Ver como el puntero de tu portátil se congela mientras escribes o trabajas con tu equipo es una de las situaciones más frustrantes que puedes experimentar, o incluso si solo introduce ciertos retardos en el movimiento que hagas con tus manos. 

En este artículo, queremos mostrarte cómo resolver este problema para que puedas volver a trabajar de manera eficiente y centrarte en lo que realmente importa, que es tu trabajo. 

Muchos ordenadores portátiles te permiten desactivar el touchpad o controlador de puntero, ya sea usando un botón dedicado, mediante una combinación de teclas, o incluso a través de la BIOS del equipo. 

Es demasiado fácil presionar accidentalmente ese botón y preguntarse por qué el cursor del ratón está atascado o no se mueve. Si tienes alguna mascota como un gato, también hay una cierta probabilidad de que se pose encima y lo pueda desactivar sin que te des cuenta. 

Cuando esto sucede, reiniciar tu portátil no te permitirá solucionar el problema. En su lugar, deberás encontrar el botón dedicado o la combinación de teclas de función presentes en el teclado que te permitirá habilitar de nuevo el touchpad.

También puede suceder que alguien más haya deshabilitado el trackpad a través de Windows. Te contamos las distintas formas de habilitarlo nuevamente. 

Busca entre las teclas la función dedicada

Lo primero que debes hacer es verificar si hay alguna tecla de función dedicada en tu teclado que tenga un icono que parezca un panel táctil con una línea que lo atraviese. Si lo encuentras, presiónalo y probablemente verás que el cursor comienza a moverse de nuevo.

De lo contrario, comprueba que está presente en la fila de teclas de función situada en la parte superior del teclado. Muchos tendrán iconos, así que nuevamente busca uno que pueda ser un trackpad, generalmente F7, pero también hemos visto portátiles que usan F5 y F9.

En la mayoría de los casos, se trata de una función dedicada en segundo plano, de manera que para su uso, tendrás que pulsar previamente la tecla Fn y mantenerla pulsada para  luego presionar la tecla de función correspondiente para que el cursor vuelva a la vida.

Comprueba la configuración de Windows

Para verificar si tu trackpad se ha deshabilitado en Windows, haz clic en el botón Inicio, escribe ‘configuración del ratón’ en el campo de búsqueda de Windows y luego selecciona (Configuración del ratón) en los resultados de búsqueda.

En Windows 10, simplemente escribe la palabra. Dentro de ‘opciones de mouse adicionales’ encontrarás una serie de pestañas que te permitirán modificar los ajustes. Selecciona la opción de puntero o touchpad y comprueba que se encuentra activado.

Si tu portátil va lento en líneas generales o tienes problemas con el sistema operativo, consulta el artículo sobre cómo acelerar la velocidad de tu equipo con Windows.

LED en el panel táctil

Algunos portátiles HP exhiben un indicador LED en la esquina superior izquierda del mismo touchpad. Si el suyo está encendido, significa que el panel táctil está desactivado. Pulsa suavemente dos veces en la zona para volver a habilitar el funcionamiento del pad.