La memoria RAM de los equipos es un elemento fundamental para el funcionamiento del PC o portátil. Actúa como un almacén de datos de acceso de manera que permite llevar a cabo toda una serie de funciones de manera instantánea y a la vez. 

Por ejemplo, navegar por la web, transmitir vídeos, enviar correos o jugar con el PC no sería posible sin la adecuada cantidad de memoria RAM. Sin embargo, esto continúa haciéndose más eficiente con el tiempo, por lo que merece la pena actualizarla. 

Los sistemas operativos necesitan cada vez de más cantidad de memoria RAM, al igual que ocurre con las aplicaciones que instalamos y los programas que a su vez despliegan subprocesos que en ocasiones se ejecutan en segundo plano. 

A continuación, te contamos cómo optimizar tu cantidad de memoria RAM para obtener el máximo rendimiento antes de llevar a cabo una ampliación de los módulos de memoria. No siempre puedes confiar en la BIOS (o UEFI) para alcanzar velocidades más altas. 

Cómo actualizar la RAM

El proceso de actualización en sí no es complicado e incluso puedes extrapolar los pasos a un ordenador portátil siempre que tengas acceso a sus zócalos o ranuras de memoria correspondientes. 

Lo más importante es que te asegures de que la corriente de energía o fuente de alimentación de tu portátil esté apagada y la batería extraída siempre que sea posible. Lo ideal también es utilizar una pulsera antiestática para no afectar a los módulos de memoria. 

Los ordenadores PC modernos deberían detectar automáticamente la nueva memoria la próxima vez que inicies el sistema, pero no necesariamente elegirán la velocidad correcta de proceso así como otras configuraciones. 

En estos días, se utiliza un estándar llamado SPD (Detección de presencia en Serie) que debería hacer que el proceso sea lo más automático posible. Pero, si has comprado una RAM superrápida y nueva, debes comprobar que funciona a su máxima velocidad. 

Cómo comprobar la velocidad de la RAM

La forma más rápida de adivinar la velocidad actual de tu memoria es utilizar y ejecutar un programa del tipo CPU-Z. 

Haz clic en la pestaña de ‘Memoria’ y te indicará la velocidad actual, junto a la frecuencia de DRAM de tu RAM. Probablemente será alrededor de la mitad de la velocidad que esperabas ver, algo que se debe a que es una memoria de tipo DDR. 

DDR significa doble velocidad de datos, por lo que la velocidad efectiva es el doble de la frecuencia. En nuestro caso, son 1400 MHz que se convierten en 2800 MHz efectivos. Puedes hacer clic en la pestaña SPD y podrás ver los detalles de cada módulo instalado. 

Nuestro PC cuenta con dos módulos de 4 GB de la marca Patriot 2800 C16, según CPU-Z. Esta información puede ser útil si no sabes qué está instalado en tu equipo así como para ver si dispones de ranuras libres en tu placa base. 

Para saber si las ranuras son óptimas y soportarán tu módulo de memoria RAM, deberás consultar el manual de tu placa base, para lo que debes fijarte en el nombre del modelo. Esto te dirá en qué ranuras instalar cada memoria, dependiendo de la cantidad instalada. 

La configuración típica son dos módulos y estos deben instalarse de modo que estén en canales diferentes o salteados. Es por eso que el manual normalmente te indicará que los instales en A2 y el otro en B2, como en la imagen que mostramos a continuación: 

El hecho de usar un módulo en cada canal implica que obtendrás un mejor rendimiento que tener dos módulos en el mismo canal. Así pues, revisa que el interior de tu PC los tenga instalados así si quieres optimizar la configuración. Esto no se aplica a los portátiles. 

El uso del fabricante y el número de placa proporcionados por CPU-Z también suele ser suficiente para poder buscar las especificaciones de tu RAM en la red y ver a qué velocidad debería estar funcionando para obtener las máximas prestaciones. 

En nuestro caso, tuvimos que comprobar los módulos físicos ya que el nombre real es Patriot Viper Xtreme, algo que no era claramente reconocido por el programa. Afortunadamente, estaba funcionando a la velocidad correcta de 2800MHz. 

Si detectas que tu memoria RAM está configurada más lenta de lo que realmente soporta el sistema, sigue leyendo para proceder con el siguiente paso. 

Cómo modificar la velocidad de la RAM en la BIOS

Como hemos mencionado, todos los ordenadores PC más recientes de los últimos 4 o 5 años tienen una BIOS o sistema UEFI que establecerá los tiempos de memoria de acuerdo con una tabla SPD aprobada por JEDEC.

Son un montón de símbolos y acrónimos, pero en esencia, significa que la placa base puede configurar automáticamente la RAM a una frecuencia segura que haya sido probada por la marca y que se sabe que funciona sin cuelgues o cuellos de botella. 

Puedes ver estas configuraciones en CPU-Z ya que tienen 'JEDEC # 5' en la parte superior. JEDEC, si tienes curiosidad, es el Consejo de Ingeniería de Dispositivos Electrónicos que determina estas velocidades como un estándar.

Si en tu caso dispones de una RAM super rápida para juegos y entornos Gaming, podrás operar más rápido que las velocidades fijadas como estándar. Pero, a menos que hayas habilitado XMP en tu BIOS, no lo será. 

XMP (que significa Extreme Memory Profile) es una tecnología de Intel que te permite configurar rápidamente múltiples tiempos de memoria simplemente con seleccionar un perfil, muy empleada por los usuarios para aplicar ajustes rápidos en función del juego. 

No obstante, deberás hacer esto en la BIOS, así que reinicia tu PC y presiona la tecla apropiada para acceder a la pantalla de la BIOS. Presta atención a las indicaciones de tu PC mientras se reinicia para contar con esta información. 

La BIOS que manejamos en nuestro caso es un modelo de la placa base MSI, lo  cual lo hace especialmente fácil, porque hay un gran botón de encendido / apagado XMP en el menú principal y, en el modo EX, incluso muestra la frecuencia en una fuente enorme. 

Saca el máximo partido a tu RAM

Pero es posible que debas buscar en la memoria o en configuraciones avanzadas en tu BIOS para encontrar la función que buscamos. Si tu RAM tiene más de una configuración XMP, entonces puedes elegir la más rápida y ver si tu PC funciona bien. 

Si no es así, baja al más lento y vuelve a intentarlo. Es un proceso que requiere su tiempo para conseguir unos ajustes estables. Nuevamente, la BIOS MSI muestra los cambios que has realizado para resaltar la configuración del antes y el después. 

Podrás ver los saltos de velocidad de RAM de 2100MHz a 2800MHz cuando habilita XMP.

A menos que sepas lo que estás haciendo, no cambies los tiempos individuales de tu RAM en la configuración de memoria avanzada. 

Cuando XMP esté habilitado y el perfil seleccionado, guarda los cambios en la BIOS y reinicia tu PC para que los cambios queden registrados. Verifica nuevamente con CPU-Z nuevamente Windows se esté ejecutando si la RAM ha cambiado sus valores. 

Llegados aquí, es posible que te interese leer cuál es la temperatura normal de la CPU durante su funcionamiento.