Review de Luigi’s Mansion 3

El hermano pequeño de Mario está de vuelta. Luigi llega ahora para la Nintendo Switch. Nosotros ya hemos podido jugar a Luigi’s Mansion 3 y, en cierto modo, podemos decir que se trata de nuevo de la saga más cruel de Mario, ya que el juego consiste en hacer sufrir a Luigi.

Se trata del tercer título de la saga que tiene a Luigi de protagonista. El primero llegó en 2001 para la GameCube y en seguida se conviritó en uno de los juegos más populares para esta consola. En 2013, llegó la secuela Dark Moon para la 3DS.

Así, ya hemos esperado bastante. Luigi’s Mansion 3 ya ha sido lanzado para la Switch y ya puedes comprarlo a través de Amazon por 59,90 € (aunque puede que tengas la suerte de que esté rebajado). Dejamos en tus manos decidir si es uno de los mejores juegos para Switch.

En este tercer videojuego, Luigi se va de vacaciones con Mario y sus amigos, pero las cosas no salen como se esperaba. De nuevo, Luigi tendrá que ayudarse del Profesor E. Gadd para salvar a sus amigos del Rey Boo.

Como era de esperar, deberás utilizar una antorcha para asustar a los fantasmas y una Poltergust G-00 para absorberlos. El gameplay es bastante sencillo, pero divertido: deberás explorar edificios, resolver puzzles y enfrentarte a fantasmas.

Las batallas son divertidas y deberás encargarte de capturar a los fantasmas. ¿Cómo? Muy fácil: déjalos aturdidos con tu antorcha y luego chúpalos con tu aspiradora. Hay algunos que te lo pondrán algo más complicado y deberás enfrentarte a más de uno a la vez.

Uno de los aspectos que más nos gusta de este juego es el tono humorístico en el que dibuja a Luigi, un pobre desgraciado que está atemorizado durante toda la partida. Ese humor también lo encontramos en los oponentes, que no dejarán de asustar al protagonista.

La novedad llega en forma de Gooigi, una versión algo viscosa de Luigi parecida a Moquete de Los cazafantasmas. Su aire siniestro contrasta con el permanente estado de ansiedad de Luigi.

Podrás utilizar a Gooigi cuando quieras para hacer ciertas cosas o ir a ciertos lugares a los que no podría acceder un Luigi de carne y huesos. Por ejemplo, podrás introducirte en una jaula de metal o utilizarlo para resolver un puzzle.

Es algo decepcionante que, cuando utilizas Gooigi, no puedas hacer nada con Luigi, aunque lo cierto es que nos lo hemos pasado muy bien explorando las posibilidades del personaje viscoso. No olvides no introducirle al agua, pues se disolverá.

En general, también nos hemos divertido con los puzzles que se presentan mientras juegas, aunque a veces son muy rebuscados y en otras ocasiones demasiado fáciles. Además de estos puzzles, también vas avanzando por el juego con recompensas.

Sí que nos convence la función multijugador del Luigi’s Mansion 3. Mientras tú controlas a Luigi, puedes pedirle a un amigo o amiga que se encargue de Gooigi. Además, se han introducido nuevas habilidades como saltar, o pegar o tirar objetos a los fantasmas.

Por otro lado, el modo ScareScraper consistirá en tener que recolectar varios objetos en un tiempo limitado y a lo largo de varias plantas del hotel, todas ellas ambientadas de forma diferente. Hay que decir que los visuales son más espectaculares que nunca.

Los desarrolladores de Next Level Games han hecho un excelente trabajo. Los escenarios son vibrantes y muy coloridos, y eso que se supone que es un juego oscuro que da miedo. Los detalles son fantásticos, algo que enriquece enormemente la experiencia.

Veredicto

Tras lo poco que hemos podido jugar, podemos concluir que este juego presenta una buena mezcla entre acción y puzzles. La presencia de Gooigi le da un toque fresco a la franquicia y celebramos que sea una opción en el Luigi’s Mansion 3.

Este videojuego tiene unos gráficos muy vibrantes que todavía hacen que sea más divertido jugar a él. Además, no está pensado solo para aquellos que hayan jugado a los títulos anteriores. También podrás jugar con tus amigos con la modalidad multijugador.

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo