Por qué el Halo de XGIMI es uno de los mejores proyectores que puedes comprar

Si estás pensando en comprarte un proyector para tu casa y no lo tienes claro: hazlo. Tener un proyector en casa es algo que recomiendo a todo el mundo, sobre todo si te gusta hacer maratones de películas a menudo. Un proyector puede hacerte sentir como que estás en el cine, pero mejor: puedes tumbarte en tu sofá, y no habrá nadie que te moleste a mitad de la película hablando con su compañero de butaca o levantándose para ir al baño.

Ahora bien, ¿qué proyector comprar? Obviamente la decisión dependerá de tu presupuesto. Personalmente te recomendaría que invirtieras algo de dinero ya que a partir de 600 € puedes comprar proyectores de buena calidad. Y sí, existen proyectores en Amazon por poco más de 100 €, pero la experiencia que ofrecen no se puede comparar con los proyectores premium de más de 600.

Aquí es donde llega XGIMI. Buscando y buscando el proyector ideal me encontré con la marca XGIMI. 

Puedes comprar el proyector Halo por 799 € aquí

Si quieres además estar al tanto de otras opciones de compra, tenemos una guía completa con los mejores proyectores que puedes comprar ahora mismo. 

Calidad: Buena calidad de imagen, pero queremos más lúmenes

Tenía muchas ganas de probar el Halo, ya que sus especificaciones sobre papel pintaban muy bien: 1080p FHD nativo, 800 lúmenes ANSI compatible con 4K y una corrección trapezoidal automática, es decir, se autoenfoca para proporcionar una imagen nítida en todo momento.

¿Cumplió el proyector Halo con mis expectativas? La respuesta corta es que sí, pero con alguna excepción. Cuando lo encendí era ya de noche, así que, una vez pasé el proceso de configuración (nada complicado), el proyector convirtió el salón de mi casa en un cine.

Proyector Halo

Los colores se ven de forma nítida y clara, sin duda destaca la calidad de la imagen. Como fallo, debo reconocer que en escenas de películas más oscuras los negros no se ven tan contundentes como en una pantalla, aunque es algo que solo se percibe en momentos determinados.

¿Puede verse el proyector durante el día? Como puedes imaginar, no, sobre todo teniendo en cuenta los 800 lúmenes con los que cuenta. Además, vivo en un país en el que las persianas brillan por su ausencia (tampoco es que sean tan necesarias en un país como Inglaterra), pero esto hace que no pueda conseguir una sala con total oscuridad durante el día.

Proyector halo

Aún así, si consigues poder oscurecer una habitación conseguirás una calidad aceptable. De hecho, las fotos que podéis ver con el proyector en funcionamiento han sido tomadas durante el día. Eso sí, con las cortinas cerradas, evitando que entre mucha luz y, como no, tomadas en un día bastante nublado.

Piensa que estamos ante 800 lúmenes, una medida esencial a tener en cuenta a la hora de comprar un proyector. Para poder usar un proyector en plena luz del día, tendríamos que tener una lámpara de luz tan potente que llegara a los 6000 lúmenes, por lo menos.

Obviamente, al aumentar los lúmenes, aumenta también el precio. Sin ir más lejos, XGIMI ofrece uno de los mejores proyectores que hemos encontrado (al menos sobre papel, ya que no lo hemos podido probar todavía). Se trata del Horizon Pro, con nada más y nada menos que 2200 lúmenes, eso sí, su precio sube hasta los 1.699 €.

Existen proyectores con 800 lúmenes más baratos que el Halo sí, pero también es cierto que esos modelos más baratos ofrecen también unas calidades de imagen inferiores. Los 800 lúmenes del Halo significan que tendrás que controlar la luz ambiental para poder disfrutar de la calidad total que es capaz de ofrecer este proyector.

La corrección automática es otro punto a favor de Halo, aunque con perso. Como sabrás, es una tecnología que usa el proyector que hace que la imagen se enfoque de forma automática. Si has probado proyectores más antiguos o más baratos sabrás seguramente lo molesto que resulta tener que enfocar manualmente la imagen cada vez que mueves un poco el dispositivo. En este caso, podrás moverlo como quieras, el Halo se enfocará de forma automática.

No obstante, este autoenfoque es demasiado quisquilloso. Solo con mover un poquito sin querer el proyector se activa la función de autoenfoque. Tendrás que asegurarte de apoyar el proyector sobre una superfice plana que no se mueva en absoluto algo que, por otro lado, es siempre recomendable.

Algo que no puedo pasar por alto y que es también muy importante a la hora de elegir un proyector: la calidad de sonido. ¡Es increíble! Los altavoces vienen de la mano de Harman Kardon, una empresa propiedad de Samsung, que hoy en día fabrica unos de los mejores altavoces en todo el mundo.

Lo cierto es que se nota la buena calidad del sonido. Normalmente, cuando he usado otros proyectores, he acabado conectando mi equipo de música al dispositivo para poder mejorar la sensación de home cinema. Sin embargo, con el proyector Halo, no he sentido necesidad de hacer esto (al menos, de momento).

El sonido se escucha de forma envolvente, es sorprendentemente alto, nítido y contundente. Lo cierto es que parece ocupar toda la habitación cuando está en funcionamiento.

Para finalizar este apartado nos quedamos con los siguientes puntos clave: la calidad de imagen es muy buena, pero el número de lúmenes hará que tengas que controlar la luz ambiental. Y, vuelvo a recalcar: la calidad de sonido es impecable. Así que sí, el proyector Halo merece la pena.

Funcionamiento: Intuitivo y fácil

Hoy en día, casi cualquier persona estará acostumbrada a usar aparatos tecnológicos, así que empezar a usar nuevos dispositivos, como el proyector Halo, no supondrá ningún tipo de inconveniente.

Ten pilas a mano para poder usar el mando (lo necesitarás para la configuración) y enciende el proyector. La configuración consistirá básicamente en el típico ejercicio de calibración para poder autoenfocarse. Y listo, en seguida aparecerá la pantalla en grande, en la pared que elijas.

Debo explicar que he probado el proyector en la pared de mi salón que es lisa y blanca, algo importante (aunque en las fotos veis el proyector en un dormitorio). Si no tienes este tipo de pared en tu casa, tal vez te interese invertir en una pantalla para proyectores, lo que sumará algo más de dinero al coste total de tu home cinema, pero que sin duda será imprescinbile para que puedas disfrutar de la calidad del proyector.

Proyector Halo

Otro punto muy a favor del proyector es su portabilidad. Al ser un dispositivo portátil, podrás moverlo de un sitio a otro sin problema. Eso sí, si la batería escasea tendrás que tener un enchufe cerca para poder conectarlo.

Si nos fijamos en el “interior” del dispositivo, nos encontraremos con 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno, así como el procesador Amlogic T950X2 y una tarjeta gráfica Mali-G31.

Puede que las cantidades de GB te parezcan ridículas, pero será porque seguramente las estés comparando con las de tu smartphone u ordenador. Para un proyector, son cantidades aceptables. A la hora de navegar de una app a otra el Halo funciona de forma rápida y precisa, no se cuelga ni responde lento, lo que muestra que los 2 GB de RAM son más que suficientes.

Respecto al espacio de almacenamiento, tampoco necesitarás instalar demasiadas apps más allá de las principales para ver tus plataformas de streaming, algo que no ocupara demasiado espacio.

Para seguir hablando de su funcionamiento, pasamos al siguiente apartado: sistema operativo, batería y conectividad.

Sistema operativo e interfaz

El sistema operativo es Android TV, lo que quiere decir que podrás acceder a Google Play y descargar allí las aplicaciónes. Con una excepción bastante importante: no te deja instalar Netflix.

No entendemos como una de las apps para ver contenido en streaming más importantes no es compatible desde Google Play para el proyector Halo. Es sin duda uno de los fallos más importantes de este dispositivo.

Proyector Halo

Esto no quiere decir que no pueda instalarse Netflix, solo que te costará un poco más. Pude instalar Netflix en el proyector, pero tuve que dar alguna vuelta más que de normal. Si quieres más información sobre cómo instalar Netflix en un proyector XGIMI te lo cuento en este otro artículo.

Por otro lado, cabe mencionar que el Halo viene con el Google Assistant integrado en caso de que estés acostumbrada a usar asistentes virtuales. Esto quiere decir que podrás usar tu voz para darle órdenes al proyector como: “Reproduce en YouTube trailers de Star Wars” o “reproduce en Disney Plus la última película de Xmen”. Eso sí, el ‘Ok, Google’ no funciona como con otros altavoces inteligentes. En su lugar, tendrás que presionar el botón del asistente en el mando a distancia y Google activará su oido para responder tus órdenes.

Conectividad

La conectividad es otro de los puntos principales a la hora de elegir un proyector ya que sus posibilidades en este campo serán esenciales para su funcionalidad. Lo primero a tener en cuenta es que, gracias al sistema operativo integrado, el proyector no necesita dispositivos extra para funcionar.

Proyector Halo

Sin embargo, si quisieras conectar tu portátil, podrás hacerlo gracias a la entrada HDMI. Tiene también conectividad para USB 2.0 y salida para auriculares. Esto último puede ser útil si quieres ver una película con cascos, pero tendrás que estar cerca del proyector (o tener un cable muy largo).

Como puedes esperar, el proyector incluye wifi y Bluetooth. El primero será esencial para que funcione el proyector (si quieres usar el sistema operativo del proyector).

Batería

Teniendo en cuenta que el Halo se vende como un dispositivo portátil, habrá que tener en cuenta su batería. Si nos fijamos en las especificaciones, el proyector viene con una batería interna de 17.100 mAh.

XGIMI promete entre 2 y 4 horas de funcionamiento u 8 horas de música. Obviamente, querrás usar el proyector para ver películas y no para escuchar música, así que la cifra que nos interesa en realidad es la primera.

Proyector Halo

Normalmente el proyector dura lo justo para una película aunque, en alguna ocasión he tenido que ir a buscar el cable de carga a mitad de película para que el proyector no se apagara por falta de batería.

Es un tiempo aceptable ya que, aunque se venda como un dispositivo portátil, el tiempo que lo uses estará fijo en algún sitio. Te recomendamos que ese sitio tenga un enchufe disponible para poder cargar en cuanto lo necesites. 

Diseño

¿Importa el diseño? Aunque no será un factor definitivo, el diseño sí que es importante. En este caso, el proyector Halo ofrece un diseño impecable. Vemos una acabado de muy buena calidad, desde el primer instante en el que sacas el proyector de la caja.

Proyector Halo

Es cierto que he podido probar proyectores más pequeños y, ya que el Halo se vende como un proyector portátil, no estaría de más que hubiera podido reducir su tamaño un poco más. Aún así, su tamaño no será un motivo para que descartes su compra, ya que tampoco está mal con sus 17x11x14 cm y sus 1,6 kg de peso.

En la parte trasera encontrarás todos los conectores, todas sus entradas y salidas y, en la parte delantera, verás la lente principal y la lente de autoenfoque que mencionaba en apartados superiores.

El mando en color blanco, viene incluido en la caja, aunque tendrás que asegurarte de tener pilas a mano para poder ponerlo en funcionamiento.

Precio y disponibilidad

Ahora bien, la parte que más duele: el precio. Aunque también, la parte que seguramente interese a la mayoría. Al fin y al cabo, el precio determinará la relación calidad-precio y el hecho de poder o no permitirte el producto.

El Halo de XGIMI cuesta ahora mismo 799 € en la página web oficial de XGIMI. Teniendo en cuenta las especificaciones del dispositivo, su precio merece la pena. Ten en cuenta que estás ante un dispositivo premium que ofrece una calidad de imagen excelente. Por menos dinero tienes el Nebula de Anker (599 €), pero la calidad de imagen se queda en los 720p.

Por otro lado, justo mientras probaba este dispositivo, he visto que XGIMI ha lanzado el modelo Halo+, que mantiene la calidad de imagen y sonido, pero que ofrece 900 lúmens en vez de 800. Este nuevo modelo cuesta 849 €, es decir 50 euros más por 100 lúmens más. Sinceramente, aunque 50 € no es una gran diferencia, pienso que esos 100 lúmenes extra no van a marcar una diferencia demasiado notable, aunque obviamente, cuantos más lúmenes mejor.

Veredicto final

Si estás buscando un proyector portátil de buena calidad que cueste menos de mil euros, el Halo de XGIMI es una excelente opción de compra. Con solo ponerlo en marcha he conseguido convertir mi salón en un pequeño cine: la calidad de imagen es increíble (con negros mejorables, eso sí) y la calidad de sonido sorprende.

Ofrece un diseño elegante y fácil de transportar de un sitio a otro, con una batería que te durará al menos la reproducción de una película.

Si buscas un proyector más potente que pueda verse incluso de día o que no requiera que controles la luz ambiental para poder verlo, entonces tendrás que decantarte por proyectores mucho más caros de gama más alta. Todavía no he encontrado un proyector por este precio similar que tenga más de 1.000 lúmenes y que ofrezca la calidad de imagen FHD que el Halo de XGIMI ofrece.

Especificaciones técnicas

  • 1080p FHD nativo
  • 800 lúmenes ANSI
  • Corrección trapezoidal automática ± 40
  • Sistema operativo Android TV con Google Play
  • Chromecast integrado
  • Batería 17100 mAh (entre 2 y 4 horas de vídeo o más de 8 horas de música)
  • Conectividad: Entrada HDMI, USB 2.0, Salida para auriculares, Wifi y Bluetooth 4.0

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo