Existen miles de razones distintas por las que quieras reproducir vídeos que tienes guardados en tu ordenador o portátil a tu televisor. En este artículo te enseñaremos a hacerlo utilizando dos productos muy populares: VLC y Chromecast.

Lógicamente, necesitarás disponer de Google Chromecast y de una televisión compatible con este dispositivo. También deberás tener instalada la última versión del reproductor multimedia gratuito VLC.

Por otro lado, debes tener en cuenta que tanto el Chromecast como el ordenador desde el que reproduzcas el vídeo tienen que estar conectados a la misma red. Uno puede estar conectado mediante el wifi y el otro con un cable Ethernet.

Cómo ver vídeos en Chromecast con el reproductor VLC

En primer lugar, abre el programa VLC y haz clic sobre la pestaña ‘Reproducción’ de la barra superior de herramientas. Del menú desplegable, selecciona ‘Procesador’ y se iniciará la búsqueda de dispositivos compatibles conectados a la red.

Cuando aparezca la opción de ‘Chromecast’, haz clic sobre ella. Luego, abre el vídeo que quieras reproducir en tu televisión. Antes de que empiece a reproducirse, quizás te aparezca una alerta. Deberás aceptar para poder ver el vídeo en la tele.

Si ya te has asegurado de que tu televisor está encendido y de que has seleccionado la entrada HDMI correspondiente a tu Chromecast, ya deberías poder ver el vídeo desde la pantalla de tu TV.

Ciertamente no es la forma más ideal de ver películas, series y otros vídeos en tu tele, ya que los botones de reproducción solo podrán controlarse desde el programa VLC instalado en tu ordenador.

Quizás te resulte más cómodo reproducir vídeos en VLC desde la app que puedes instalar en tu smartphone o tablet. Así, podrás utilizar cómodamente tu teléfono móvil o tableta como mando a distancia.

¿Cuál es la mejor forma de reproducir vídeos de un PC en una TV?

Existen varias formas de conectar un portátil a una TV, por lo que quizás no encuentres el método anterior el más cómodo de todos. De hecho, nosotras nos decantamos especialmente por la opción de instalar Plex tanto en Windows como en tu Smart TV.

Verás que te resultará muy fácil instalar primero el centro multimedia Plex en tu ordenador, o en tu dispositivo NAS en caso de tener uno, y luego instalar la aplicación de Plex para televisores inteligentes.

Si tu televisor no es compatible con Plex, recomendamos comprar un Fire TV Stick e instalarlo allí. También puedes instalar la app en tu dispositivo Android y duplicar la imagen utilizando un Chromecast, aunque personalmente preferimos la opción de Amazon.

La gran ventaja de este método es que podrás escoger qué ver y utilizar los controles de reproducción desde la tele o usando el mando de Amazon, y no desde tu ordenador como en el caso de VLC. Además, la duplicación de pantalla en VLC está todavía en beta.