A día de hoy, es imposible predecir qué pasará con el Brexit, y no parece que ni Londres ni Bruselas lo tengan demasiado claro. Pero si todo sigue como ahora, todo apunta a que tendrá lugar en los próximos meses, por lo que los residentes españoles deben estar preparados.

Nadie nos puede asegurar que esto no cambie en el futuro, pero por ahora lo único cierto es que los ciudadanos de la Unión Europea que vivan en Inglaterra, Escocia, Gales o Irlanda del Norte deben registrarse en lo que se conoce como EU Settlement Scheme.

Este artículo pretende resolver todas las dudas que puedas tener al respecto, y así asegurarte de haber solicitado tu settled status (o estatus de asentado) o pre-settled status (o estatus de pre-asentado) a tiempo.

¿Por qué debes hacer la solicitud del EU Settlement Scheme?

Cuando se haga oficial la salida del Reino Unido de la Unión Europea, sea con o sin acuerdo, será necesario haberse registrado previamente al EU Settlement Scheme, o sistema de registro de ciudadanos de la UE.

Este nuevo estatus adquirido te dará permiso para vivir y trabajar en el país, así como acceder a servicios públicos como la NHS, el sistema educativo o el sistema de ayudas y pensiones. También lo necesitarás para entrar y salir del país.

Aunque todavía hay tiempo para presentar la solicitud, te recomendamos que la hagas cuanto antes. No querrás dejarlo para el último momento. Suele ser un proceso muy rápido, pero si algo sale mal, puede que se alargue un poco.

¿Cuánto tiempo tienes para registrarte en el EU Settlement Scheme?

Como decíamos, todavía tienes tiempo. A día de hoy, el plazo para registrarse en el EU Settlement Scheme vence el 30 de junio de 2021, en caso de que haya acuerdo, o el 31 de diciembre de 2020, en caso de que no haya acuerdo.

En cualquier caso, debes saber que el proceso es totalmente gratuito (se cobró una tasa a los primeros solicitantes y ya pueden pedir el reembolso). Solo deberás pagar los gastos de envío si debes mandar documentos oficiales para probar tu elegibilidad.

Diferencias entre el settled status y el pre-settled status

Quizás tengas dudas sobre cuál es el estatus de residencia al que aspiras: settled status o pre-settled status. Esto dependerá básicamente del tiempo que haga que vives en el Reino Unido en el momento de hacer tu solicitud.

Así, podrán obtener el settled status (o estatus de asentado) quienes hayan vivido en el país durante 5 años consecutivos o más. Este estatus de residencia te permitirá vivir de forma permanente en el Reino Unido.

Obtendrán el pre-settled status (o estatus de pre-asentado) quienes lleven menos de 5 años. Esto les dará permiso para quedarse en el país durante cinco años desde el momento de la solicitud, pero podrán pedir el settled status cuando se cumplan los cinco años desde su llegada al país.

En ambos casos deberás haber empezado a vivir en el Reino Unido antes del 31 de diciembre de 2020, o antes de la fecha de salida de la Unión Europea en caso de que termine habiendo un Brexit sin acuerdo.

Requisitos para presentar la solicitud del EU Settlement Scheme

Antes de empezar tu solicitud, te recomendamos que eches un vistazo a los requisitos necesarios para poder registrarse en el EU Settlement Scheme. 

Requisitos para solicitar el settled status o estatus de asentado

  • Ser ciudadano (o miembro de su familia) de la UE, el EEE o Suiza
  • Tener el pasaporte o el carnet de identidad en regla
  • Haber llegado al Reino Unido antes de su salida de la Unión Europea
  • Haber vivido en el Reino Unido durante un mínimo de 5 años consecutivos
  • Disponer de National Insurance Number (NIN)

Requisitos para solicitar el pre-settled status o estatus de pre-asentado

  • Ser ciudadano (o miembro de su familia) de la UE, el EEE o Suiza
  • Tener el pasaporte o el carnet de identidad en regla
  • Haber llegado al Reino Unido antes de su salida de la Unión Europea
  • Haber vivido en el Reino Unido menos de 5 años consecutivos
  • Disponer de National Insurance Number (NIN)

Cómo registrarse en el EU Settlement Scheme

1. Elige cómo probar tu identidad: aplicación o correo ordinario

Lo primero que deberás hacer es probar tu identidad. Podrás hacerlo a través de la app ‘EU Exit: ID Document Check’, por correo ordinario o yendo hasta uno de los centros habilitados para escanear tu documento de identidad.

En cualquiera de los casos, necesitarás tener a mano tu pasaporte español o DNI. Comprueba que no esté caducado. Si vas a utilizar la app, el documento deberá tener un chip biométrico. En caso contrario, deberás mandarlo por correo.

Seguramente lo más cómodo es probar tu identidad desde casa utilizando tu smartphone. Sin embargo, debes tener en cuenta que esta app está disponible solo para los móviles Android más nuevos. Nosotras hemos usado un Honor 20 Pro y un Samsung Galaxy Note 10.

Según el Ministerio del Interior, a finales de 2019 debería llegar la aplicación también para dispositivos Apple, pero este no es el caso en el momento de escribir este artículo. Te recomendamos, pues, que uses el móvil de un amigo o amiga.

2. Prueba tu identidad por correo ordinario

Si optas por probar tu identidad enviando tus documentos por correo ordinario, deberás dirigirte primero a la web del gobierno e introducir tus datos personales: nacionalidad, tipo de documento de identidad y datos del pasaporte o DNI.

También tendrás que subir una foto digital de tu rostro, en la que no podrás sonreír, fruncir el ceño o taparte la cara. Deberás escoger también una con el fondo blanco y que tenga buena iluminación. Una en la que se te vea bien, vaya.

Luego, ya podrás mandar el documento de identidad que hayas elegido por correo ordinario.

3. Prueba tu identidad a través de la app

En cambio, si tienes acceso a un smartphone compatible y prefieres usar la aplicación, lo primero que deberás hacer es, lógicamente, descargarla. Una vez instalada, ábrela y sigue los pasos que se te indican. Recuerda que necesitarás acceso a Internet.

Primero deberás hacerle una foto a tu pasaporte o DNI de tal manera que se vean bien tus datos personales. Evita hacer sombra o tapar tus datos con los dedos si no quieres tener problemas después.

Ahora, es momento de introducir algunos datos personales, como tu correo electrónico (al que te mandarán información relacionada con tu solicitud) o tu número de teléfono (que usarán para mandarte códigos de seguridad).

A continuación se te pedirá que escanees el chip biométrico de tu documento. Simplemente deberás colocar tu móvil encima de él tal y como se te indica en pantalla. Segundos después, la app ya debería haber recogido la información allí guardada.

Finalmente, deberás hacerte una selfie. En este último paso deberás usar la cámara delantera de tu smartphone para escanear tu rostro. No te asustes si la imagen sale deformada: el resultado final será parecido al de cualquier foto de carnet.

Antes de cerrar la app, podrás comprobar la información que se mandará a la Home Office. Si has utilizado el DNI, verás que el número escaneado no corresponde con tu número de DNI, pero no te asustes.

El Ministerio del Interior necesita un número que varíe cada vez que renuevas el documento de identidad. Es por esto que se escanea el número de serie del soporte que encontrarás en la parte trasera y que consiste en tres letras y seis cifras. 

4. Completa tu solicitud

Si has usado la app, poco después de realizar la prueba de identidad, deberías recibir un correo electrónico con dos enlaces. El primero, que caduca un día después, te permitirá verificar la cuenta de email que hayas facilitado durante tu solicitud.

El segundo te llevará a la página web que te permitirá completar tu solicitud. En ella, deberás iniciar sesión identificándote con el documento de identidad que utilizaste y tu fecha de nacimiento. Luego se te mandará un código de seguridad.

Esto te permitirá saber si tienes alguna solicitud en proceso. Si todo ha ido bien, en estos momentos te debería salir en proceso la solicitud que acabas de realizar, sea para el settled status o el pre-settled status.

5. Espera a la decisión de la Home Office

Días después ya deberías recibir la resolución oficial en tu correo electrónico. En el caso de haber hecho la solicitud por correo electrónico, primero te llegará un resguardo de tu solicitud que indica que efectivamente has completado bien todos los pasos.

En nuestro caso, menos de cuatro horas después recibimos también el documento que confirmaba el nuevo estatus de residencia en el Reino Unido. Léete bien el documento para conocer tus derechos.