Es fácil perder la clave de producto de Windows ya que normalmente desaparece cuando nos deshacemos de la caja en la que viene nuestro nuevo ordenador portátil o PC.  

En algunos casos, el dispositivo viene con una pegatina con un código de barras donde aparece la clave que buscamos, aunque es también frecuente que con el paso del tiempo la pegatina se rompa o que la tinta se desvanezca.

Por suerte existen aplicaciones capaces de buscar en el registro de Windows y encontrar la clave de producto que buscas. Normalmente esta información está encriptada, por ello es necesario hacer uso de programas y software especiales.

Por ejemplo, puedes descargar ProduKey o Magical Jelly Bean KeyFinder. Ambas son aplicaciones gratuitas que te permitirán encontrar claves de producto de Windows XP, Windows Vista, Windows 7, Windows 8, y en algunos casos también Windows 10.

Con Magical Jelly Bean, puede incluso usarse para escanear una instalación de Windows en otro disco duro y extraer la clave en caso de que Windows no arranque.

Sin embargo, deberás ejecutarlo desde otro equipo que funcione con la misma versión de Windows (XP o Vista).

En caso de que estos programas gratuitos no funcionen, existen alternativas más potentes de pago como Recover Keys.

¿Cómo encuentro la clave de producto de Windows 10?

Windows 10 es un caso diferente ya que no necesariamente requiere la clave de producto como las versiones más antiguas. No obstante, si has comprado una versión física (en caja) de Windows 10, el código aparecerá en una etiqueta en el paquete.

Si compraste una versión digital de Windows 10 por Internet, es decir, sin caja, habrás recibido la clave de producto en un email.

Sin embargo, si obtuviste Windows 10 mediante una actualización gratuita, o si vino ya instalada en un PC u ordenador portátil que compraste, puede que no tengas forma de saber cuál es la clave de producto (al menos a priori).

Microsoft ofrece un método alternativo a la clave de producto llamado “derecho digital”.

Si compraste un PC, ordenador portátil o tablet con sistema operativo Windows 10, debería de venir con una etiqueta o certificado de autenticidad que contenga la clave de producto.

Esto no siempre es así. Nos consta que algunas marcas deciden no poner etiquetas con la clave de producto por motivos de seguridad.

Sin embargo, haciendo uso de ese “derecho digital”, también llamado “licencia digital”, almacenan dicha clave en alguna parte del dispositivo y se activa de forma automática en caso de que sea necesario.

Afortunadamente, al igual que con las versiones anteriores, es posible extraer la clave de producto de Windows 10 con ProduKey.

Nota: El programa puede estar vetado por tu programa antivirus, ya que es una herramienta utilizada para extraer claves y algunos antivirus lo consideran como un virus o malware, pero confía en nosotras: es seguro.

Escribe tu clave de producto en un papel y guárdalo de forma segura. Si alguna vez necesitas reinstalar Windows 10 en algún otro ordenador, o si decides limpiar tu disco duro y volver a instalar todo de cero, podrás hacerlo sin problema.

¿Necesito la clave de producto para volver a instalar Windows 10?

Dado que Windows tiene la “firma digital” de la actualización inicial, reconoce la combinación de componentes cuando haces una instalación ‘limpia’ y automáticamente activa Windows.

Esto significa que podrás saltar de forma segura la pantalla que solicita una clave de producto al comenzar el proceso de instalación. No es necesario.

Es frustrante que no haya ningún mensaje que explique que la pantalla de solicitud de clave es solo para aquellos que hayan comprado Windows 10 y que todavía no hayan ingresado la clave.

Por lo tanto, incluso si te saltas esa pantalla durante la instalación, Windows 10 debería activarse siempre y cuando no hayas realizado ningún cambio importante en el equipo.

La actualización de un disco duro a una unidad SSD no afectará a nada, ni tampoco el cambio de la tarjeta gráfica. Sin embargo, actualizar la placa madre o placa base y el procesador probablemente contará como "cambio significativo".

Tendrás en este caso que llamar a la línea de soporte de Microsoft si ves que Windows ya no está activado, o si lo estás reinstalando.

¿Cómo se si Windows 10 está activado?

Haz clic con el botón derecho del ratón en el botón de ‘Inicio’ con el logo de Windows y elige la opción ‘Sistema’ dentro del menú que aparecerá.

Después, haz clic en ‘Actualización y seguridad’, buscando la opción en el menú de la parte izquierda de la pantalla y elige la opción de ‘Activación’.

Verás un apartado en el que dirá si Windows está activado o no. En nuestro caso, puedes ver que junto a ‘Activación’, debajo de ‘Edición’, dice lo siguiente: “Windows está activado con una licencia digital”.

Esto quiere decir que no tendrás una clave de producto ya que fue una actualización de las versiones anteriores Windows 7 o Windows 8.

De forma similar, si al llevar a cabo el mismo proceso, en el apartado de ‘Activación’, ves una pantalla similar a la de la imagen de abajo, quiere decir que se está ejecutando una versión anterior a la “actualización de los creadores”.

¿Qué hago si Windows está activado con una licencia digital?

Si no puedes extraer la clave de producto porque Windows 10 está utilizando una licencia digital, necesitarás enlazar esa licencia con tu cuenta de Microsoft.

Después de llevar a cabo este proceso, incluso si actualizas la CPU o la placa base, Windows se volverá a activar cuando se inicie el hardware actualizado por primera vez y se conecte a Internet. (Esto se aplica la versión Anniversary Update de Windows 10 y posteriores).

Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Abre la app de ‘Configuración’
  2. Haz clic en ‘Cuentas’
  3. Selecciona ‘Tu información’, y después la opción de ‘iniciar sesión con una cuenta Microsoft’
  4. Ingresa tus datos y contraseña Windows
  5. Crea un PIN si lo deseas o haz clic en ‘Saltar este paso’

Ahora, para chequear que la licencia digital ha sido correctamente asociada a tu cuenta Microsoft, haz lo siguiente:

  1. Abre la app de ‘Configuración’
  2. Haz clic en ‘Actualización y seguridad’
  3. Haz clic en ‘Activación’
  4. Asegúrate de que aparece un mensaje en el apartado de ‘activación’ en el que se afirme que “Windows está activado con una licencia digital y enlazado a tu cuenta de Microsoft”.

Ahora podrás actualizar tu hardware y no tendrás por qué tener ningún problema con tu licencia de Windows 10.