Una tecla en tu teclado (con frecuencia F2) te permitirá acceder a esta pantalla de la BIOS.

Navega por las opciones de arranque y, a continuación, selecciona el disco o la unidad USB como primera unidad. Guarda los cambios antes de salir del menú de la BIOS. Tu máquina se iniciará ahora desde la unidad USB especificada.

Si aparece un menú de arranque en la página ‘Bienvenido a la página NBRT', selecciona ‘Arrancar’ y sigue las instrucciones para iniciar el análisis.

Una vez completado, el sistema te mostrará las amenazas encontradas y te indicará que lleves a cabo algunos de los pasos siguientes. Asegúrate de "arreglar" sólo las amenazas más potenciales, dado que las acciones que lleves a cabo no podrán deshacerse.

Pulsa sobre ‘Corregir y Aceptar’ cuando se te pida confirmación. Haz clic en ‘Reiniciar’ cuando el proceso haya terminado.

Cómo evitar que el equipo con Windows se infecte con otro virus

La mejor manera de mantener tu equipo seguro en Internet es asegurarse de que tu antivirus esté actualizado. Windows 10 tiene un firewall incorporado y un antivirus eficaz bajo el nombre de Windows Defender.

El uso de alguna solución de seguridad adicional siempre es una buena idea, dado que si resulta que adquieres una suite de seguridad más completa, siempre puedes desactivar la seguridad ofrecida por el sistema operativo Windows.

No obstante, ten cuidado de no abrir archivos adjuntos de correo electrónico a menos que estés seguro de lo que contienen y de su procedencia, así como de descargar software solo de lugares y fuentes oficiales y de confianza.

Cuando estés navegando por la web, comprueba la URL para asegurarse de que el sitio en el que crees estar, es el verdadero de la empresa o servicio que deseas y no una falsificación que busca robar tus datos o credenciales para descargarte malware.

Echa un vistazo al artículo en el que te ofrecemos los mejores antivirus para Windows de 2019.