Si a estas alturas te preguntas cómo poder aumentar el rendimiento de tu PC o portátil con Windows 11, es posible que ya conozcas una forma; la de utilizar el control deslizante de rendimiento de energía de Windows 10. 

Sin embargo, resulta que en Windows 11, Microsoft lo ha desplazado a una nueva ubicación, de manera que no resulta tan fácil localizarlo. A continuación, te mostramos cómo encontrarlo y poder activarlo.

Microsoft ofrece una forma sencilla de aumentar el rendimiento del equipo en Windows 10, En la barra de tareas de Windows, haz clic en el icono de la batería para abrir lo que conocemos como el control deslizante de energía y cambiar el rendimiento por una mayor autonomía. 

Esta característica es común para todos los ordenadores portátiles salvo en el caso de que utilices un ordenador de escritorio. Pero con la llegada de Windows 11, Microsoft reduce el control deslizante a una configuración mínima, preservando la duración de la batería a costa de un menor rendimiento. 

En dispositivos Surface como es el caso de la Surface Laptop 4 o la Surface Pro 7, basta con deslizar la barra de rendimiento a “mejor rendimiento” para obtener un impulso adicional de un 6 o un 7 % según el punto de referencia. 

Con la llegada de Windows 11, Microsoft movió el control deslizante de rendimiento de energía situado en la tradicional barra de tareas de Windows, a una nueva ubicación dentro del menú de ‘Configuración’ de Windows. 

Barra de herramientas en Windows 11

De esta forma, al hacer clic en el icono de la batería existente en la barra de tareas de Windows 11, no se muestra el control deslizante de modos de uso. Lo que sí ofrece la configuración rápida de Windows 11 es el ajuste de niveles de volumen, brillo, el asistente de concentración y mucho más.

Cómo configurar el modo de 'máximo rendimiento' en Windows 11

En Windows 11, el control deslizante de rendimiento de energía de Windows no es exactamente un control deslizante. De hecho, tiene un nombre formal y se denomina Windows 11 Opciones de energía. 

Para acceder a él, deberás visitar el menú de ‘Configuración’ de Windows 11, ya sea navegando por el menú de Inicio, o bien, haciendo clic en el botón de Win+X y navegando hasta la ubicación adecuada. 

Dentro de ‘Configuración’ deberás ir a ‘Sistema > Energía y batería’ para desplazarte después hacia abajo hasta el botón de ‘Modo de energía’. Aquí verás que puedes elegir entre 3 opciones diferentes: Equilibrado, Mejor eficacia energética y Máximo rendimiento. 

Windows 11 ajustes máximo rendimiento

Ten en cuenta que estas opciones de menú dependen del fabricante del hardware de tu PC. Si compraste un ordenador de escritorio o lo montaste tú mismo, es posible que no veas ninguna opción aquí en ‘Modo de energía’. 

Pero si has comprado un ordenador portátil, deberías tener varias opciones entre las que poder elegir. ¿Por qué no poner en marcha tu PC a la máxima potencia?. Es cierto que pedirle a tu portátil que funcione a los niveles de “Máximo rendimiento" puede agotar su batería más rápido si no está enchufado. 

Sin embargo, eso solo sucederá mientras se usa desenchufado, y no mientras estás conectado a la red. Si tu ordenador portátil se ha convertido en tu equipo de sobremesa con el que trabajas diariamente, el extra de rendimiento te será de gran utilidad. 

Si resulta que instalaste Windows 11 y lo que quieres es saber cómo puedes regresar a la versión anterior de Windows 10, consulta nuestro artículo sobre cómo desinstalar Windows 11 y volver a Windows 10. 

Artículo original publicado en PCWorld US.