Navegadores Off-line

Cómo ahorrar factura telefónica en Internet

Por el término inglés "off-line browsers" se conoce a esta clase de programas no excesivamente populares que, si bien no son navegadores propiamente dichos, nos permitirán consultar nuestros servidores favoritos sin estar conectados, almacenando en nuestro disco duro la información que éstos alberguen.

Número:160  Página:278

Javier Cáceres

[email protected]

Pocos son los que a estas alturas no han oído hablar de Internet. Desde todos los medios se nos bombardea con términos como la Red de redes, la superautopista de la información, o la aldea global. Dejando a un lado la dudosa rigurosidad con la que a veces se emplean esos términos, lo cierto es que Internet es un fenómeno de masas. La Red literalmente ha pasado a ser una de las fuentes más importantes de información, ha cambiado la forma que millones de personas tienen de trabajar y comunicarse. Hoy día en nuestro país pocos son los estudiantes que no tienen contacto con la Red, y a nadie le extraña que, en las empresas, frases como "mándame un fax con la información" hayan dejado paso a las ya comunes "no te olvides de mandarme un e-mail con el informe".

De todos los servicios que ofrece Internet sin lugar a dudas el más conocido y de mayor uso junto con el correo electrónico es la Web, que genera estadísticamente más del 50% del tráfico de Internet, convirtiéndose en fuente habitual de información para millones de usuarios. A la par que el número de usuarios, exponencialmente crece la información presente en Internet que, paradójicamente, es cada vez más accesible y fácil de encontrar si empleamos los medios adecuados. La mayor parte de esa información se encuentra contenida en páginas web que consultamos con nuestro navegador favorito. El procedimiento que seguimos en este caso es bien simple: primero arrancamos nuestro navegador e introducimos la dirección a consultar, esperamos que el equipo la reciba para posteriormente pasar a leerla tranquilamente. ¿Se ha preguntado alguna vez qué sucede mientras estamos consultando una determinada página web? La respuesta es: nada, absolutamente nada, el canal de información que tenemos abierto con el proveedor a través de nuestro módem, no transmite nada. Esto significa que la más que considerable cantidad de tiempo que nos pasamos exclusivamente leyendo una página web estamos desperdiciando tiempo de conexión y ancho de banda. Esta es la razón por la cual los proveedores de acceso a Internet pueden dar servicio a más clientes de los que matemáticamente podrían. Los usuarios de Internet sólo utilizamos una pequeña fracción del tiempo de conexión para enviar o recibir información lo que supone que el resto del tiempo, el ancho de banda que podríamos estar utilizando, está disponible para el resto de usuarios del proveedor. Si todos los clientes conectados a un proveedor determinado solicitaran información al mismo tiempo, seguramente se bloquearía.

Pese a que por fin han aparecido las primeras ofertas de acceso "gratuito" a Internet, la conexión en nuestro país sigue siendo, comparándola con la oferta presente en otros del resto de la Unión Europea, excesivamente cara y de baja