El recibo de la luz vuelve a subir en España. Una de las mejores maneras de reducir costes es identificando qué consume más energía en tu casa. Una vez lo sepas, podrás cambiar tus hábitos de consumo y ahorrar dinero.

Te explicamos cómo saber cuánta electricidad consumen los distintos aparatos y electrodomésticos que tienes en casa para que puedas decidir con qué frecuencia o de qué manera utilizarlos.

Por ejemplo, puede que te des cuenta de que la configuración del lavavajillas que utilizas normalmente no es la más eficiente desde el punto de vista energético.

Hay dos maneras de saber cuánta energía utiliza un aparato o electrodoméstico. La primera, la mejor y más fácil, es utilizar un vatihorímetro o contador. Te dará información muy precisa y te permitirá comparar los distintos ciclos de la lavadora y el lavavajillas, o las distintas configuraciones de un calefactor o un purificador de aire para ver cuáles consumen más energía.

La segunda forma, que es útil para dispositivos más sencillos como una tetera, es utilizar la potencia del aparato y la información de la factura de la luz o una calculadora online para ver cuánta energía consume en una hora.

En este artículo, te explicamos cómo hacer ambas cosas.

Cómo utilizar un contador para saber cuánta electricidad consume un aparato

En primer lugar, deberás comprar un medidor de energía. Puedes encontrar algunos modelos por menos de 20 € como este de Amazon. Te dará información más allá de simplemente cuántos vatios consume un dispositivo en un momento dado, aunque sigue siendo muy útil saberlo.

Medidor de consumo

Puede parecer contradictorio gastar dinero en un medidor de consumo, pero terminarás amortizándolo muchas veces una vez que hayas identificado cómo utilizar tus dispositivos de forma económica.

Para utilizar un medidor de consumo, deberás desenchufar el aparato que quieres medir y conectar el contador a la toma de corriente. A continuación, conecta el dispositivo al enchufe del medidor de electricidad.

Si no tienes espacio suficiente, o no puedes ver la pantalla porque la toma de corriente está mal situada, utiliza un cable alargador de red y conecta el medidor de consumo y, luego, el aparato en cuestión en él.

Enciende el dispositivo y el contador debería mostrar cuántos vatios se están utilizando. Puedes utilizarlo para ver si el aparato consume tanto como indica el manual de usuario: puede ser un poco más alto o más bajo, pues la cifra indicada suele ser una media o un máximo.

Medidor de consumo

A continuación, te explicamos cómo medir la energía que consume un lavavajillas o una lavadora:

1. Enchufa tu electrodoméstico en el medidor de consumo, que debería estar conectado a una toma de corriente.

2. Enciende el dispositivo y ponlo en el programa que quieras comprobar: puede ser el modo más rápido, el ciclo estándar o el modo ecológico.

3. Ajusta la pantalla del contador para que muestre los kWh (o el coste) en lugar de los vatios. Consulta el manual si no sabes cómo hacerlo.

4. Normalmente puedes introducir la tarifa unitaria, es decir, el coste por kWh (kilovatios-hora) que cobra tu proveedor, para ver el coste real de la electricidad.

5. Ejecuta el programa.

6. Cuando termine, verás cuántos kWh se han consumido y, si has fijado la tarifa unitaria, cuánto ha costado.

En el ejemplo que se muestra en la foto, el ciclo estándar de mi lavavajillas ha consumido 0,7 kWh con un coste de 22 céntimos, ya que mi proveedor cobra 31 céntimos por kWh.

Medidor de consumo

Si tu contador de energía no muestra el coste, puedes calcular el coste multiplicando el número de kWh utilizados por el coste por kWh. En este ejemplo, el cálculo sería: 0,713 (casi 3/4 de kilovatio hora) x 31 (céntimos por kilovatio hora) = 22,1 céntimos.

Los medidores de energía suelen tener otras funciones, como la media de vatios a lo largo del tiempo (útil para cosas como televisores e impresoras), así como la potencia máxima y mínima utilizada.

También puedes utilizar un contador para comprobar cuánto consume un dispositivo cuando está "apagado". Los dispositivos modernos (por lo general, por ley) no deberían consumir más de 0,5 W cuando están apagados.

Si ves que uno de tus dispositivos consume más que esto, deberías quitarlo de la toma de corriente para evitar que te cueste dinero innecesariamente.

Algunas personas apagan los enchufes antes de ir a la cama o incluso después de terminar de usar un aparato. Sin embargo, esto apenas permite ahorrar muchos costes, a no ser que tengas docenas y docenas de aparatos que consuman 0,5 W.

El mayor ahorro lo conseguirás introduciendo otros cambios, como el uso de los modos ecológicos o asegurarte de que solo utilizas el lavavajillas o la lavadora completamente llenos.

Cómo saber cuánta electricidad consume un dispositivo a partir de la factura de la luz

1. La tarifa fija

Si mira una de tus facturas de la luz, verá que tus gastos de electricidad se dividen en dos partes: la tarifa fija y la tarifa variable.

La tarifa fija es la cantidad que pagas por tener luz, independientemente de la cantidad de electricidad que utilices.

Las personas que viajan con frecuencia, es decir, que pasan más de la mitad del tiempo fuera de casa, deberían buscar una tarifa sin cuota fija desde el principio. Eso sí, no te fíes de las páginas web de comparación de precios.

2. La tarifa variable

La tarifa variable es la segunda parte de tu factura de la luz. Se calcula en kilovatio-hora (kWh). Se trata de una unidad de medida estándar que permite mantener en funcionamiento un aparato de 1.000 vatios durante una hora.

Hay que tener en cuenta que varía según el lugar en el que te encuentres, y que está previsto que vuelva a subir.

Calcular el coste de funcionamiento de un dispositivo

Una vez que conozcas tu carga de kWh, puedes empezar a desglosar tu factura de electricidad según cada dispositivo. Para calcular lo que cuesta el funcionamiento de cada aparato, elige un electrodoméstico y mira su etiqueta de potencia. Multiplica el vataje por el número de horas que lo utilizas y divide el resultado entre 1.000.

Un ejemplo muy sencillo es este: si pagas 23 céntimos por kWh y tu microondas es de 1.000 vatios, te costará 23 céntimos hacerlo funcionar durante una hora.

Obviamente, no bastante poco probable que utilices el microondas durante una hora entera. Pero imagina que lo pones en marcha al menos una hora cada semana. Eso significa que, a lo largo del año, tu microondas es responsable de unos 11,96 € de tus gastos de electricidad.

GoCompare tiene algunos ejemplos útiles de lo que puedes hacer con 1 kWh:

  • Hervir una tetera 10 veces
  • Planchar durante una hora
  • Hacer funcionar un frigorífico/congelador durante tres horas
  • Ver siete horas de televisión

Utilizar una calculadora energética online

Si no tienes una factura de la luz, o te resulta complicado calcularla, puedes utilizar esta calculadora del Ayuntamiento de Barcelona. Solo tienes que introducir tus datos y te dará el coste de funcionamiento de tus aparatos.

Para obtener más consejos e información sobre el ahorro de energía, descubre si la calefacción inteligente puede ayudarte a ahorrar dinero y echa un vistazo a nuestra selección de los mejores termostatos inteligentes que hemos probado.

Artículo original publicado en Tech Advisor.