Puede que estos días de videollamadas por Zoom o Teams hayas tenido problemas de sonido con tu ordenador. No son algo casual, puesto que en ocasiones, se compagina el sonido de los altavoces con el de los auriculares o los micrófonos de ambos. 

Ya sea que los auriculares que has conectado no puedan oírse, o simplemente, que no recibes sonido de los altavoces incorporados en el portátil, es algo que puede llegar a frustrar si te sucede justo antes de una videollamada importante. 

Si ahora confías en un dispositivo para trabajar desde casa o mantenerte en contacto con amigos y familiares, es crucial solucionar cualquier problema de audio lo antes posible. 

A continuación, te mostramos algunos pasos a dar para poder solventar un problema con la configuración de tu micrófono o altavoces. 

Actualiza a la última versión de Windows 10

Antes de intentar cualquier otra cosa, merece la pena verificar de que tu equipo dispone de la última versión de software disponible para tu sistema operativo. Para ello, dirígete a ‘Configuración > Actualización y seguridad > Buscar actualizaciones’.

 Si ya hay una actualización esperando, procede con su instalación. En el momento de escribir este artículo, la actualización de Windows 10 May Update 2020 era la última en llegar, con una serie de correcciones de errores. 

Si crees que una actualización ha sido poser la principal causa del problema, siempre puedes retroceder a una versión anterior para solventar el problema. En ocasiones, la simple instalación de un programa o driver puede afectar a los ajustes del sonido. 

Comprueba el mezclador de volumen

Aunque parece evidente, en ocasiones, sucede que los controles de volumen se encuentran bajo o hemos pulsado erróneamente la tecla de función encargada de silenciar el audio. Cerciórate de que no lo hayas pulsado por error. 

Al hacer clic en el icono del altavoz, situado en la barra de tareas, obtendrás una descripción general básica, pero Windows 10 también permite manejar controles deslizantes con mayor detalle. 

Si pulsas sobre este icono con el botón derecho del ratón, verás que aparecen una serie de funciones entre las que se encuentra la de ‘Solucionar problemas de sonido’. También puedes probar a abrir el mezclador de sonido para ver los niveles de entrada y salida. 

Usar el solucionador de problemas de audio

El mensaje de ‘Windows está buscando una solución al problema’ puede haber sido molesto en el pasado, pero bien es verdad que puede servir para encontrar problemas relacionados con el audio. 

  1. En la barra de búsquedas, junto al menú Inicio, escribe 'solucionar problemas'
  2. Haz clic en la opción que dice 'Solucionar problemas de configuración' y busca una sección que diga 'Poner en marcha' 
  3. Aquí debes encontrar la opción 'Reproducir audio'. Haz clic y luego vuelve a pulsar sobre la opción de 'Ejecutar el solucionador de problemas'
  4. Haz clic en el nuevo icono que aparece en la barra de tareas y elige el dispositivo de audio que deseas solucionar.
  5. Ejecuta el solucionador de problemas y prueba con las sugerencias que te ofrece.

Comprobar dispositivos de salida

Si recientemente has conectado unos auriculares u otra fuente de reproducción de audio, es probable que el dispositivo esté emitiendo el audio en otro lugar. Para comprobarlo, procede de la siguiente forma:

  1. Localiza el icono del altavoz en la barra de tareas, a la que podrás acceder mediante el icono ‘^’ si aún no lo ves visualmente junto a otros. 
  2. Haz clic derecho y selecciona 'Abrir configuración de sonido'
  3. Haz clic de nuevo en el cuadro desplegable de 'Elige tu dispositivo de salida' y asegúrate de que esté configurado en el lugar correcto.

Desde aquí, también podrás asegurarte de que el volumen maestro esté configurado en un nivel adecuado de escucha, y también hay una opción para solucionar problemas. 

Actualizar los controladores ‘drivers’ de la tarjeta de sonido

Los problemas del controlador de la tarjeta de sonido pueden causar problemas de audio sin que lo sepas, ya que ayudan a que Windows 10 pueda comunicarse con el resto de hardware del equipo. 

La instalación de actualizaciones debería ayudar a optimizar ciertos aspectos. En ocasiones, el driver de un dispositivo hardware puede haberse visto afectado por la instalación de un programa o aplicación. 

  1. En la barra de búsqueda de al lado del menú Inicio, escribe 'Administrador de dispositivos' y haz clic en el resultado superior.
  2. Verá varias carpetas aquí, pero la que desea es 'Entradas y salidas de audio'
  3. Pulsa sobre ella y si tienes una tarjeta de sonido, se mostrará aquí
  4. Haga clic en el icono de 'Controlador' y elige la opción 'Actualizar controlador'
  5. Reinicia tu equipo para que los cambios surtan efecto. 

Desde este menú de controladores, también podrás desinstalar el dispositivo. Esto actúa como una instalación limpia del driver de tu tarjeta de sonido, ya que Windows 10 te pedirá que lo instales nuevamente. 

Si los controladores del fabricante no funcionasen, puedes tratar de cambiar a los controladores genéricos que asigna Windows 10 de manera predeterminada. Prueba a hacer lo siguiente: 

  1. Dirígete al mismo menú, pero cuando hagas clic en 'Actualizar controlador', selecciona 'Buscar software de controlador en mi ordenador’.
  2. Elige 'Permitirme elegir de una lista de controladores de dispositivo', a partir de lo cual, deberías encontrar algo llamado 'Dispositivo de sonido de alta definición'.
  3. Este es el controlador genérico. Selecciona e instala para ver si funciona.