Review Fitbit Charge 4

Como ya sabrás, Google adquirió a finales del pasado año a la compañía Fitbit por lo que muchos usuarios podrían esperar que los nuevos productos de la marca se basaran en el sistema Wear OS o en la integración con Google Fit. 

Lejos de la realidad, la compañía ha seguido su camino para presentar ahora la que sobre el papel es la mejor pulsera inteligente de la marca creada hasta el momento. Con prestaciones de reloj inteligente presentadas en un formato de pulsera, la Charge 4 tiene mucho que decir en este mercado. 

Vamos a ver todas y cada una de las funcionalidades que contempla la Charge 4, pero de entrada te anticipamos que dispone de la característica que Fitbit denomina ‘Active Zone’ o seguimiento de zona activa para registrar tu actividad deportiva en base a las pulsaciones. 

De entrada, hemos querido destacar esta funcionalidad dado que ningún otro dispositivo de Fitbit lo contempla por el momento. La tecnología que ya existe en relojes inteligentes como el Apple Watch o los de Samsung, se hará extensible a otros productos de Fitbit mediante actualización de firmware. 

Diseño de lo más familiar

Aunque ciertamente ofrece mejoras interesantes frente a la anterior Charge 3, al ser más funcional, su apariencia sigue siendo idéntica a la anterior, con cuerpo de plástico, pantalla en escala de grises (sin color) y marcos grandes.

No es un Apple Watch, ni un Galaxy Watch, o incluso un Fitbit Versa, a pesar de que su precio de 149,95 € se aproxima más a estos dispositivos que a las pulseras de actividad que estamos acostumbrados a ver en el mercado. En la imagen la vemos junto al Versa 2 presentado a finales del pasado año.

Es el caso de la Xiaomi Mi Smart Band, o la Honor Band 5 que puedes encontrar por poco más de 30 €. Echa un vistazo al artículo sobre las 10 mejores pulseras de actividad del año

No obstante, siendo realistas, los productos de Fitbit juegan en otra liga y la Charge 4 vuelve a demostrar que es el mejor rastreador de ejercicios que la marca haya fabricado nunca. 

No se trata de la incorporación de los sensores de GPS o NFC que ahora son un estándar, sino también de las significativas implementaciones en la Charge 4 que ayudan a cerrar la brecha existente entre lo que son los relojes inteligentes y las verdaderas pulseras de actividad. 

Su peso se mantiene en los 30 gramos, mientras que la pantalla OLED es brillante para poder apreciar en cualquier circunstancia (incluido a plena luz del día ), la interfaz de usuario del dispositivo con una navegación por el menú exacta a la anterior generación. 

Las correas o bandas empleadas también es el mismo que en la Charge 3, por lo que todas las correas son compatibles. Encontrarás algunas nuevas a precios que varían entre los 29,95 € de las deportivas y los 39,95 € de los modelos textiles con acabados en cielo estrellado o ciruela. 

Ejercicio por encima de todo

La configuración y puesta en marcha vuelve a ser sencilla, ya que basta con emparejarla con la aplicación Fitbit de tu móvil Android o iPhone. El apartado de notificaciones también parece haber mejorado, algo que parecía impredecible en la Charge 3 ya que en ocasiones se omitían o se perdían en el camino. 

Desconocemos el tipo de procesador que llevan las Charge en su interior (es algo que Fitbit se reserva), pero como dispongo de la generación anterior Charge 3, hemos podido comparar la velocidad de ambas y la nueva Charge 4 se desenvuelve más rápido. 

Como sabrás, para movernos por su interfaz, la Charge 4 responde a los movimientos realizados sobre su pantalla en las 4 direcciones, y para retroceder a la pantalla anterior, basta con oprimir sobre su lateral sin necesidad de manejar botonera alguna. 

Esto te permite consultar rápidamente y de un vistazo la información ofrecida sobre tu ejercicio o movimiento, pero evidentemente, la experiencia no es la misma que si lo haces en la pantalla a color del Versa 2. Ninguno de los complementos de Fitbit OS está aquí presente. 

Esto implica que sigue siendo necesario recurrir a la app del móvil para cambiar las caras de la pulsera u organizar la información. Tampoco podrás instalar aplicaciones nuevas, aunque ahora disponemos de ‘Agenda’ y de control remoto de ‘Spotify’, la cual es muy bienvenida. 

En líneas generales, quédate con la sensación de que el menú es muy intuitivo, pero no está exento de algunas peculiaridades. Si abandonas la pantalla de ejercicio, tu entrenamiento se detendrá, lo que es un fastidio si quieres cambiar de pista en Spotify. 

Rastrea como un auténtico hurón

Lo que no cabe duda es que cumpliendo con sus funciones de rastreador de actividad física, no hay en el mercado otro producto que le gane. No solo tiene sensores para los pasos, frecuencia cardíaca o elevación, sino que también es el único que mide distancia con su nuevo sensor GPS.

Este rastreo por GPS funciona con siete actividades de ejercicio, como correr, andar en bicicleta y caminar, haciendo una buena labor al registrar distancia, ritmo y altitud. Lo malo es que no hay soporte de aplicaciones de terceros, por lo que no podrás monitorizar otros servicios como Strava. 

Ojo que el uso del rastreador por GPS es un auténtico devorador de batería. Debido al período de confinamiento, no hemos podido ponerlo a prueba, pero ya con la Charge 3 comprobamos que una hora de carrera nos ocasionó la pérdida de un 20 % de su batería. 

Pero eso no parece ser un problema a menos que salgas todos los días a correr. El GPS solo se activará una vez que comiences el ejercicio, por lo que se mantiene inactivo incluso cuando está activo en la configuración. 

Lo que realmente vemos interesante es el nuevo seguimiento de ‘Minutos en zona activa’ lo que te permite consultar en qué zona de ritmo cardíaco estás para ver si estás esforzándote lo suficiente para lograr tus objetivos.  

Recibirás zumbidos en tu muñeca al ingresar en las zonas de quema de grasa, cardio y pico, con el aliciente de que una nueva sección en la pantalla ‘Hoy’ te mostrará un seguimiento de tu progreso diario. 

Por el momento, es una función exclusiva de la Charge 4 que no encontrarás en el resto de dispositivos de Fitbit. La compañía ha confirmado que lo hará extensible por una actualización de firmware a todos aquellos dispositivos que lo soporten por hardware. 

No hay cambios en lo que respecta al seguimiento del sueño, algo que ya el Versa 2 resuelve a las mil maravillas con la puntuación de calidad de tu sueño. Indicar aquí que la Charge 4 también recoge la medición de oxígeno en sangre Sp02 mientras duermes. 

El seguimiento y control del sueño sigue siendo un apartado importantísimo para Fitbit, algo diferencial frente a otras opciones del mercado, donde Apple con sus Watch ni tan siquiera es capaz de ofrecerlo de forma nativa, todo un aliciente para adquirir una pulsera como la Charge 4. 

Batería y carga

Apenas llevamos unos días poniendo a prueba a la nueva Charge 4, por lo que partiendo de que su duración de batería supera a los 7 días de la semana, este dato no hemos podido contrastarlo todavía. 

La pulsera nos llegó con la batería completamente vacía, lo que nos permitió observar que una carga completa lleva entorno a las 2 horas de conexión a la corriente. Previsiblemente, Fitbit mantiene en este nuevo modelo los mejores resultados de eficiencia y consumo. 

Te será fácil superar la semana de uso sin tener que recargar su batería, salvo que seas un runner activo que sale a correr con la Charge 4, ya que con el GPS de seguimiento de actividad en funcionamiento, su autonomía puede decaer de forma notable.

Precios, modalidades y disponibilidad

La Fitbit Charge 4 ya se encuentra a la venta en España a un precio recomendado de 149,95 €, lo que vienen a ser 50 € menos que el reloj inteligente Versa 2 presentado a finales del pasado año. 

Visto por el otro lado, la Charge 4 cuesta 50 € más que la Inspire HR que se sitúa en los 99,95 €, pero con el aliciente de que estás pagando por un producto que incorpora altímetro, sensor Sp02, NFC para los pagos contactless y GPS, lo que hace que merezca la pena. 

El modelo de Charge 4 que hemos tenido oportunidad de probar es la edición básica que se encuentra disponible con monitor en negro y correa clásica. El producto incluye el cable cargador, fácil de llevar a todas partes, y una correa extra de talla L además de la S. 

De manera adicional puedes encontrar la esfera de la pulsera en tonos ciruela con correa también en ciruela, o bien en color azul, al mismo precio. Existe una Charge 4 Edición Especial con correa textil reflectante en granito a un precio de venta de 169,95 €. 

Veredicto final

Cuesta recomendar un producto de este tipo cuando en el mercado existen pulseras inteligentes que cuestan una tercera parte de su precio. No obstante, debes valorar el hecho de que la Charge 4 te ofrece lo mismo que un reloj inteligente en cuerpo compacto de pulsera. 

Evidentemente el ecosistema de aplicaciones y opciones que puedes desplegar en su pantalla no es el mismo que el de un reloj inteligente, pero la Charge 4 es la típica pulsera de llevar puesta y olvidarte de que la llevas. Ella lo hará por tí. 

La nueva función añadida de minutos en zona activa, junto a los pagos por NFC y el GPS son grandes extras que no encontrarás fácilmente en otras pulseras del mercado. Es por este motivo, y por la gran plataforma de Fitbit, por lo que consideramos que es un producto recomendado. 

Frente a las pulseras económicas del mercado, a su favor hay que decir que la Charge 4 te garantiza funcionamiento sin problemas con notificaciones y recordatorios que en otros productos necesitarás ciertos conocimientos para su adecuada puesta en marcha. 

Para una futura versión, tan solo le pedimos a Fitbit la posibilidad de poder manejar aplicaciones de terceros con el fin de sacar partido a su excelente hardware, así como el almacenamiento de la música, algo que la actual Charge 4 todavía no contempla. 

Especificaciones

  • Pantalla AMOLED en escala de grises
  • Sensores con Acelerómetro de tres ejes
  • Monitor óptico del ritmo cardiaco
  • GPS, Motor de vibración, Altímetro
  • Medición de Sp02 oxígeno en sangre
  • Chip NFC para Fitbit Pay
  • Bluetooth 4.0 LE (BLE)
  • Resistencia al agua a 50 metros
  • Batería de hasta 7 días (5 horas con el GPS activado)
  • Tiempo de carga de 2 horas
  • Peso de 30 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo