El auge experimentado por los dispositivos móviles ha hecho que las redes inalámbricas empresariales tengan que adaptarse a estos nuevos tiempos que corren. Desde Cisco señalan los principales problemas a los que deben hacer frente y cómo pueden resolverlos.

Cuatro de cada cinco clientes empresariales de Cisco han tenido que reforzar sus redes inalámbricas. Así lo afirma Chris Kozup, director de marketing de soluciones de movilidad de Cisco. Muchas de ellas se han visto obligadas a ello por no estar preparadas para manejar el crecimiento inesperado en el último par de años, de dispositivos móviles como iPhones, Androids y, más recientemente, iPads.

Si echamos la vista atrás a hace tan sólo unos años, era muy difícil encontrar empleados que tuvieran consigo más de un dispositivo móvil. Ahora, no sólo tienen un portátil, sino también, un teléfono móvil de última generación e incluso un lector de código de barras de mano o cualquier otro tipo de dispositivo inalámbrico. Así, los dispositivos WiFi han empezado a jugar un papel cada vez más relevante en el entorno laboral. Además, “demandan un rendimiento de misión crítica”, apunta Kozup. Este responsable afirma que el 80 por ciento de los clientes de Cisco tienen que tomar medidas para conseguir poner al día sus redes WiFi, aunque es justo señalar que, el 20 por ciento de las redes de sus clientes son muy sólidas y, por tanto, no necesitan emprender ningún cambio de manera apremiante.

Sanidad y educación, a la vanguardia

Las organizaciones de educación superior o relacionadas con la sanidad tienden a depender en gran medida en sus redes WiFi y, por tanto, suelen estar muy bien preparadas para la invasión móvil empresarial. Y es que, hay que tener en cuenta que un estudiante universitario medio dispone de cuatro o cinco dispositivos inalámbricos. Las nuevas generaciones vienen pegando fuerte en este sentido.

El iPad, así como otros dispositivos WiFi, también han encontrado un punto de apoyo en los hospitales, lo que no supone una sorpresa para nadie, si tenemos en cuenta que la movilidad es inherente a enfermeras y médicos. Después de todo, los hospitales son el lugar de nacimiento de los “buscas”, que vivieron su edad dorada hace un par de décadas. De hecho, los responsables de tecnología del sector sanitario siempre han estado a la vanguardia de las redes, especialmente de las redes WiFi.

Por contra, los servicios financieros tienden a mostrarse más rezagados cuando se trata de realizar actualizaciones a redes WiFi, para adoptar las últimas y mejores tecnologías. Eso se debe, principalmente, a las preocupaciones que tienen en torno a la seguridad de este tipo de tecnologías. Pero tradicionalmente, los adoptadores de tecnología más lentos han sido los de sectores como energía y utilities, que también necesitan ponerse manos a la obra en este sentido y poner al día sus redes WiFi.

Así que, ¿qué debe tener en cuenta un CIO a la hora de poner en marcha o actualizar su red WiFi?. Desde Cisco les aconsejan que se centren en seis puntos fundamentalmente.

Resuelva los problemas de cobertura

En los albores de WiFi, los CIO solían poner un punto de acceso en zonas claves de las empresas como la sala de reuniones. Pensaban que, de este modo, los empleados podrían desconectar sus portátiles de la red de cable y llevárselos consigo hasta la sala de reuniones para mandar mensajes de correo electrónico.

Actualmente, los empleados se mueven de un sitio a otro y se reúnen en diferentes lugares, no necesariamente en la sala de reuniones. Están constantemente colaborando entre ellos y, por eso, necesitan tener un acceso fiable a la red. “No quieren una red que funciones genial en la sala de reuniones, pero que pierda señal en la esquina del edificio”, explica Kozup.

Ante este problema, desde Cisco aconsejan configurar redes 2,4 GHz para 20 MHz y contar con tres canales no superpuestos. Algunas empresas han propuesto cambiar la configuración 2,4 GHz para soportar un canal de 40 MHz y otro canal de 20 MHz. Pero teniendo tres canales que no se solapen entre sí de 20 MHz conseguirán mayor flexibilidad a la hora de establecer puntos de acceso WLAN que si optan por el diseño de un canal de 40 y otro de 20 MHz. Esta configuración ayuda a las empresas a optimizar sus despliegues inalámbricos con mejor cobertura y capacidad.

Desactivar vieja tecnología

Los antiguos dispositivos, es decir, aquellos que no soportan el estándar inalámbrico más reciente, 802.11n, tienen más dificultades para captar la señal del punto de acceso. El resultado: baja cobertura.

Ante este problema, desde Cisco recomiendan utilizar radio frecuencia para enfocar la fuerza de la señal hacia los clientes más antiguos, los que funcionan con 802.11a/g, cada vez que entren en la red.

¿Sus señales son débiles?

Seamos realistas, muchas veces, lo que realmente necesita la tecnología más antigua es que nos deshagamos de ella. Los dispositivos que soportan el primer estándar inalámbrico, 802.11b, son demasiado lentos y perjudican al rendimiento general de la red. “Estamos aconsejando a los clientes que los desactiven de sus redes, pues haciendo esto, están acelerando todo lo demás”.

Desde Cisco recomiendan que, como la mayoría de los clientes que sólo trabajan con 802.11n se está eliminando gradualmente en favor de los dispositivos 802.11g o 802.11a/g/n, las empresas desactiven las tasas de datos por debajo de 2,4 GHz en la red WLAN.

Apueste por la frecuencia más alta

WiFi opera en dos frecuencias, 2,4 GHz y 5 GHz. La mayoría de los dispositivos, incluyendo el iPad, son clientes de banda dual que pueden operar en ambas frecuencias. “El hecho es que la frecuencia de 5 GHz es mucho más limpia y tiene mucho más espacio que la de 2,4. Así que queremos asegurarnos de que esos iPads se conectan tan frecuentemente como sea posible en la frecuencia de 5 GHz”, explica Kozup. El problema es que los dispositivos de banda duales tienden a conectarse a las frecuencias de 2,4 GHz. Para evitarlo, Cisco ha lanzado un producto llamado BandSelect que automáticamente consigue que los dispositivos de este tipo utilicen la frecuencia de 5 GHz.

El consejo de Cisco en este caso es claro. Debido a que la frecuencia de 5 GHz tiene ocho veces el espectro de 2,4 GHz, y está, por lo general, congestionado, Cisco BandSelect ayuda a asegurarse de que los clientes que pueden utilizar la banda de 5 GHz realmente lo hacen. Así, contribuye a liberar la frecuencia de 2,4 GHz en entornos con clientes mixtos.

¿Son los dispositivos móviles seguros?

¿Son los iPhone, iPads, Android y demás dispositivos móviles lo suficientemente seguros para los entornos empresariales? Pueden serlo, en opinión de este experto, en la medida en que estén configurados apropiadamente con los protocolos de autenticación adecuados.

Ciertos dispositivos móviles soportan toda una variedad de métodos de autenticación 802.1z para entornos empresariales. Las redes WiFi se muestran automáticamente en cada dispositivo o también pueden ser localizadas en los perfiles de configuración de los dispositivos. El método correcto 802.11x es seleccionado automáticamente para cada SSID inalámbrico o puede ser seleccionado manualmente en Settings>WiFi> Security.

Pero si no se requiere ningún certificado digit