Review Xiaomi Redmi Note 8T

Tres son los acabados diferentes posibles en los que puedes adquirir el nuevo Redmi Note 8T: el gris medianoche, el azul estelar o el blanco lunar. También hay una gran variedad de configuraciones. 

El modelo más económico parte de los 179 € y se corresponde con los 3 GB de RAM y los 32 GB de almacenamiento. Por tan solo 20 € más, puedes optar por una configuración mejor de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. El mejor Redmi Note 8T mantiene la RAM eleva el almacenamiento a 128 GB por 249 €. 

Todos ellos pueden ser adquiridos a través de las tiendas Mi Stores, así como en e-commerce y grandes superficies como Amazon, Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Fnac, MediaMarkt, PC Componentes, The Phone House y Worten

Diseño y características

Tenemos entre manos un terminal que inicialmente puede resultar un tanto pesado y grueso. Que queda patente en sus 199 gramos de peso y 8,6 mm de grosor, debido en parte al tipo de cristal implementado en su frontal, algo habitual en estos modelos de gama de entrada.

Esto no quita que resulte elegante, con bordes redondeados en sus laterales y recubierto con cristal 2,5D en su parte trasera para ofrecer un diseño elegante que nada tiene que envidiar frente a modelos algo más premium

El conjunto de cuatro sensores que imperan en su parte trasera y que componen el sistema fotográfico vienen reagrupados bajo un mismo módulo que sobresale ligeramente del teléfono. Se encuentra junto al lector de huellas dactilares muy superficial que permanece en su trasera para usarlo con el dedo índice principalmente.

Al tacto, los materiales empleados en los acabados del Redmi Note 8T son resbaladizos, aunque no los peores. A nivel de resistencia implementa protección Corning Gorilla Glass 5 tanto en su frontal como en la trasera para garantizar mayor resistencia ante caídas o golpes. 

También es resistente a salpicaduras con el recubrimiento especial aplicado por Xiaomi, además de que dispone de una función exclusiva de limpieza del altavoz y conector mini-jack que permite expulsar el polvo y otros residuos que acaban acumulados en sus orificios. 

Para ello, es posible acceder a través de ajustes del sistema operativo a una función de limpieza de altavoz, dentro de ajustes adicionales, de manera que el móvil reproduce un pitido durante 30 segundos para eliminar y limpiar los orificios. 

Siguiendo con su planteamiento de diseño, la ranura de tarjetas 2+1 ubicada en su lateral izquierdo, garantiza el que podamos utilizar dos nano SIM junto a una tarjeta de almacenamiento microSD. 

Por su parte, la botonera de volumen y encendido de la pantalla quedan en el lateral contrario sobresaliendo ligeramente. En la parte superior, se mantiene el típico puerto de infrarrojo IR con el que poder manejar tu televisor o electrodomésticos compatibles. 

Ya en su parte inferior, localizamos los altavoces, el conector de alimentación USB Tipo C, así como la salida de auriculares. La palabra Redmi de esta gama aparece serigrafiada tanto en la parte frontal inferior como en su trasera, cerciorándose Xiaomi de que se vea la imagen de marca. 

Pantalla y usabilidad

Si entramos en detalle, la pantalla de 6,3 pulgadas es amplia con un panel AMOLED que garantiza una resolución Full HD+ y en la que impera la cámara frontal selfie de 13 MP la cual aparece en forma de gota de agua, lo que nos deja un ratio de pantalla real del 88,3 %. 

Los marcos de la pantalla son generosos, especialmente el que se corresponde con la parte inferior del panel, donde incluso hay espacio para reflejar la palabra Redmi. Apreciamos de manera notable los ángulos de visualización con respecto a otros Redmi anteriores en un ratio de 19,5:9. 

Imperan en su panel la aparición de tonos fríos y ligeramente pastosos de los colores, algo que es posible mejorar gracias a los ajustes de la temperatura de los colores y a los 500 nits de brillo con los que cuenta el Redmi Note 8T. 

Ya en el apartado de audio, aunque dispone de una pequeña hendidura junto al notch superior de la cámara, esta no emite sonido alguno, por lo que para la reproducción dependemos tan solo de los orificios de su parte inferior ubicados junto al conector de carga USB. 

Las pruebas con el lector de huellas dactilares fueron bastante satisfactorias, desbloqueando el terminal de manera rápida y eficiente con solo posicionar el dedo sobre el sensor y sin necesidad de pulsar previamente el botón de desbloqueo que enciende su pantalla. 

Su tamaño es sumamente compacto, lo que no impide que puedas localizarlo al tacto y sin tener que levantar la vista y desviar la atención de aquello que estés haciendo para desbloquear el terminal, salvo cuando esté reposando sobre la mesa, instante en el que el sensor es inaccesible. 

Rendimiento y autonomía

Con un procesador Snapdragon 665 de ocho núcleos corriendo en su interior, no cabe esperar un potencial sorprendente en este modelo de gama de entrada, pero sí una mejora sustancial con respecto a lo que ofrecía el Redmi Note 7 de similar precio. 

Como es posible apreciar en las gráficas, los resultados con GeekBench nos indican que se mantiene en la cúspide frente a modelos como el Motorola G8 Plus con similar chip, y ligeramente por debajo de otros como el Realme 5 Pro con procesador Snapdragon 712. 

Recordar en este apartado que el modelo que hemos tenido de pruebas se corresponde con la configuración de 199 €, con 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento. Existe uno por debajo y otro con mayor almacenamiento pero misma cantidad de RAM. 

En lo que a autonomía se refiere, dispone de una batería de 4.000 mAh de gran capacidad con la que obtuvimos unos tiempos medios de uso de 8 horas y 27 minutos, lo que a efectos de la vida real se traduce en poder afrontar un día y medio de uso antes de tener que recargarlo de nuevo.

Indicar aquí que junto al Redmi Note 8T, la marca incluye un adaptador de corriente y cable de carga rápida de 18 W, modalidad que es soportada por este terminal. No resultó ser tan sorprendente como otros modelos que alcanzan las 10 horas, pero podemos afirmar que hace un uso eficiente de la energía. 

Cámaras

El Redmi Note 8T fue presentado al mismo tiempo que el Mi Note 10, un modelo de 549 € y que destaca por ser el primero en implementar un sensor de 108 MP en su conjunto formado por 5 cámaras. Esto sin duda dejó en un segundo plano al modelo de gama de entrada.

Sin embargo, las posibilidades ofrecidas por el Redmi Note 8T no dejaron de sorprendernos, especialmente en determinados aspectos. Partimos de que su cámara principal es de 48 MP con una apertura focal f/1,75 con la que se obtienen buenos resultados. 

Acompañan a este sensor un gran angular de 8 MP con apertura f/2,2 y otra cámara para hacer macros de 2 MP. Por último, el sensor de profundidad comparte especificaciones con 2 MP y apertura de f/2,4 con enfoque automático. 

Las pruebas nos confirmaron los buenos resultados en escenas con gran iluminación, véase en exteriores. Las fotos capturadas en modo de 48 MP combinan los cuatro píxeles en uno para obtener píxeles simulados y fotografías que llegan a ocupar 12 megapíxeles. 

No es muy recomendado salvo que quieras imprimir fotos a gran resolución. Además, ten en cuenta que en este modo de 48 MP no podrás hacer zoom a la fotografía para capturar un área concreta o una zona determinada. 

Las fotos capturadas con la cámara principal mantienen el tipo cuando dispones de gran iluminación, pero no se comportan tan bien en condiciones de baja luminosidad, apagándose la viveza de los colores que se muestran en la vida real. 

El gran angular hace un excelente trabajo al ampliar el área de acción, pero notarás que aparece algo más de ruido cuando visualizas las fotos en una gran pantalla. También se aprecian diferencias cromáticas notables entre usar éste sensor y el principal de 48 MP. 

La aplicación de cámara del Redmi Note 8T nos deja utilizar el modo noche tan solo con la cámara principal y no con el gran angular, algo que no serviría de mucho, la verdad. Una vez más, deberás centrarte en los ambientes bien iluminados para evitar la aparición de ruido (no sabemos por qué se denomina ‘modo noche’). 

Nos han sorprendido especialmente los resultados alcanzados con el modo macro, con posibilidad de acercarte al objeto en cuestión a distancias de apenas 1 cm sin que se produzca desenfoque o aparezca ruido. 

En lo que a la cámara frontal selfie se refiere, es posible jugar desde un primer instante con el modo belleza y con ciertos filtros sobre la imagen. Sin retoque alguno, los resultados no son excepcionales, pero podemos indicar que cumplen con su cometido. 

Software

Así como hemos destacado la inmediatez a la hora de desbloquear el terminal, mediante el uso del sensor de huellas digital, la interfaz del sistema operativo MIUI 10 no parece ir tan ágil como desearíamos, especialmente saltar de una pantalla a otra o utilizar la multitarea. 

La última versión de MIUI 10 parece sentar muy bien a la mayoría de terminales de la marca, pero aquí Xiaomi ha incluido diversas aplicaciones propietarias (más de 30) con muchas de las cuales no te sentirás identificado para su uso.  

La gestión de las notificaciones también es algo a mejorar en esta versión, y más en concreto, en el Redmi Note 8T a la hora de entrar en el modo de juego, ya que resulta intrusivo y puede entorpecer la visualización de la pantalla en la que te encuentres. 

También echamos en falta la posibilidad de fijar el manejo de la interfaz mediante gestos, algo que parece estar restringido por el momento a teléfonos de más alta gama. Es un aspecto que desde aquí pedimos a los fabricantes que lo hagan extensible a todas sus gamas de producto, pues los beneficios son inmensos.

Veredicto

Partiendo de que se trata de un terminal cuyo precio se encuentra por debajo de los 199 €, el Redmi Note 8T mantiene el tipo en todo lo que se refiere a rendimiento y autonomía, sin que su batería de 4.000 mAh nos haya ofrecido tiempos de uso excepcionales.

Podrás ejecutar casi cualquier juego de la Play Store, pero reduciendo la calidad gráfica o el número de detalles si quieres tener una experiencia sin cortes o saltos en los gráficos. 

La presencia del conjunto de cuatro cámaras (con los 48 MP de la principal) es algo notable en esta gama de entrada, lo cual no deja de ser una interesante novedad. Aunque los resultados son mejorables, en determinadas situaciones te sorprenderás del nivel de detalles que puedes alcanzar. 

Lo que sin duda alguna supone un antes y un después dentro del ecosistema de terminales Redmi de Xiaomi, es la presencia por fin de la tecnología NFC con la que sí cuenta el Redmi Note 8T, un paso de gigante que puede convertir a este smartphone en un líder de ventas en su competitivo segmento.  

Así pues, reúne todas los aspectos que cabe esperar en un modelo de esta gama de precio, con puntos fuertes que hacen que no hayamos tenido duda alguna en marcarlo como smartphone recomendado en su categoría.

Especificaciones

  • Pantalla de 6,3 pulgadas y ratio 19,5:9
  • Resolución FullHD+ de 2340 x 1080 píxeles
  • Brillo de 500 nits y área de visualización del 84%
  • Procesador Snapdragon 665 octa-core de 2 GHz
  • Chip gráfico Adreno 610 con IA
  • Memoria RAM de 4GB + 64GB (también 3GB + 32GB y 4GB + 128GB)
  • Dual SIM y ranura de tarjetas microSD (ampliable a 256GB)
  • Conjunto de cuatro cámaras
  • Principal de 48 Mp y f/1,75
  • Gran angular de 8 Mp y f/2,2
  • Macro de 2 Mp y f/2,4
  • Profundidad de 2 Mp y f/2,4
  • Cámara selfie de 13 Mp y apertura f/2,0
  • Batería de 4000 mAh con carga rápida de 18 W
  • Soporte de tecnología NFC
  • Sensor de huella dactilar en trasera
  • Dimensiones de 161,44 × 75,40 × 8,60 mm
  • Peso de 199 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo