El servicio Disney Plus acaba de aterrizar en nuestro país. Uno más que pasa a engrosar la interminable lista de servicios de streaming que puedes contratar a día de hoy, entre los que destacan Netflix, HBO, Prime Video, Filmin, Movistar Plus

La oferta nunca fue tan variada y amplia, lo cual es toda una ventaja para todos nosotros, especialmente en los días que vivimos. Pero puede llegar a ser perjudicial para nuestro bolsillo si resulta que tenemos que contratar varios de estos servicios, no ya todos, para diferentes contenidos. 

Sirva por ejemplo, alguien que desea ver The Witcher en Netflix, The Boys en Prime Video, algún que otro estreno en Filmin, e incluso algún título de Disney Plus para los más pequeños de la casa. 

Sumando la suscripción de todos ellos, el coste mensual viene a suponer un desembolso superior a los 30 €, situación que para la inmensa mayoría resultará un tanto insostenible de mantener de cara al futuro. Y eso que no hemos añadido algún que otro servicio de música como Spotify, 

Hay soluciones con las que podrás reducir los costes, muchas de las cuales ya son utilizadas por muchos usuarios, como pueda ser el hecho de compartir una licencia entre varios para reducir la cuota mensual. 

Un servicio para todos

Al igual que Disney adquirió 20th Century Fox el pasado año, es posible que más adelante vuelva a ocurrir lo mismo y veamos la compra entre unos y otros servicios. La clave será saber quién compra a quién. 

Netflix sigue reinando como el servicio de transmisión de vídeo en streaming más popular en todo el mundo, con más de 167,1 millones de suscriptores en todo el mundo según Statista, un número que a buen seguro habrá aumentado con la nueva situación. 

Es la principal opción para la mayoría de los streamers, además de que cuenta con el mayor portfolio de series y contenidos originales. Pero eso no significa que sea el favorito de todos. 

Después de todo, Amazon es una de las compañías más rentables del mundo, y Prime Video también ha sabido crecer y construir un catálogo interesante en el último año, a lo que se le une el hecho de que es gratuito al contratar Amazon Prime. 

Pensamos que a la larga habrá un servicio predominante sobre el resto, aunque puede que esto lleve más tiempo de lo esperado. 

Cine en casa y a la carta

Ahora bien, debes verlo desde el punto de vista del dinero que estás ahorrándote al no tener que pagar por una entrada de cine. Y esto es algo de lo que las productoras se han dado cuenta, el hecho de utilizar estas plataformas para servir sus estrenos de cartelera.

Disney, por ejemplo, lanzó Frozen II en Disney Plus de Estados Unidos mucho antes de lo esperado, y actualmente ha añadido muchos estrenos de películas de este 2020. A pesar de que esperamos que estos vuelvan a aparecer en cartelera, es algo que ya se está ofreciendo. 

Y quien sabe, puesto que en la nueva era de la transmisión provocada por la gran pandemia, podría incluso demostrarse que los estrenos en el hogar son más rentables y adecuados que los estrenos que se llevan a cabo en las grandes salas de cine.

La conclusión a la que llegamos es que no siempre el usuario cubrirá los gastos de su suscripción cuando hablamos de transmisión en streaming. A pesar de los amplios catálogos, es muy probable que la mayoría de los consumidores solo hayan visto una pequeña porción de ellos. 

Por ello, la clave en su contratación reside en aprovechar la capacidad que ofrecen de crear diversos perfiles, transmisiones simultáneas o dispositivos de visualización soportados. 

Esto significa que podrás dividir el coste mensual (o anual) del servicio entre varias personas, no necesariamente que residan en un mismo hogar. A continuación, te mostramos las opciones de los principales servicios: 

  • Netflix: Cinco perfiles, seis dispositivos y cuatro transmisiones simultáneas con Premium
  • Prime Video: Seis perfiles, sin límite de dispositivos y hasta tres transmisiones simultáneas
  • Disney Plus: Siete perfiles, diez dispositivos y hasta cuatro transmisiones simultáneas
  • HBO: Dos personas y dos dispositivos para transmisiones simultáneas 

Comparte suscripciones

Existen compañías que están tratando de simplificar todos estos procesos de compartir suscripciones para que puedas tener diversos servicios activados. Es el caso de Together Price, que ofrece Netflix Premium (4 € al mes), Spotify Family (2,50 € al mes) y Office 365 (2 € al mes).

Lo hace extensible además con otro tipo de servicios como son los de plataformas de juegos como Nintento Switch o Xbox Live. Basta con crear un grupo compartido, añadir los miembros y recibir las cuotas de los participantes. 

Los grupos compartidos, están formados por dos o más personas que forman parte de una suscripción multi-usuario con la finalidad de compartir el uso de un servicio. Con todos los nuevos servicios que llegan este año, es probable que veamos modelos similares.

Una cosa parece evidente, que con una oferta tan variada, los telespectadores tarde o temprano tendrán que elegir con qué suscripciones deciden quedarse y cuáles descartan. Así pues, cabe esperar la aparición de servicios que resuelvan esta problemática planteada.