Review del antivirus ESET Smart Security Premium

Por si no lo sabías, el 2020 fue un año importante para el malware. El coronavirus se presentó como una gran oportunidad para que los delincuentes cibernéticos nos engañaran para instalar malware o incluso para que nos robaran nuestras credenciales o dinero jugando con nuestros miedos.

Eso significa que toda compañía de seguridad (incluida ESET) ha fortalecido su protección con aprendizaje automático mejorado para una mejor detección de amenazas, incluidas aquellas que llegan por correo electrónico.

La compañía también ha dado un paso adelante en la detección de comportamientos, con la que está atenta ante cualquier abuso de los archivos del sistema y otra actividad. En concreto, dice que Internet Security y Smart Security Premium 2021 (ambos utilizan la versión 14 del antivirus) han mejorado a la hora de detectar ransomware y otro tipo de malware que esté intentando encriptar y descifrar APIs.

Puede que este tipo de lenguaje se te escape, pero lo cierto es que ocurre lo mismo con herramientas y configuraciones más avanzadas dentro de la app de ESET para Windows, que requieren ser un experto para entenderlas y utilizarlas.

Eso no significa que ESET sea una mala opción, todo lo contrario. Pero simplemente ESET no ha conseguido lo que sí han hecho otros rivales: hacer que su interfaz y notificaciones sean fáciles de entender incluso si eres más bien un tecnófobo y no un tecnófilo.

De hecho, la protección de ESET es excelente, en su conjunto, y una vez instalada y configurada, puedes prácticamente dejarla sola sabiendo que evitará que un ransomware encripte tus archivos o que un malware estropee tu sistema.

Si te gusta tocar y cambiar la configuración, hay muchas opciones empezando por las notificaciones, que te permiten elegir qué ver y cuánto tiempo se mantiene la alerta antes de que se cierre automáticamente.

A continuación, nos centraremos en la app para Windows, pero también puedes usar la misma licencia para Android, macOS y Linux si así lo prefieres.

Prestaciones e interfaz

En los años que hace que probamos ESET, siempre se ha situado entre las primeras posiciones de las pruebas que hacen AV-Test, AV Comparatives y SE Labs, pero más allá de una protección excelente, ¿qué ofrece?

Una de sus grandes bazas es que ninguno de los módulos de Internet Security son solo una forma de atraer clientes con pruebas gratuitas de su software o versiones reducidas cuyas versiones completas hay que pagar. Lo vemos a menudo con antivirus rivales, así que este es un gran punto a favor de ESET.

Review ESET Smart Security Premium

Tenemos el Monitor de casa conectado, que escanea tu red local para encontrar servidores y puertos abiertos. Puedes optar por escenar tu router o simplemente escanear tus dispositivos para ahorrar tiempo. Como en otros productos similares, cuando un nuevo dispositivo se une a tu red, aparecerá una alerta, lo que significa que evitará que tus vecinos te roben el wifi sin que te enteres.

Y si alguna vez te han robado el portátil, un módulo antirrobo sofisticado te permite mandar un mensaje en pantalla al ladrón junto a una foto de su cara hecha con la cámara web.

Cuando lo instales, se te preguntará si quieres que se detecten de forma automática programas potencialmente no deseados (PUPs) que se están intentando instalar solos, otra gran novedad, pues la mayoría de paquetes de seguridad ni siquiera los detectan a no ser que hagas un escáner profundo. Los PUPs pueden afectar la estabilidad de tus dispositivos, además de ser una gran molesta si son nagware y de suponer amenazas en la seguridad.

La interfaz de usuario de ESET sigue siendo sencilla, algo bueno en términos generales. Hay tres herramientas en el menú principal, el Monitor de casa conectado, el Gestor de contraseñas y la función Secure Data.

Los dos últimos están solo disponibles en Smart Security Premium. Si optas por Internet Security, tendrás las funciones Anti-Theft y Banking & Payment Protection.

Review ESET Smart Security Premium

Para ver toda la oferta de herramientas disponible, estás se dividen en Herramientas y Configuración en el menú a la izquierda. Si haces clic en Configuración, obtendrás cuatro áreas de protección: ordenador, Internet, red y las herramientas de seguridad (algo ambiguo).

Haz clic en la protección de ordenador para mostrar el control de dispositivo y el modo gamer. El primero ofrece control absoluto de los puertos y dispositivos de tu ordenador, como el DVD. Podría ser útil si quieres evitar que tus hijos conecten un USB, pero para la mayoría de gente será una forma innecesaria de complicar su configuración.

Allí también encontrarás la protección de la cámara web, que está activada por defecto.

Review ESET Smart Security Premium

El modo gamer es, como sugiere el nombre, una forma de evitar que ESET muestre las notificaciones o haga escáners cuando estás jugando. Puede configurarse automáticamente siempre que ejecutes una app a pantalla completa.

La protección de banca y pagos online ha sido mejorada: puedes utilizar el navegador seguro incluido o elegir el que ya utilizas, reforzado con una encriptación auténtica al utilizar la página web de tu banco o cualquier otra web, como la utilizada al gestionar criptomonedas. Sabrás que está funcionando cuando en tu navegador aparezca una marca verde.

El modo antirrobo es algo divertido. Funciona creando una cuenta “fantasma” en el ordenador protegido, a la que le das un nombre. Si el señor ladrón o la señora ladrona quieren utilizar tu portátil, iniciarán sesión en esta cuenta.

Podrás sacar fotos utilizando la página antirrobo en la página web de ESET, así como rastrear su localización. Puedes mandar mensajes y esas fotos para que sepan que les estás espiando. Puedes incluso acceder y quitar los datos de tu equipo de forma remota, y luego eliminar todo tu disco duro.

La herramienta SysInspector puede que se te pase por alto. Es una app aparte que debes abrir desde el menú de Inicio (busca ‘ESET’) y analiza todo el sistema, dando un nivel de riesgo a cada componente, desde el registro a las conexiones de red.

Eso podría estar bien para ver exactamente cómo de seguro es, pero no es fácil de usar y procesos y apps desconocidas aparecen subrayados en rojo junto a otras de más riesgo. Eso significa que puede que termines no sabiendo muy bien si hay algún problema o no: deberás buscar online que significa y si son una amenaza real o no.

Hablando de herramientas y prestaciones que son difíciles de encontrar, a primera vista no hay ningún módulo explícitamente dedicado al ransomware, pero bien escondido en la configuración avanzada debajo de HIPS (Sistema de Protección de Intrusos en un Host), hay un control que indica si el módulo está activado.

Aunque hemos alabado a ESET por no incluir pruebas y versiones reducidas y tener que pagar más para obtener todas las prestaciones, los controles parentales son una decepción. De verdad, deberían llamarse “Filtradores de web”, pues eso es todo lo que son. Y cuando consigues activarlos, te darás cuenta de que tienes que configurar cuentas infantiles de Windows protegidas con contraseña.

Review ESET Smart Security Premium

No hay nada para restringir el tiempo de uso de pantalla por categorías de apps o para limitar cuándo se utiliza la cuenta. Así que no compres ESET Smart Security (o Internet Security) pensando que te podrás ahorrar una suscripción a software de control parental.

Por último, merece la pena mencionar el cortafuegos. Aunque está “activado” por defecto, replica simplemente lo que hace el cortafuegos de Windows y permite todo el tráfico de salida. Lo gestiona, pero puedes navegar por la configuración y cambiarlo al modo Interactivo.

Luego, te aparecerá una ventana flotante cada vez que una app intente acceder a Internet y tendrás que decidir si quieres que te lo pregunte siempre, que lo recuerde hasta que cierres la app o que lo recuerde para siempre.

Es una pena que no haya una lista de aplicaciones conocidas para que pregunte solo cuando hay un potencial problema: de nuevo, pidiéndote que hagas tú el trabajo en vez de hacerlo por sí solo.

Rendimiento

ESET consigue buena puntuación en todas las categorías a la hora de atacar amenazas conocidas y de día cero. No tenemos ninguna duda de que se trata de uno de los mejores programas anti-malware del mercado.

Puedes echar un vistazo a los resultados de la prueba en el último informe de AV-Test.

También salió bien parado en las pruebas más recientes de AV Comparatives de septiembre de 2020, donde consiguió una detección offline respetable del 90,3 % (donde la mayoría de sus rivales fallan) y una protección online del 99,98 %.

Donde ESET no sale tan bien parado es en su impacto en el rendimiento. Reduce los tiempos de carga de las páginas web más que la media y puede hacer que apps usadas frecuentemente se instalen un 33 % más lentamente que sin un software antivirus (eso es un 10 % peor que la media de la industria).

Por suerte, apenas afecta los tiempos de carga de las apps, y tiene menos impacto que la mayoría de software de seguridad.

Precio y disponibilidad

Antes de hablar sobre el precio, merece la pena decir que incluso ESET Smart Security Premium no tiene algunas prestaciones sí ofrecidas por sus rivales. Entre ellas está monitorización de la identidad (buscar tu correo electrónico y otros datos en la dark web por si han sido hackeados y están a la venta).

Tampoco hay servicio VPN, o ningún servicio de almacenamiento en la nube o copia de seguridad.

Podría decirse que estos últimos no son prestaciones de malware o antivirus, por lo que no deberían estar en un paquete de seguridad, o que los servicios VPN incluidos en sus rivales no son muy buenos. En cualquier caso, no los tienes si compras ESET.

Quizás también te moleste que no haya app para iPhone. Pero en defensa de ESET, las llamadas apps antivirus para iOS no escanean o bloquean virus, porque no pueden. Así que es una ausencia entendible.

Aunque hemos probado Smart Security Premium, difiere de Internet Security solo en que incluye herramientas para la encriptación de archivos y discos externos, así como un gestor de contraseñas. 
 
Internet Security cuesta 44,95 € por un dispositivo y un año. Deberás añadir 10 € por cada dispositivo extra. Puede que no parezca tan barato como sus rivales, pero estos suelen ser una oferta barata de “introducción” para luego subir el precio cuando se actualiza.

ESET no lo hace: el precio es el mismo (aunque puedan haber subidas) en los años siguientes. E incluso puedes ahorrar un 15 % si te suscribes por dos años, y un 25 % si lo haces por tres años.

Smart Security es algo más caro: 59,96 € por un dispositivo y un año, y también cuesta 10 € más por cada dispositivo adicional.

Puedes proteger hasta 10 dispositivos con Internet Security (unos 210 € en total) y hasta 3 con Smart Security (por menos de 100 €). En este sentido, cuantos más dispositivos tengas, más barato te resultará protegerlos con ESET.

Si lo quieres, también puedes echar un vistazo a otras recomendaciones de antivirus para Windows.

Veredicto

ESET Smart Security Premium (e Internet Security) es una herramienta efectiva para proteger tus archivos y ordenador de malware y, aunque hay un impacto negativo en el rendimiento, lo peor es cuando instalas apps, algo que tampoco harás muy a menudo.

Si tienes familia, merece la pena proteger sus dispositivos, pues hay una buena relación calidad-precio si tienes en cuenta el coste por dispositivo, aunque no es la opción más barata.

Tampoco es el más fácil de usar, lo que no es tan importante si quieres instalarlo y olvidarte de ello, pero también significa que está pensado para expertos que quieran muchas opciones de personalización.

Nos gustó el modo gamer, pero no tanto los controles parentales. Con la configuración predeterminada, el cortafuegos es igual al que obtienes de estándar con Windows 10.

Artículo original publicado en Tech Advisor UK

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo