Review Samsung Galaxy Buds+

Es evidente que los Galaxy Buds nunca alcanzaron el mismo nivel de prestigio que los AirPods de Apple, o incluso otros rivales de auriculares inalámbricos como Bose o Sony, pero con los nuevos Galaxy Buds+ esto podría cambiar. 

Con la mejor batería entre los productos de su clase, soporte de carga inalámbrica del estuche de carga, así como la calidad de sonido ofrecida, no podemos pedir mucho más a estos nuevos auriculares que podrás aprovechar incluso sin usar un móvil de Samsung. 

Precio y disponibilidad

Los Galaxy Buds+ tienen actualmente un precio oficial bastante competitivo de 179 €, algo más que el precio original que tenía la generación anterior, pero con prestaciones que mejoran lo que vienen ofreciendo la mayoría de los considerados sus rivales. 

Si estás interesado en ellos y decides adquirir durante estos días uno de los nuevos terminales de la serie Galaxy S20, S20+ o S20 Ultra, a la hora de hacer la precompra online obtendrás de regalo los auriculares Galaxy Buds+. 

Como referencia, destacar aquí que los AirPods Pro de segunda generación de Apple con cancelación activa de ruido cuestan actualmente 279 €, mientras que los AirPods tradicionales que siguen a la venta cuestan 179 € en la Apple Store. Con estuche de carga, se elevan a los 229 €.

El principal desafío para los Galaxy Buds+ en términos de precio es que si te alejas de los fabricantes de teléfonos y miras marcas de audio más discretas, puedes obtener fantásticos auriculares inalámbricos por menos dinero sin que la calidad se vea comprometida. 

Diseño y calidad de construcción

Es justo decir que estéticamente hablando, Samsung no ha llevado a cabo muchos cambios en sus Galaxy Buds+, frente a los Galaxy Buds del pasado año. Consulta la review. Al menos en lo que a nivel estético se refiere. De hecho, son idénticos con un tamaño compacto casi circular. 

Su superficie plana está pensada para ofrecer un panel táctil triangular con acabados en perla que van a permitirte interaccionar con ellos. Pesan 6,3 gramos cada uno, frente a los 5,6 gramos de los anteriores, pero es prueba de los cambios internos llevados a cabo.

Debido a que el panel táctil cubre la mayor parte del lado exterior, es bastante difícil moverlos dentro y fuera de tus oídos sin tocarlo accidentalmente, y te costará acostumbrarte a desactivar el modo ‘sin pausa’ cuando los llevas puestos y vas de camino a algún lado. 

Como antes, contamos con tres opciones de punta de silicona, junto con tres tamaños, lo que hace que sea lo suficientemente fácil encontrar el mejor tamaño para tus oídos tras unos minutos probando diferentes combinaciones. 

Los acabados con los que puedes adquirirlos son en blanco, en negro, color que regresa en esta gama, o en azul nube, color que reemplaza a los amarillos de la pasada edición. Todos vienen con resistencia a salpicaduras IPX2, soportando la lluvia o un poco de sudor si corres, pero en ningún caso la ducha.

En cuanto al estuche, también tiene exactamente el mismo tamaño y diseño que el año pasado (y, por lo tanto, continúan siendo de los más compactos), aunque por alguna razón Samsung ha cambiado el acabado mate de la funda original por un aspecto más brillante. 

Entonces, en el exterior, los Buds+ son literalmente solo una versión más brillante del modelo del año pasado. Pero, ¿qué te aporta ese peso extra de 0,7 gramos?

La batería como gran apuesta

Samsung prácticamente ha logrado duplicar la vida útil de la batería de los auriculares, pasando de las seis horas del modelo anterior, a las 11 horas, sin contar con el estuche de carga, que contiene otra carga completa. Añádela y tendrás y 22 horas de batería en total.

Ese número total es impresionante, pero son las 11 horas lo que realmente cuenta. Viene a ser una autonomía de casi un día completo de uso que pueda hacer cualquier ser humano. 

En mis pruebas, los encendí a las 9:00h am, traté de usarlos tanto como pude todo el día sin ponerlos en el estuche, y todavía me encontré yendo a la cama a medianoche con un 20% de batería restante en cada auricular. 

Incluso cuando mi Galaxy Note 10 Ultra se encontraba al 2 % de carga tras un día de uso intenso. 

La carga rápida hace que esos números sean aún mejores, ya que solo tres minutos en el estuche conceden a los Galaxy Buds+ una hora extra de tiempo de reproducción. Y el estuche en sí mismo puede cargarse mediante USB-C o carga inalámbrica. 

Dos indicadores LED que cambian de color, presentes en el estuche, te van a permitir conocer los niveles aproximados de batería para cada auricular y el estuche  respectivamente, pero probablemente sea mejor usar la aplicación Galaxy Wearable.

Esta aplicación también ofrece información de la batería de cada auricular, un ecualizador, controles de sonido ambiental, así como la posibilidad de personalizar lo que hace una pulsación prolongada en cada auricular. 

Entre las opciones es posible activar un asistente de voz, cambiar el volumen, activar / desactivar el sonido ambiental, o simplemente, abrir Spotify y comenzar a reproducir automáticamente la última lista de reproducción que usaste.

Un cambio masivo respecto al año pasado es que la nueva aplicación Galaxy Buds+ iOS es compatible con casi todo lo anterior: las únicas cosas que faltan son la integración de Spotify, la lectura de notificaciones en voz alta, y un modo de juego de baja latencia. 

El año pasado, no hubo soporte de aplicaciones iOS para Galaxy Buds, lo que dejó fuera a posibles usuarios de iPhone que desearan utilizar los Buds. En este sentido, es bueno observar que Samsung mejora las cosas en este sentido. 

La aplicación es especialmente importante para el tema de ecualización. Si resulta que el sonido prefijado de los Buds+ te resulta bastante plano, la aplicación te ofrece otras cinco opciones entre las que elegir, desde aumentos de graves y agudos, hasta suaves dinámicos.

Comprobarás que los cambios no son especialmente bruscos, lo que indica que los perfiles de los Buds + no cambian drásticamente con el fin de adaptarse a una variedad de gustos y géneros.

No existe la modalidad de cancelación activa de ruido, pero a este precio, francamente no debe importarte. Echa un vistazo al precio final de los AirPods Pro. Y para ser sincero, las mejoras han evolucionado como para que realmente no lo extrañe. 

El modo ambiente también funciona bien, utilizando micrófonos adicionales para aumentar el sonido exterior y permitirte escuchar lo que sucede a tu alrededor. Resulta útil incluso para pedir un café en un bar sin tener que parar la música o quitártelos de tus oídos. 

Veredicto

En cierto sentido, los Galaxy Buds+ no difieren en gran medida de los originales. El mismo diseño, calidad de sonido similar y un par de ajustes de software. Pero los Buds originales ya eran una gran opción inalámbrica, y los nuevos pequeños ajustes, los hacen ser mejores.

El dato con el que debes quedarte es la fascinante duración de la batería, duplicando la autonomía de la generación previa hasta superar las 11 horas de uso. El otro gran aliciente es la carga rápida de los auriculares y la carga inalámbrica del estuche.

Todavía podría encontrar pequeñas cosas de las que quejarme, como el hecho de que el estuche resulte brillante, la eficiencia de los controles táctiles, o incluso la falta de soporte del códec de audio AptX. Pero aún así, esta vez Samsung ha hecho un gran trabajo. 

Samsung Galaxy Buds+: Especificaciones

  • 2 Auriculares inalámbricos con estuche
  • Controlador dinámico de 2 vías
  • Controles táctiles
  • Conectividad mediante Bluetooth 5.0
  • Resistencia a salpicaduras IPX2
  • Estuche de carga con USB-C y carga inalámbrica
  • Batería de auriculares: 85mAh
  • Batería del estuche de carga: 270mAh
  • 6,3 gramos por auricular 
  • Acabados en negro, blanco o azul nube

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo