Si eres de los que utiliza habitualmente un USB o una tarjeta de memoria con una pestaña de protección contra escritura, quizás te haya ocurrido que, pese a estar desactivada, tu ordenador sigue detectando como si estuviera activada.

Esta situación, sin duda, es muy frustrante, pero por suerte para ti hoy te traemos la solución definitiva. En primer lugar deberás comprobar que, efectivamente, este seguro está activado. De estarlo, los archivos estarán protegidos y no podrán formatearse o borrarse.

Si el seguro está desactivado y aún así no puedes copiar nuevos documentos en el USB ni editar aquellos allí guardados, deberás optar por uno de los métodos que te explicamos a continuación.

También cabe la posibilidad de que simplemente el dispositivo esté corrupto o roto, en cuyo caso ningún software podrá ayudarte. En ese caso, la única solución será comprarte un USB o una tarjeta nueva y mentalizarte de haber perdido los datos.

Método 1. Ejecuta la herramienta Regedit de Windows

Después de haber conectado el USB o la tarjeta de memoria con protección contra escritura en cualquier ordenador Windows con sistema XP o posterior, deberás ejecutar el programa Regedit, el editor del registro donde se almacena la configuración de tu PC.

Para hacerlo, puedes buscar ‘regedit’ en el menú de Inicio de tu Windows y seleccionar el resultado correspondiente, normalmente el primero de la lista. Cuando se abra, verás que tiene un aspecto similar al del Explorador de archivos de Windows.

Se te preguntará si quieres dar permiso a esta herramienta para que haga cambios en tu equipo. Deberás aceptar, ya que esta es la única manera en la que podrás realizar cambios en los parámetros de tu USB o tarjeta.

Ahora, utiliza la barra para desplazarte hacia abajo y encuentra la siguiente localización: HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\StorageDevicePolicies. En caso de no encontrarla, deberás pasar al método siguiente.

En el panel a mano derecha, deberías encontrar un documento titulado ‘WriteProtect’. Haz doble clic sobre él para cambiar el valor que controla esa protección de escritura de tu dispositivo de almacenamiento. En ‘Información del valor’ cambia el número 1 al 0.

Para guardar los cambios, clica en ‘Aceptar’ y sal del editor del registro de Windows. Es momento ahora de reiniciar el ordenador. Luego ya podrás volver a conectarlo y comprobar si efectivamente el USB ya no está protegido.

Por otro lado, si has sido capaz de acceder a los archivos de tu USB y ves que puedes copiarlos y editarlos, recomendamos guardar una copia en tu ordenador u otra memoria externa. Nunca sabes si vas a poder solucionar el problema en el futuro.

Método 2. Crea la carpeta ‘StorageDevicePolicies’ manualmente

Como hemos anunciado en el apartado anterior, cabe la posibilidad de que la carpeta ‘StorageDevicePolicies’ no te aparezca de forma automática en el editor Regedit. En ese caso, deberás seguir los pasos que te indicamos a continuación.

1. En primer lugar, deberás encontrar la siguiente localización: HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control, a la que tendrás acceso ejecutando la herramienta Regedit.

2. Ahora haz clic derecho sobre el espacio blanco de la carpeta ‘Control’ y selecciona la opción ‘Nuevo’, seguido de la opción ‘Clave’. Ya podrás darle un nombre al archivo, en este caso ‘StorageDevicePolicies’.

3. Con la nueva clave creada, que tiene el aspecto de una carpeta, haz clic derecho de nuevo sobre el espacio blanco y selecciona también ‘Nuevo’. En este caso, del menú desplegable deberás elegir ‘Valor de DWORD (32 bits)’.

4. Finalmente, dale el siguiente nombre al nuevo archivo creado: ‘WriteProtect’.

Cuando hayas finalizado estos pasos, ya podrás seguir con los pasos indicados en el método anterior, es decir, cambiar el valor de 1 a 0, guardar los cambios, salir del registro y reiniciar el ordenador.

Método 3. Utiliza el símbolo del sistema de Windows

Si ninguno de los dos métodos anteriores te ha funcionado, todavía tienes la opción de recurrir a un tercero, para el cual necesitarás también que el USB o tarjeta de memoria en cuestión esté conectado a un ordenador.

A continuación, ya podrás ejecutar el símbolo del sistema, conocido en inglés como Command prompt y también como cmd.exe. Se trata sencillamente del intérprete de comandos de Windows 2000 y posterior.

Como siempre, si no sabes cómo encontrar esta herramienta, puedes buscarla desde el menú de Inicio de tu PC. Si te sale el mensaje de acceso denegado, haz clic derecho sobre el resultado del comando y selecciona ‘Ejecutar como administrador’.

Ahora, en la pantalla negra, escribe ‘diskpart’ y dale a ‘Enter’. Abrirás una línea de comandos con la que, con algo de suerte, podrás traspasar esa protección contra escritura. Deberás introducir los siguientes comandos, siempre dándole a ‘Enter’ entre uno y otro.

  • ‘list disk’
  • ‘select disk X’ (‘X’ corresponde al número del disco que corresponda a tu USB)
  • ‘attributes disk clear readonly’
  • ‘clean’
  • ‘create partition primary’
  • ‘format fs=fat32’ (si utilizas el USB en ordenadores con distinto sistema operativo) o ‘format fs=ntfs’ (si solo lo utilizas en Windows)
  • ‘exit’