Si tienes problemas o retrasos cuando juegas en línea, es decir, otros jugadores aparecen, desaparecen y saltan por el campo de juego sin sentido (como si se teletransportaran), puede ser que tu ping sea demasiado alto.

El ping es una medida de velocidad de conexión o, más específicamente, de latencia de conexión. A continuación te explicamos en mayor profundidad qué es el ping, cómo medir el ping y cómo reducir el ping para mejorar el retraso en los juegos en línea.

¿Qué es el ping?

Muchos asumen que una conexión a Internet rápida significa que también vamos a disponer de una velocidad de descarga veloz, sin embargo, esto es algo más complejo.

Aunque la velocidad de conexión a Internet sea aparentemente óptima, puede que se produzca ping, que es esencialmente la velocidad de reacción. Si tienes un ping de 98 milisegundos, ese será el tiempo que tu ordenador toma para responder a una petición enviada por otro ordenador.

Obviamente, si te gustan los juegos online, cuanto mayor sea la velocidad de respuesta mejor será la dinámica del juego.

Muchos juegos en línea muestran el tiempo de ping junto con el ping de otros jugadores o servidores. Si tu ping tiene una velocidad de unos 150 milisegundos (o más), es casi seguro que tendrás problemas para jugar debido a la demora.

El ping no solo afecta a los juegos, también puede afectar a la sincronización. Es por eso que un ping bajo es tan importante en los juegos, especialmente cuando tu posición y tiempo de respuesta lo es todo (piensa en los juegos de tiros o de carreras).

Cómo medir la velocidad del ping

Puedes comprobar la latencia de tu conexión a Internet utilizando Speedtest.net, el programa más popular para medir las velocidades de Internet. Cualquier velocidad por debajo de los 20 milisegundos puede considerarse fantástica, mientras que una velocidad de más de 150 es mala.

Así que puede que tengas el ordenador gamer más potente y rápido del mercado, pero con un ping lento tus acciones en el juego podrían verse afectadas.

Cómo reducir el ping: optimiza tu juego online

No existe un método exacto para reducir el ping, sino una serie de posibles soluciones. Tendrás que probar cual es la que mejor te funciona.

La primera solución, y la más simple, es cerrar todos los programas y ventanas del equipo para asegurarnos de que no haya descargas activas en segundo plano que puedan estar afectando al ping.

Otro problema puede deberse a que alguien más esté conectado a la misma red wifi y esté utilizando un servicio que consuma mucho ancho de banda, como el streaming de Netflix en 4K o la descarga de archivos de gran tamaño.

Cuantos más dispositivos haya conectados, y que estén utilizando la conexión a Internet, peor velocidad de ping tendrás.

Si tras probar las dos opciones anteriores sigues teniendo un ping alto, intenta acercar tu portátil al router o, mejor aún, conecta tu ordenador directamente a al router usando un cable Ethernet.

Puedes echar un vistazo a distintos cables Ethernet disponibles en Amazon por menos de 5 €. Ten en cuenta que la calidad del cable también influenciará en la calidad de conexión.

Utilizar un cable Ethernet puede solucionar cualquier posible problema que puedas estar teniendo con el wifi y la intensidad de la señal que también afecta a la latencia de tu conexión a Internet.

Vale la pena además comprobar los cables entre el router y la torre, asegurándote de que todos estén enchufados correctamente. Hemos tenido experiencias de malas conexiones debido a cables que se habían aflojado con el paso del tiempo y apretarlos ha solucionado el problema.

Si ninguno de estos problemas ha funcionado, tendrás que probar uno de los trucos más antiguos: apagar el router y volverlo a encender. Específicamente, desenchufa el cable de alimentación del router y espera alrededor de un minuto antes de volver a enchufarlo.

Si tu configuración de conexión a Internet incluye un router y un módem separados, asegúrate de apagar ambos y no solo el router.

El siguiente paso consiste en considerar la compra de un nuevo router. Si estás utilizando el suministrado por tu proveedor de servicios a Internet, es probable que no estés aprovechando al máximo tu conexión.

La actualización a un router mejor como el ASUS-AC88U o el Linksys WRT32X puede ayudarte a obtener velocidades de conexión mejoradas y mejorar así también tu cobertura wifi.

Si has seguido todos los pasos anteriores y sigues teniendo un ping malo, lo único que te queda por hacer es contactar a tu proveedor de Internet. Tu compañía de Internet normalmente podrá detectar y solucionar cualquier posible problema existente de forma remota, es decir, debería poder mejorar la velocidad.

En caso de que te aseguren que no hay ningún problema con la conexión, tal vez deberías considerar cambiar tu proveedor de Internet.

No te pierdas: Los mejores próximos lanzamientos de videojuegos o los 23 mejores juegos para Android de todos los tiempos.