Por suerte, la mayoría de ordenadores y portátiles funcionan perfectamente la mayoría del tiempo. Esto hace que sea todavía más frustrante cuando las cosas no van tan bien, y más si no tienes a nadie cerca que te lo pueda solucionar.

Puedes pasarte horas y horas buscando en Internet sin encontrar la solución a tu problema. El paso siguiente más lógico sería pedirle a ese amigo o amiga experto en informática que pase por casa para ayudarte, pero no si te encuentras en estado de alarma.

Entonces, ¿qué puedes hacer? Por suerte, Windows 10 está equipado con varias herramientas que le permitirán a ese informático o informática de confianza solucionar los problemas de tu ordenador (siempre y cuando también tenga Windows 10).

Cómo ayudar a alguien con Asistencia rápida

Puede que no hayas oído hablar de Asistencia rápida (Quick Assist). Se trata de una aplicación que viene preinstalada en Windows 10 desde que la última versión del sistema operativo de Microsoft fuera lanzada en julio de 2015.

Para ayudar a alguien de forma remota, lo primero que deberás hacer, lógicamente, es localizar ese programa en tu ordenador. Puedes buscarlo navegando por las carpetas o dirigirte directamente al menú de Inicio.

En la caja que aparece, selecciona ‘Proporcionar asistencia’. Como método de seguridad, deberás iniciar sesión en tu cuenta de Microsoft. Luego aparecerá un código de seis números. Deberás dárselo a la persona a la que estás intentando ayudar.

Cómo dar acceso a alguien en Asistencia rápida

La persona que recibe ayuda tendrá que abrir también la herramienta Asistencia rápida en su ordenador y elegir la opción ‘Obtener asistencia’. Luego, tendrás que introducir el código de seis dígitos que te ha dado la otra persona.

Deberás dar también permiso a que se comparta tu pantalla. Solo así le podrás dar permiso a que controle tu dispositivo de forma remota. Una vez lo hagas, tu pantalla aparecerá en la suya y tú podrás ver en todo momento lo que esa persona hace con tu ordenador.

La persona que accede al ordenador de la otra remotamente podrá añadir anotaciones, cambiar el tamaño de su pantalla, acceder al Administrador de tareas de Windows… También podrás salirte de la Asistencia rápida cuando quieras.