Con la versión de su sistema operativo iOS 11, Apple pasó a utilizar el formato de archivos HEIC para sus fotos con el objetivo de reducir su tamaño. Eso no supone mayor problema para los usuarios de móvil, pero sí cuando se quiere visualizar las imágenes en Windows.

Debes saber que más pronto que tarde Windows incluirá en sus dispositivos la posibilidad de abrir ficheros HEIC, pero mientras esto no es posible en la versión de Windows que tienes instalada en tu ordenador o portátil, deberías seguir nuestros consejos.

A continuación, encontrarás dos métodos igual de eficaces para poder abrir y guardar imágenes HEIC en tu Windows. Para el primero de ellos necesitarás usar un convertidor de formatos, mientras que para el segundo solo necesitarás una cuenta de correo.

¿Qué es un archivo HEIC?

Si copias fotos de uno de los últimos modelos de iPhone o iPad a un ordenador o portátil Windows, lo más probable es que muchos de estos archivos aparezcan como desconocidos, con el típico icono de fotos y vídeos en blanco.

El nuevo formato de archivos HEIC lo encontramos para las fotos de aquellos dispositivos con iOS 11 o superior y con un procesador A9 o superior. En definitiva, solo lo encontramos en el iPhone 6s o posterior y en el iPad de 9,7” de 2017 o posterior.

HEIC es como se conoce en Apple a los archivos HEIF, siglas de High Efficiency Image Format en inglés que se traduce al español como formato de archivo de imagen de alta eficiencia. Se trata de la versión del códec de vídeo HEVC para imágenes fijas.

Este formato fue desarrollado por MPEG y no por Apple, lo que nos puede llevar a intuir que en el futuro el HEIC sustituya al popular formato JPG, que por otro lado ha quedado algo desfasado y presenta fallos.

Existen muchas razones por las cuales el HEIF es un formato excelente:

  • Ocupa casi la mitad de espacio que el formato JPG pero conserva la misma calidad.
  • Puede almacenar varias fotos en un único archivo, como por ejemplo las Live Photos o las ráfagas.
  • Es compatible con los fondos transparentes como los archivos GIF.
  • Puede almacenar ediciones de imágenes, como los recortes y las rotaciones, por lo que puedes deshacer los cambios.
  • Es compatible con profundidad de color de 16 bits, mientras que el JPG solo de 8 bit.

¿Cómo dejar que el iPhone guarde las fotos en formato HEIC?

A continuación, te explicamos dos métodos para guardar fotos HEIC que ya tienes en tu iPhone a tu ordenador Windows, pero a la larga lo más práctico será cambiar el formato de las imágenes de tu smartphone por uno que sea compatible.

Para ello, simplemente deberás dirigirte a los ‘Ajustes’ de tu iPhone, deslizar hacia abajo y tocar en la opción ‘Cámara’. Luego, selecciona la pestaña ‘Formatos’ y en la nueva pantalla podrás desmarcar ‘Alta eficiencia’ para elegir ‘El más compatible’.

Método 1. Cómo abrir imágenes HEIC en Windows con convertidor

Los archivos HEIC simplemente no pueden abrirse en Windows. Al probarlo, verás que te saldrá una ventana flotante preguntándote qué quieres hacer con ese archivo y sugiriéndote que eches un vistazo a la tienda de Microsoft para encontrar un programa compatible.

Por mala suerte, una aplicación así no existe. No hay ningún editor de fotografía que permita abrirlos, ni siquiera Photoshop ni la app de Fotos del propio Windows. Es por ello que no hay otra opción que convertir los HEIC a JPG.

Puedes usar aplicaciones gratuitas como iMazing HEIC Converter o el convertidor de HEIC a JPG de Apowersoft. También tienes la opción de usar convertidores en línea como este de HEIC a JPG, aunque puedes encontrar más buscando en cualquier buscador.

Cada uno de ellos tiene una interfaz distinta, pero la idea es la misma. Deberás subir las imágenes HEIC al servidor, escoger a qué formato quieres convertirlas, ya sea JPG o PNG, y elegir la carpeta de tu ordenador donde quieres que se guarden.

Método 2. Cómo guardar archivos HEIC en Windows sin convertirlos

Aquellos que no quieran convertir manualmente los archivos HEIC de su iPhone o iPad a un formato compatible con Windows tienen otra opción. Para este segundo método, eso sí, es imprescindible tener guardadas las fotos aún en el dispositivo móvil.

Si este es tu caso, bastará con que selecciones las fotos y los vídeos que quieres guardar y compartirlas mediante una cuenta de correo electrónico que tengas configurada en tu iPhone o bien almacenarlas en un servicio en la nube.

En cualquiera de los dos casos, los archivos HIEC se convertirán a JPEG automáticamente. Si lo haces a través de email, podrás elegir incluso el tamaño en el que se guardan. Recomendamos optar siempre por el tamaño original o máximo.

Quienes elijan la segunda opción, es decir, compartirlas en un servicio de almacenamiento online, deberán asegurarse de que se guardan con el formato adecuado. Simplemente deberás mirar que la extensión de los archivos sea .jpeg.

Si has optado por Dropbox, debes saber que este servicio ya es compatible con los ficheros HEIC. Tienes la posibilidad de subirlos desde tu móvil o PC a tu carpeta Dropbox y visualizarlos y compartirlos desde allí.