Seguramente has pensado alguna vez que tu televisor es, básicamente, como un monitor enorme. Es más, lo más probable es que tenga mejores prestaciones que la pantalla que utilizas en tu ordenador o portátil en la actualidad.

No hay ningún motivo por el cual no deberías utilizar la tele de tu casa como monitor y es por esto que hoy vamos a enseñarte cómo hacerlo. Esto te permitirá llevar el multitasking al extremo ya que ganarás mucho en espacio de pantalla.

No recomendamos comprar un televisor expresamente para utilizarlo con tu ordenador (para eso hay monitores excelentes), pero si ya tienes una buena tele en casa, esta puede resultar una buena alternativa para trabajar, jugar, hacer videollamadas, ver películas…

Antes de seguir, nos gustaría dejar claro que, obviamente, hay muchos tipos de televisores, con tamaños, resoluciones y tecnologías distintas. Es imposible escribir un tutorial que vaya bien con todos ellos, pero este artículo te servirá para que te hagas una idea.

Cómo conectar tu ordenador o portátil a la tele

En primer lugar, necesitarás conectar tu ordenador o portátil al televisor. Así ya lo podrás usar como monitor. En la mayoría de los casos, ambos dispositivos contarán con un puerto HDMI, por lo que bastará con usar un cable HDMI para conectarlos entre sí.

Si este no es tu caso, deberás comprobar qué puertos tienen tu televisor y tu ordenador en común (aunque puede que no tengan ninguno). Según los años que tengan tus dispositivos, tendrán puertos VGA o DVI o incluso DisplayPort y USB-C si son más modernos.

En conclusión, deberás adquirir un cable que pueda conectar un dispositivo con otro (y transferir tanto vídeo como audio). Recuerda que no necesariamente tienen que ser los mismos puertos, ya que puedes adquirir, por ejemplo, un cable de HDMI a DisplayPort.

Es necesario puntualizar que los puertos también tienen diferentes tamaños, por lo que en ocasiones necesitarás la versión mini de uno u otro puerto. Puede que incluso necesites recurrir a un adaptador para conectar la tele y el ordenador.

Cómo configurar los ajustes de la pantalla

Con un poco de suerte, ya podrás empezar a utilizar el televisor como pantalla para tu ordenador al conectar los dos dispositivos entre sí. No obstante, no siempre la tecnología funciona de forma automática y deberás ajustar su configuración.

En tu ordenador o portátil Windows, deberás hacer clic derecho en el Escritorio y seleccionar ‘Configuración de pantalla’. Allí, deberías ver una opción llamada ‘Seleccionar y reorganizar pantallas’.

Te habrás dado cuenta que esto solo funcionará en caso de que el ordenador al que estés conectando el televisor ya tenga otra pantalla. En este primer ejemplo, pues, te enseñamos cómo usar la tele como segunda pantalla (número ‘2’ en la imagen de arriba).

Para que una ventana que tengas abierta en tu ordenador salga en el televisor, bastará con que la arrastres “fuera” del ordenador hasta la tele. En el panel de ajustes puedes configurar para que los números ‘1’ y ‘2’ correspondan con una u otra pantalla.

Quienes quieran que la tele sea su única pantalla deberán dirigirse a otra sección del panel ‘Configuración de pantalla’. En ‘Varias pantallas’, despliega el menú y selecciona la opción ‘Mostrar únicamente 2’ (en nuestro caso, ‘2’ es la tele).

En esta sección también puedes ajustar la resolución y la escala de la pantalla de tu televisor, que probablemente deben cambiarse. Eso dependerá de cada dispositivo, pero en nuestro caso hemos seleccionado resolución 4K y al 200 %.

Cómo configurar los ajustes del televisor

Los televisores no están diseñados ni calibrados para ser usados como pantalla de ordenador, así que cabe la posibilidad que la imagen no se vea del todo bien. Es aquí cuando entra en juego la configuración de tu TV.

Lo más importante es asegurarse que no tienes activada la opción de nitidez (o si la tienes, que esta esté bajada al máximo). También deberás desactivar la opción de overscan, ya que eso hace que la imagen no esté centrada.