Review del smartwatch de Michael Kors MKGO

Es cada vez más frecuente encontrarse con firmas de moda que apuestan por diseñar wearables, o lo que es lo mismo, tecnología que podemos lucir como un complemento de moda más, como puede ser un smartwatch. 

En este caso, vamos a centrarnos en Michael Kors y su nueva generación de smartwatches. Fue en 2016 cuando la empresa sorprendió con su primera línea de relojes inteligentes, y fue hace tan solo un mes cuando decidió lanzar tres nuevos modelos. 

Por un lado pudimos conocer la segunda generación de sus anteriores relojes, es decir, el Lexington 2 y el Bradshaw 2, y por otro, el nuevo MKGO, el que Michael Kors ha denominado como su modelo más ligero hasta la fecha. 

El MKGO es también el smartwatch enfocado a los y las amantes del deporte, disponible en llamativos colores, como rojo pasión, el modelo que analizaremos en este artículo. 

Tras haberlo podido probar durante varios días, estas son nuestras conclusiones sobre el diseño, la calidad, el rendimiento y las especificaciones generales del MKGO, el smartwatch más ligero de Michael Kors.  

Precio y disponibilidad

El smartwatch de Michael Kors Access MKGO puede comprarse a través de la página web oficial de Michael Kors por un único precio de 299 €. Está también disponible en color negro o en blanco por el mismo precio. 

Diseño y calidad de construcción

Seamos claras: el MKGO rojo te encantará o te horrorizará, no hay medias tintas. Debemos admitir que cuando sacamos de la caja el dispositivo nos llamó la atención por su color tan poco discreto. 

Sin embargo, al ponerlo sobre nuestra muñeca se ve mucho menos robusto de lo que esperábamos (y eso que lo probamos en una muñeca mucho más pequeña de la media). 

En unas horas ya nos acostumbramos a él y lo cierto es que el tan llamativo rojo puede acabar dándole un toque muy chic a muchos looks y estilos. Resumiendo: impacta al principio, pero enseguida te haces a él, y finalmente acaba gustando bastante. 

Sumando puntos a su favor, destacamos su ligereza, se siente cómodo y te olvidas de que lo llevas puesto porque apenas pesa. Esto es gracias a su combinación de materiales: una carcasa de aluminio y nylon y una correa de silicona. 

La caja tiene un acabado mate metalizado, un toque de elegancia que contrasta bastante bien con el tono más deportivo de la correa de silicona. El interior de la correa tiene una textura algo rugosa, lo que logra que el reloj se sujete mejor en tu muñeca. 

Si nos fijamos en la caja, estamos ante una esfera de 43 mm de diámetro con tres botones en la parte derecha que tal vez sobresalen más de lo que nos gustaría. 

La hebilla hace juego con la caja, hecha del mismo material con acabado mate metalizado y con la inscripción ‘Michael Kors’ en ella. Todo el dispositivo es del mismo rojo intenso, a excepción de una línea negra que rodea toda la esfera y, obviamente, la pantalla, que dependerá del tipo de esfera que elijas. 

En general nos encontramos ante un estilo bastante original con un toque muy deportivo que encajará muy bien con aquellos y aquellas que andan en busca de un reloj inteligente que además cumpla bien con las funciones de una pulsera de actividad. 

Podrás fácilmente cambiar la correa en caso de que así lo desees, pero ten en cuenta que la caja seguirá siendo siempre roja, lo que hará que difícilmente combine bien con otro tipo de correa. 

Por último, un dato muy a favor del MKGO es que es un dispositivo resistente al agua. Podrás sumergirlo hasta 30 metros de profundidad en el agua, lo que lo hace idóneo para seguir tu actividad física dentro del agua también. Además su correa de silicona se secará con rapidez y no sufrirá ningún tipo de daño. 

Rendimiento y duración de la batería

La batería de 350mAh es uno de los puntos que el MKGO debería mejorar. Según nuestra experiencia con el reloj, no consigue durar un día entero, lo que hace que te quedes tirada en medio de un entrenamiento físico que estabas midiendo o a medias buscando un destino con la app de ‘Mapas’. 

También cabe mencionar que el uso que le hemos dado al smartwatch ha sido bastante intensivo: GPS activado, notificaciones continuamente activadas y brillo bastante alto, pero es también el uso que en nuestro caso le daríamos a cualquier smartwatch. 

Nos falta también un aviso más notable que nos notifique que nuestro reloj se está quedando sin batería. Esto nos ayudaría a prevenir y cargar antes de salir o a dejarlo en casa cargando directamente hasta que esté listo. 

Sin embargo, es normal que al llevarlo puesto te olvides de él y que de repente lo mires y te des cuenta de que está apagado por la falta de batería, algo que decepciona bastante. 

Aún así, podemos afirmar que la batería del MKGO es mejor que la de muchos otros smartwatches de última generación que están actualmente disponibles, y que si no eres tan exigente con su uso, su batería puede a llegar a durar más de un día entero. 

Ahora bien, si nos centramos en hablar de su rendimiento, nos encontramos ante otro de los factores que debería mejorar Michael Kors. Aunque nos encanta la interfaz y el sistema operativo Wear OS (de los que hablaremos más adelante), lo cierto es que el rendimiento no es tan bueno como podríamos esperar. 

Al utilizarlo, sobre todo al principio cuando instalamos apps y configuramos el reloj, se quedó colgado un par de veces. Además, a veces la pantalla no responde al tacto tan rápidamente como debería. 

Cabe mencionar que estamos ante 512 MB de RAM cuando normalmente nos encontramos con un mínimo de 1 GB en relojes inteligentes de última generación, como por ejemplo el nuevo Fossil Gen 5. Esto nos echa un poco hacia atrás, sobre todo teniendo en cuenta el precio, nada barato, del smartwatch. 

El MKGO viene con el chip que llevan los relojes con Wear OS, es decir el Snapdragon Wear 3100. Uno de los cambios que este nuevo procesador introdujo fue el de una mejor autonomía, aunque tal y como hemos explicado, pensamos que todavía debería de mejorarse más. 

Tal vez la falta de ineficiencia se debe a los cuatro núcleos Cortex-A7 de 28nm que porta el chip (sumado a los escasos gigas de RAM). Aunque esto permite que ocupe muy poco espacio y que el reloj sea más ligero, pensamos que el rendimiento no debería de sacrificarse. 

Wear OS afirma que gracias a su mejora en su procesador, dispondremos de una autonomía de 15 horas de batería haciendo uso de GPS y de ritmo cardiaco. 

Sin embargo, tal y como explicamos líneas arriba, según nuestra experiencia el reloj consiguió durar esas 15 horas de batería solo cuando lo utilizamos para consultar la hora y poco más. 

Dándole un uso más exhaustivo (el uso que deberíamos poder darle a un smartwatch), el MKGO consiguió sobrevivir alrededor de 8 horas y 30 minutos. Nos pusimos el reloj a las 11 de la mañana con el 100 % de la batería, a las 15:00 ya había descendido al 55 %. 

En cuanto a la velocidad de carga, no encontramos con que lo hace bastante rápido: en una hora y cuarto el reloj cargó al 100 % su batería. Esto es un punto a su favor, y podría compensar a aquellos/as que sí necesiten usar de una forma más exigente el reloj: si necesitan batería, en pocos minutos pueden conseguir la que necesitan. 

Especificaciones generales y características

Fitness con MKGO

Hemos hablado ya del estilo deportivo que ofrece el MKGO, y de lo cómodo que resultará para los y las amantes del deporte por su ligereza y resistencia al agua. Es decir, lo tenemos claro: estéticamente el MKGO está enfocado al deporte, y convence. 

Sin embargo, ¿se corresponde su exterior con su interior?, ¿es tan deportivo por fuera como por dentro? Lo cierto es que sí, el MKGO incorpora funciones y aplicaciones dedicadas al deporte y a la salud que agradarán a aquellos que busquen un dispositivo que cumpla con las funciones de una pulsera de actividad. 

El reloj inteligente incorpora la función de lectura óptica de frecuencia cardiaca, algo que vimos integrado en los Apple Watch Series 4. Esta tecnología usa luces LED verdes (podrás verlas en la parte interna de la caja del reloj cuando te lo quites) para detectar la cantidad de sangre que fluye por tu muñeca en un cada momento. 

Como ya hemos mencionado, el reloj es resistente al agua, además de al sudor o salpicaduras, lo que lo hace ideal para llevarlo durante cualquier tipo de actividad física o incluso en días de lluvia o una piscina. 

La función de GPS permitirá que el reloj monitorice tu recorrido cuando sales a correr o de caminata. Al finalizar, recibes información sobre calorías quemadas (aunque no nos queda claro que la información sea muy exacta, ya que difiere de la que nos dieron otras apps en nuestro móvil usadas al mismo tiempo). 

También sobre el tiempo que has tardado y la velocidad en kilómetros por hora que has empleado durante tu sesión de actividad física. 

Cabe mencionar que es la app de Google Fit sincronizada con tu smartphone la que complementará las funciones de actividad que ofrece el smartwatch. Con esta aplicación podrás crear un perfil y establecer retos personales según tus intereses. 

El reloj dispone de sensores de movimiento que le permiten identificar cuando estás llevando a cabo una actividad física de forma automática. Dispone también de la opción de multi-deporte capaz de ajustarse a distintos tipos de entrenamiento: andar, aeróbic, baile, baloncesto, bicicleta, boxeo, etc.  

Pantalla y audio

La pantalla del MKGO suma puntos a su favor: estamos ante un panel AMOLED de 1,19 pulgadas y con una resolución de 390x390 (328ppi). 

Como habrás imaginado, la pantalla es del mismo tamaño que la que vimos en el Michael Kors Runway, aunque es más pequeña que los también recién estrenados modelos de segunda generación Bradshaw y Lexigton. 

Los colores en la pantalla se ven de una forma vibrante e intensa con buena definición. El brillo también nos parece bastante óptimo, no hemos tenido ningún problema para ver la pantalla del reloj en exteriores con mucha luz. 

Si lo deseas, en ajustes de pantalla puedes ajustar el brillo para que automáticamente se ajuste según la luz de tu entorno, aunque esto no es algo que nos sorprenda ya que últimamente esta opción viene integrada en casi cualquier dispositivo. 

La pantalla lucirá más o menos según la esfera que elijas, y lo cierto es que Michael Kors ofrece una gran variedad de diseños de esferas que conseguirá satisfacer cualquier gusto o estilo. 

Nos encontramos con estilos clásicos, muchos de ellos nos recuerdan al estilo de los primeros relojes analógicos de Michael Kors, otros ellos evocan estilos más deportivos y simples, mientras que otros muchos ofrecen bastante originalidad. 

Las distintas esferas podrás seleccionarlas desde la app en tu móvil (de la que hablaremos más adelante) o bien desde el mismo reloj. Lo cierto es que ofrecen un gran grado de personalización, podrás cambiar el color del fondo o de las manecillas a tu antojo e incluso elegir la foto que tu desees como foto de fondo del reloj. 

El MKGO incorpora la función de pantalla siempre activa, lo que quiere decir que cuando la pantalla se apague para ahorrar batería, todavía podrás seguir viendo información básica en blanco y negro como la hora o tu ritmo cardiaco (según la esfera que elijas verás unos detalles u otros). 

Respecto al audio, el MKGO no dispone de altavoz, por que la experiencia que ofrece no resulta tan inmersiva como con otros de sus modelos como el Lexigton 2. Sí que dispone de micrófono incluido gracias al cual podrás interactuar con el asistente de Google en caso de que lo necesites.   

Sistema operativo y aplicaciones

Tal y como hemos mencionado varias veces a lo largo de este artículo, el smartwatch MKGO viene con el sistema operativo Wear OS by Google (anteriormente conocido como Android Wear). 

El sistema se caracteriza por una interfaz bastante clara e intuitiva. Con el MKGO solo tendrás que presionar el botón central para acceder al menú de distintas aplicaciones: mapas, contactos, cronómetro, etc. 

Además de todas las funciones relacionadas con la salud y actividad física, podrás utilizar el reloj para muchas otras cosas. Con el MKGO hemos podido colgar llamadas, controlar cualquier vídeo que estemos viendo en nuestro smartphone, disponer de una calculadora, cronómetro, consultar el tiempo, configurar una alarma, etc. 

Si deslizamos hacia la derecha en la pantalla inicial, podremos acceder al asistente de google, al cual podremos solicitarle información sobre restaurantes cerca, preguntarle sobre una película, cómo llegar a un sitio o activar el cronómetro. 

Si deslizamos hacia el otro lado, tendremos acceso a la app de Google Fit, de la que hemos hablado líneas arriba. Es muy sencillo activar cualquier actividad física rápidamente. 

Algo que nos ha gustado bastante son detalles que permiten una mayor personalización del dispositivo. Por ejemplo, puedes configurar dos caras diferentes para que se cambien de día y de noche de forma automática, y tal y como hemos dicho, podrás personalizar todas y cada una de las caras eligiendo color de fondo, de las manecillas y de los números. 

La app de Wear OS que descargarás en tu smartphone para poder vincularlo al MKGO es también bastante sencilla. A través de ella podrás elegir también el diseño de tu reloj, configurar las notificaciones o acceder a ajustes avanzados. 

Ya que mencionamos las notificaciones, nos gustaría recomendarte selecciones solo aquellas que consideras más importantes. De otro modo, sobre todo si tienes una vida en redes muy activa, tu smartwatch no dejará de vibrar mostrando notificaciones de email, Instagram, Facebook, WhatsApp, etc., agotando rápidamente la batería del dispositivo. 

Una función de la app que nos ha gustado es la de poder hacer captura de pantalla del reloj. Solo tienes que tocar sobre los tres puntos de la esquina superior derecha y elegir la opción de ‘capturar la pantalla del reloj’. 

La app y por ende el reloj, está disponible tanto para Android como para iOS, así que te resultará sencillo emparejar el smartwatch a cualquier teléfono que tengas. 

Por último, cabe destacar una de las funciones que más práctica nos ha resultado: Google Pay. Desliza de arriba hacia abajo en la pantalla principal y toca sobre ‘Pay’. Aparecerá la tarjeta o tarjetas que tengas vinculada a tu cuenta de Google. Solo tendrás que acercar el dispositivo a cualquier datáfono con contactless para poder pagar sin tener que sacar la cartera. 

Listado de especificaciones

  • Wear OS by Google
  • Compatible con iOS y Android
  • Materiales: silicona, nailon y aluminio
  • Caja de 43 mm
  • Pantalla AMOLED
  • NFC
  • Procesador: Snapdragon Wear 3100
  • CPU: Quad-core Cortex-A7 con una velocidad de hasta 1,2 GHz
  • GPU: Qualcomm Adreno 304
  • Co-procesador: QCC1110
  • 512MB RAM
  • Correa intercambiable
  • Altavoz: No
  • Resistencia al agua: sumergible hasta 30 metros
  • Bluetooth 1.2

Veredicto

El MKGO de Michael Kors es un buen reloj. Te convencerá si eres amante del deporte y buscas un dispositivo con un estilo más deportivo que formal. A su favor nos quedamos con la ligereza de su diseño, su interfaz y usabilidad, su carga rápida y Google Pay, además de todas sus herramientas y funciones relacionadas con el ejercicio físico y la salud. 

¿En su contra? Algún fallo en el rendimiento debido a su escada RAM seguramente y la posibilidad de mejorar todavía un poco más la durabilidad de su batería para poder darle un uso más exhaustivo al reloj y que nos dure al menos un día entero. 

Si te convence su diseño (sabemos que no agradará a todos los gustos, sobre todo el modelo rojo chillón), y no buscas un dispositivo extremadamente potente, si no cómodo y práctico para cumplir con funciones básicas, el MKGO es el smartwatch que estás buscando.

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo