Normalmente, cada VPN ofrece velocidades de conexión diferentes, pero cualquier conexión VPN será siempre más lenta que una conexión sin VPN.

Sin embargo, si estás experimentando velocidades excesivamente lentas con NordVPN, podría haber un problema que puedes solucionar con los consejos que a continuación te proponemos.

Debemos aclarar que aunque sí que la velocidad de conexión disminuye con una conexión VPN, no tendrías por qué notar diferencia cuando te conectas mediante Nord VPN, si dispones de una conexión que normalmente funciona con rapidez.

Si utilizas una página web para comprobar la velocidad de Internet (como por ejemplo SpeedTest), comprobarás que la velocidad disminuye de un 10 a un 30 % menos al utilizar una VPN. Si tu conexión a Internet base (sin VPN) es veloz, un 30 % menos no te hará notar mucha diferencia.

Sin embargo, hay otros factores que pueden afectar todavía más a la velocidad, como la ubicación del servidor, la carga del servidor y el protocolo que utiliza la VPN.

Puedes cambiar la mayoría de estos factores tú misma, así que si encuentras que tu velocidad de descarga o de navegación es lenta, te recomendamos llevar a cabo las recomendaciones recogidas en este artículo.

Por otro lado, antes de adentrarte en configuraciones de tu VPN, comprueba que tu conexión a Internet (sin VPN) funciona correctamente ya que puede que el fallo no provenga de NordVPN.

Puede que te interese leer nuestros artículos Las 10 mejores VPN de 2019 o VPN: Qué es y cómo se utiliza.

1. Cambia el servidor

El servidor que elijas juega un papel importante en la velocidad de conexión. Cuanto más cerca esté el servidor de tu ubicación física, más rápida será la conexión.

Segundo, considera la carga del servidor. No verás esto a menos que hagas clic en los tres puntos junto al país que elijas en el mapa para ver los servidores disponibles.

Como puedes ver en la imagen de abajo, hay un porcentaje de carga junto a cada servidor. Esto te indica si mucha gente está usando ese servidor o solo unos pocos. Si la carga es superior al 70%, probablemente obtendrás una velocidad de conexión más rápida eligiendo un servidor con una carga más baja.

Para facilitar su uso, el valor predeterminado es elegir el más rápido, pero también puedes utilizar los menús desplegables para elegir una región y un servidor en particular.

Ten en cuenta que necesitarás la aplicación principal de Windows o Mac ya que la extensión del navegador no muestra servidores individuales.

2. Utiliza un protocolo diferente

Aunque puede que no sea obvio, si indagas en la configuración avanzada de NordVPN descubrirás que puedes elegir qué protocolo usar.

Aunque seguramente verás PPTP, OpenVPN y L2TP, podrás elegir entre UDP y TCP. El valor predeterminado es UDP, pero puedes intentar cambiar a TCP para ver si mejora la velocidad de conexión.

En la pantalla de inicio, haz clic en ‘Configuración’ y, a continuación, en ‘Configuración avanzada’. Haz clic en ‘Se lo que estoy haciendo’ y ve a la opción de ‘Protocolo’.

3. Utiliza un servidor peer-to-peer

Si estás utilizando una VPN para descargar software, vídeos o cualquier otra cosa que requiera P2P (por ejemplo, Bittorrent), asegúrate de que estás conectado a un servidor optimizado para P2P.

Lo encontrarás si haces clic en ‘P2P’, dentro del apartado de ‘Servidores especializados’.

4. Resetea

El truco más viejo del mundo. Reinicia el equipo, el teléfono, el enrutador y cualquier otro equipo de red que utilices, como adaptadores de línea eléctrica o nodos wifi de malla.

Si la ralentización es causada por cualquiera de estos factores, reiniciarlos ofrece una buena tasa de éxito.  En el caso de los aparatos conectados a la red eléctrica, apágalos (si es posible) y desenchúfalos durante 30 segundos, vuelve a conectarlos y enciéndelos.

Con teléfonos y tablets, mantén presionado el botón de ‘Encendido’ y elige la opción de apagado o reinicio.

5. Desactiva tu cortafuegos

A veces un cortafuegos puede ser la causa de las velocidades de conexión a Internet lentas. Vale la pena desactivarlo con el fin de comprobar si la velocidad mejora. Sin embargo, no ejecutes tu PC o portátil sin un cortafuegos durante períodos prolongados.

Si compruebas que el programa de cortafuegos que tienes instalado es la causa del problema, intenta instalar uno diferente.

Si el cortafuegos está en el router, comprueba que no has configurado normas o reglas que no son necesarias. Normalmente esto suele ocurrir cuando tú mismo o misma configuras el router y luego olvidas qué opciones has marcado.

Muchos de los enrutadores suministrados por el ISP son dispositivos bastante básicos, es posible que obtengas mejores velocidades de conexión a Internet con uno de los últimos modelos de router.

6. Últimos recursos

Si todo lo demás falla, actualízalo todo. Actualiza Windows, actualiza el BIOS de su placa base y los controladores de red (tanto Ethernet como wifi), actualiza el firmware de tu router y el software de tu teléfono o tablet.