Review del smartwatch Amazfit T-Rex Pro

Zepp Health (antes Huami) presentó su primer smartwatch robusto -el Amazfit T-Rex- en el CES 2020; un año después aparece su sucesor, el T-Rex Pro, que ofrece sutiles mejoras sobre la misma receta familiar de "reloj resistente".

A primera vista, puede ser difícil distinguir el Pro de su predecesor, pero sus creadores se han centrado en ofrecer una continuación oportuna (sin juego de palabras) que ofrece más de lo que se espera del mercado actual de wearables, al tiempo que redobla los rasgos que ayudan a la línea T-Rex a destacar entre la multitud.

Diseño y construcción

Si has visto el T-Rex original, has visto el T-Rex Pro; recuerda a los relojes G-Shock de Casio, está lleno de ángulos y crestas. Al estar hecho de policarbonato, el Pro puede parecer un poco de juguete, comparado con algunos de sus rivales, pero si eres un fan de esta estética general de "tecnología dura", el T-Rex Pro encaja.

A pesar de su aspecto intencionadamente voluminoso, en realidad es un reloj sorprendentemente ligero (con un peso de 59,4 gramos, incluida la correa); si esto es una ventaja o un inconveniente puede ser más una cuestión de preferencia personal que una ventaja o desventaja funcional.

Sin embargo, este diseño de aspecto robusto no es sólo para mostrarlo; el T-Rex Pro se ha sometido a las mismas pruebas MIL-STD-810G que su predecesor y, de hecho, las supera, con un total de 15 certificaciones (frente a 12), que abarcan desde temperaturas y humedad extremas hasta resistencia a los golpes y al agua.

De hecho, una de las grandes mejoras es la resistencia al agua de 10ATM, el doble que la del T-Rex original (y que la mayoría de los mejores relojes inteligentes del mercado), lo que significa que se acerca al territorio de los relojes de buceo y que probablemente podría soportar su uso en el mar (aunque no se recomienda sumergirse hasta 100 metros).

Cuatro botones metálicos texturizados (dos a cada lado de la carcasa) sobresalen lo suficiente como para que sea fácil sentirlos sin tener que mirar, pero no sobresalen tanto como para que se enganchen con algo durante el uso general. De este modo, el manejo con guantes es relativamente fácil, en comparación con los smartwatches que dependen en mayor medida de la interacción táctil.

El T-Rex original se suministraba con una correa de silicona no extraíble, desconcertantemente elástica y flexible, y aunque la correa de 22 mm del Pro sigue estando fusionada con el cuerpo del reloj por diseño, la mezcla del material utilizado parece mucho más rígida y resistente, por no mencionar que esta vez presenta un efecto de dos tonos que lo distingue.

El reloj sigue siendo lo suficientemente flexible como para que la muñeca pueda moverse libremente durante su uso, mientras que la correa con hebilla de espiga -con su bucle de una sola lengüeta- garantiza que el T-Rex Pro permanezca firme y cómodamente fuera del camino, pero también firmemente en su sitio.

La Pro está disponible en tres colores (dos menos que su predecesora): Negro Meteorito (en la foto) - que cuenta con un 'bisel metálico rociado de bronce de cañón, Gris Desierto (un gris cálido que roza el beige) y Azul Acero - que se manifiesta como un verde azulado oscuro.

Pantalla

Además de un diseño familiar, el modelo Pro cuenta con lo que parece ser la misma pantalla circular AMOLED de 1,3 pulgadas del T-Rex original. Como tal, es agradablemente colorida, con un buen contraste y una impresionante nitidez, como antes, facilitada por una resolución de 360 x 360 píxeles.

El brillo también es suficiente -incluso con luz solar directa-, por lo que es fácil echar un vistazo cómodamente en todas las condiciones. También hay un ajuste de brillo automático y un control deslizante manual, al que se puede acceder desde los ajustes rápidos del reloj, deslizando el dedo hacia abajo desde la esfera elegida.

Un cambio sutil es el paso de Gorilla Glass 3 en el T-Rex original a cristal templado en el Pro. A primera vista, esto parece una rebaja, pero sin saber más sobre la composición del nuevo cristal por el que ha optado el equipo de Amazfit, es difícil asegurarlo.

Durante las pruebas prolongadas del reloj, el cristal de la cubierta del Pro ha demostrado ser impresionantemente resistente, soportando golpes y arañazos a lo largo de varias semanas sin ningún daño duradero perceptible, lo que sugiere que está a la par con las medidas de protección de su predecesor (o incluso puede superarlo), al menos en lo que respecta a la resistencia a los arañazos.

Un cambio estético agradable viene con la pantalla siempre activa opcional; antes se limitaba a una sola esfera de reloj analógica o digital, y ahora los usuarios tienen la opción de utilizar un diseño que complemente su esfera de reloj predeterminada elegida; lo que significa que la variedad de esferas siempre activas sólo está limitada por el número total de esferas estándar que admite el Pro.

También es algo bueno, ya que incluso cuando se ajusta a "sensible" la velocidad de respuesta al levantar la muñeca para comprobar la hora se siente dolorosamente lenta.

El reloj viene con cinco esferas precargadas -algunas de las cuales admiten complicaciones personalizables vinculadas a las métricas registradas por el Pro-, mientras que la aplicación Zepp (para Android e iOS) amplía el número total de opciones (en el momento de escribir este artículo) a 35, con las esferas recomendadas en función del reloj Amazfit que se haya emparejado.

Software y características

La experiencia de usuario del Pro no es particularmente rica, pero es limpia, funcional y fácil de navegar.

Como ya se ha mencionado, al deslizar el dedo hacia abajo (o al pulsar el botón "Arriba") se accede a los ajustes rápidos, como los controles de brillo, Buscar mi teléfono (que hace sonar el smartphone conectado), la linterna (que hace que la pantalla se vuelva blanca) y el modo teatro.

Al deslizar el dedo hacia arriba (o pulsar el botón "Abajo") aparece una vista general personalizable que alberga widgets relacionados con todo, desde el tiempo en tiempo real hasta los pasos y los objetivos de actividad.

Al pulsar "Seleccionar" en las esferas principales del reloj, se utiliza un botón de acceso directo para la acción elegida; por defecto, está configurado para entrenar, mientras que el botón 'Atrás' abre el menú completo de aplicaciones, cuyo orden se puede personalizar desde la aplicación para smartphones Zepp (que también permite ocultar las entradas no deseadas de la lista).

Si se activan, también se puede acceder a las notificaciones deslizando el dedo hacia la derecha desde la esfera principal del reloj; sin embargo, hay poco que se pueda hacer con ellas más allá de leerlas en el reloj, mientras que la forma en que se formatea el texto a veces sufre extraños saltos de línea que hacen que sean poco visibles.

Más allá de las características de fitness, el conjunto de habilidades del T-Rex Pro es variado, sin embargo, casi todas vienen con advertencias. Encontrarás herramientas prácticas como el control remoto de la música (aunque solo funciona con las canciones almacenadas localmente en tu smartphone), una aplicación de eventos (pero que sólo puede enumerar los eventos introducidos manualmente en la aplicación de acompañamiento Zepp, es decir, no puede sincronizarse con servicios activos como Google Calendar) y una aplicación de alarmas (que es solo por vibración, ya que el Pro carece de altavoz [o micrófono, por cierto]).

Rendimiento y fitness

Los aficionados al fitness apreciarán la ampliación de los modos de entrenamiento soportados, que han pasado de 14 en el lanzamiento del T-Rex original a más de 100 con la llegada del T-Rex Pro.

Los ejercicios se agrupan por colores en el menú de entrenamiento del reloj y cubren todo tipo de actividades, desde caminar y hacer senderismo, hasta ciclismo, natación en aguas abiertas, surf, entrenamiento de fuerza, tai-chi, tiro con arco e incluso conducir.

El Pro también se desmarca de su homónimo con una serie de nuevos sensores; un seguimiento de la ubicación más sólido (gracias a la compatibilidad con cuatro sistemas de posicionamiento global ampliados), un altímetro barométrico que proporciona datos de presión atmosférica y elevación (útil para una serie de actividades, como subir escaleras), junto con el seguimiento de la saturación de oxígeno en sangre (SpO2), ideal para evaluar el rendimiento y la recuperación del cuerpo.

Sus funciones de bienestar se extienden a las aplicaciones dedicadas de monitorización de la frecuencia cardíaca, la SpO2 y el estrés en el reloj, así como al seguimiento del sueño, que se ve mejor en la aplicación para smartphone Zepp.

La actividad del sueño recibe una puntuación global, y cada noche se desglosa en diferentes estados, junto con datos sobre la "calidad de la respiración del sueño" y las proporciones de sueño ligero y profundo.

Aunque a primera vista es un poco nebuloso -junto con una enorme cantidad de estadísticas y puntos de datos que puedes desglosar, en relación con el ejercicio en cuestión- la principal métrica de fitness del Pro es algo llamado PAI (Personal Activity Intelligence). Según la empresa que lo ha creado, se trata de una medición basada en el "impacto de la actividad física en la salud del corazón".

La aplicación Zepp sugiere que se alcance una puntuación PAI de 100 al final de un período de siete días (momento en el que se restablece). En la práctica, yo alcanzaba sistemáticamente entre 70 y 80 al final de cada semana, haciendo ejercicio durante aproximadamente 30 a 50 minutos, tres veces por semana.

El algoritmo detrás de PAI está diseñado para ajustarse dinámicamente a medida que mejora tu condición física, por lo que sin pruebas a largo plazo, es difícil evaluar si PAI es simplemente una métrica exigente que no pude alcanzar el objetivo, o si el algoritmo aún no había alcanzado su nivel en relación con mi capacidad de fitness.

Dicho esto, sigue siendo un indicador útil de los progresos diarios y semanales de la condición física y, si se desea obtener una mayor información, el reloj y la aplicación Zepp también ofrecen esas métricas adicionales.

En términos de funcionalidad, no hay duda de que Zepp ha conseguido crear un rastreador -y por extensión un ecosistema- que ofrece el nivel de información que buscan los aficionados al fitness que valoran el "yo cuantificado"; aquellos que probablemente consideren los wearables a medida de rivales como Polar y Garmin.

El principal problema del enfoque de Zepp es que, al igual que la aplicación de eventos y los datos biométricos que se pueden introducir para mejorar el seguimiento del reloj, la mayor parte (si no todos) de los datos adquiridos por el T-Rex Pro permanecen encerrados en su propio jardín.

Se pueden conectar servicios de terceros, pero en la revisión, sólo Google Fit, Strava, WeChat y Relive ofrecían esa compatibilidad.

Duración de la batería

Teniendo en cuenta que tanto éste como su predecesor comparten la misma capacidad de batería de 390mAh, Zepp ha contrarrestado las ventajas de los sensores y funcionalidades adicionales del modelo Pro reduciendo la duración de su batería en un par de días (de 20 a 18).

Como es muy cierto en el espacio de los wearables (donde cada miliamperio-hora cuenta), el kilometraje puede variar significativamente en función de una multitud de factores; desde el uso del GPS hasta la frecuencia de las notificaciones.

Zepp detalla las condiciones en las que el Pro alcanza su citada duración de batería de 18 días, sin embargo, en las pruebas (que incluyeron 40 minutos de uso del GPS [agotando el 3 % de la carga] y frecuentes sesiones de entrenamiento en casa), no fui capaz de superar los 14 días de uso a la vez.

Esto no deja de impresionar, sobre todo si se tiene en cuenta el seguimiento pasivo (frecuencia cardíaca, sueño, estrés, etc.), lo que significa que la mayoría no tendrá problemas con la longevidad ofrecida por el T-Rex Pro (y, dependiendo del uso, puede que dure más).

Aunque el cargador USB magnético no es el acompañante mejor diseñado, recarga el reloj con una rapidez sorprendente, superando el 50 % en 30 minutos y recargando completamente el T-Rex Pro en 75 minutos, en plano.

Precio y disponibilidad

El Amazfit T-Rex Pro se lanzó a finales de marzo de 2021, poco más de un año después de su predecesor. Ya está disponible en el Reino Unido, Estados Unidos, Italia, España, Francia, Alemania y Tailandia, con un precio de 169 €.

Puedes comprar el Amazfit T-Rex Pro en Amazon.

Si no necesitas las funciones adicionales, el T-Rex estándar sigue teniendo una buena relación calidad-precio, mientras que las opciones más avanzadas y resistentes, como el Honor Watch GS Pro, también te gustarán si estás buscando un reloj inteligente resistente.

Veredicto

A pesar de haber salido al mercado poco más de un año después del T-Rex original, el Amazfit T-Rex Pro representa una modesta actualización, con funciones adicionales como el seguimiento de la SpO2 y una gama mucho más amplia de modos deportivos que su predecesor, en un paquete que es solo ligeramente más caro.

Las mejoras en la resistencia, el sensor de frecuencia cardíaca y la resistencia al agua hacen que el Pro pase de ser una oferta buena a una excelente, aunque no es perfecto.

El software y las estadísticas que puede registrar son relativamente autónomos, sin soporte de aplicaciones de terceros ni un ecosistema más amplio con el que interactuar.

Además, las características más importantes, como el altavoz integrado, el almacenamiento accesible para el usuario y las correas intercambiables, no están sobre la mesa.

Si quieres un smartwatch asequible centrado en el fitness que pueda aguantar al aire libre, el Amazfit T-Rex Pro es una buena opción. Si quieres un reloj que se comunique con otros servicios de fitness y que ofrezca todas las funciones de un wearable "inteligente", la última y dura oferta de Zepp puede parecer un poco blanda.

Especificaciones

  • Pantalla AMOLED circular de 1,3 pulgadas y 360x360
  • 47,7x47,7x13,5mm
  • Más de 100 modos de entrenamiento
  • Sensor óptico de frecuencia cardíaca PPG
  • GPS + GLONASS + BeiDou + Galileo
  • 10ATM prueba de natación
  • Bluetooth 5.0/LE
  • Batería de 390mAh
  • Altímetro barométrico
  • Seguimiento de SpO2
  • Duración de la batería citada de 18 días
  • Cargador magnético de 2 pines
  • 59,4 gramos con correa
  • Compatible con Android 5.0/iOS 10.0 y superior

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo