Review del Xiaomi 11T Pro

Antes de entrar al detalle de lo que nos ha parecido el nuevo Xiaomi 11T Pro, conviene conocer el posicionamiento del producto, el cual queda englobado dentro de una gama media superior muy capaz que llega a competir con teléfonos como el OnePlus 9 en precio y características. 

Y es que el 11T Pro proporciona un excelente hardware y un rendimiento de primer nivel a un precio que te resultará bastante competitivo. Se encuentra por encima de las posibilidades del Xiaomi 11T, a un precio de solo 100 € menos con respecto al Mi 11 de principios de año. 

Diseño y calidad de construcción

Ya en su momento, descubrimos que el Xiaomi Mi 11 es un móvil bastante grande, pero el Xiaomi 11T Pro es aún más grande. Con unas dimensiones de 164,1 x 76,9 mm, también es considerablemente más alto y ancho que el OnePlus 9 (160 x 74,2 mm), aunque con 8,8 mm de grosor.

También es francamente pesado llegando a los 204 gramos. En comparación, el Xiaomi Mi 11 pesa 196 gramos y el OnePlus 9 se queda en los 192 gramos. Su clasificación de resistencia al agua y al polvo es IP53, en lugar de la IP68 manejada por los teléfonos buque insignia, es bienvenida frente al Mi 11 que no tenía ninguna. 

Xiaomi 11T Pro diseño y pantalla

Como sucede con el OnePlus 9, el 11T Pro adopta un marco de aluminio bastante sólido con una cubierta trasera de policarbonato. Está bien construido con unos acabados que perfectamente pueden hacer pensar que tienes un terminal premium entre tus manos. 

El acabado gris meteorito del modelo que probamos es de alguna manera opaco y brillante, con efecto de metal cepillado que contrasta con un brillo que atrae ligeramente las huellas dactilares. Quizá los otros dos modelos azul celeste y blanco medianoche te librarán de esta situación. 

Su sensor de huellas dactilar está montado en el lateral, garantizando según nuestras pruebas de uso, una velocidad de respuesta francamente rápida. No hay conector de auriculares, pero sí un par de altavoces estéreo Harman Kardon que suenan altos y claros. 

Xiaomi 11T Pro en mano

Pantalla

Lo curioso de su diseño un tanto grueso es que el Xiaomi 11T Pro no alberga en su interior una pantalla especialmente grande, al tratarse de un panel de 6,67 pulgadas, a medio camino entre las 6,81 pulgadas del Mi 11 y las 6,55 pulgadas del OnePlus 9. 

Esta excelente pantalla Full HD+ muestra los negros en todo su esplendor, para tratarse de un panel AMOLED moderno. Está recubierto con una protección Gorilla Glass Victus, con el fin de garantizar una alta protección ante caídas o golpes. 

Su brillo máximo alcanza los 414 nits en condiciones normales de visualización en interiores, y llegará a los 800 nits en el modo de luz solar o alto brillo, con 1000 nits si se expone el terminal a los rayos del sol y tienes los ajustes fijados en modo automático. Es un gran valor para un teléfono de gama media. 

Xiaomi 11T Pro pantalla

La precisión del color también es alta, con una cobertura de gama de 99,8 % sRGB, del 85,5 % en Adobe RGB, y del 97,4 % en el caso de DCI P3. Como ya sucedía con el Mi 11, este modelo admite una frecuencia de actualización de 120 Hz y de muestreo de 480 Hz. 

Tendrás que recurrir a un teléfono considerado gama gaming, como es el caso del Nubia RedMagic 6S Pro para encontrar una pantalla más sensible al tacto, de manera que los amantes de los juegos deberían tomar nota de esta particularidad. 

Especificaciones y rendimiento

Cuando se trata de hablar de rendimiento, el Xiaomi 11T Pro puede competir con los teléfonos móviles más avanzados del mercado, ya que integra en su interior el Snapdragon 888 de Qualcomm, equiparando a los teléfonos de gama alta de 2021, al menos sobre el papel. 

En la práctica, una puntuación promedio de Geekbench 5 multi-core de 3495 lo ubica a 200 puntos de los smartphone más potentes antes mencionados, y cómodamente por delante del Samsung Galaxy S21 con chipset Exynos. 

Sin embargo, una puntuación de un solo núcleo de 808 se sintió extrañamente bajo, ya que la mayoría de los teléfonos Snapdragon 888 alcanzaron la marca de los 1100. Quizás haya algo en la configuración de administración de energía o enfriamiento del Xiaomi 11T que necesites reajustar.

Este procesador está respaldado por una cantidad de 8 GB de RAM en el modelo que hemos probado, aunque también podrás encontrarlo con 16 GB en determinados países (no en España). Lo mismo sucede con el almacenamiento de 128 o 256 GB y sin posibilidad de uso de microSD.

Pero más allá de las cifras de los benchmark, vemos que estamos hablando de ganancias y pérdidas marginales frente a otros teléfonos Snapdragon 888. Al final, lo que realmente cuenta es cómo se siente el Xiaomi 11T Pro en la mano y, en este sentido, es muy fluido. 

Una peculiaridad extraña con las pruebas de GFX Bench nos impidió ejecutar el conjunto de pruebas comparativas basadas en GPU que normalmente realizamos. Actualizaremos la información cuando eso sea posible nuevamente.

Lo que sí podemos garantizar es que CoD Mobile se ejecuta sin problemas en la configuración máxima y a la más alta resolución de 60 fps en Genshin Impact. Esto último hizo que el teléfono se calentara un poco, pero es algo normal en un teléfono que no está orientado a los juegos. 

Cámaras

El Xiaomi 11T Pro incluye un sensor de 108 MP como cámara principal que a nivel de especificaciones, suena impresionante. Sin embargo, una inspección más profunda nos revela que el sensor Samsung ISOCELL HM2 es ligeramente peor al que encontrarás en el Xiaomi Mi 11i, el Xiaomi Redmi Note 10 Pro, o el Honor 50 .

Es un sensor bien dotado, pero no el favorito. Tampoco resulta tan impresionante verlo en un teléfono que cuesta más de 500 €, frente al Realme 8 Pro, que lo consigue ofrecer en un rango de precios inferior incluso a los 300 €. 

Xiaomi 11T Pro sensores de cámara

Aparte de eso, los resultados que conseguirás con la cámara principal son bastante buenos, con resultados nítidos y llenos de detalles. En un día ligeramente nublado, el móvil fue capaz de capturar bien los distintos tonos de grises manteniendo la profundidad y perspectiva de las fotos.

El asistente de IA realiza un buen trabajo con el modo de localización de escena, especialmente cuando se trata de retratar platos de comida. Las tomas nocturnas son solo pasables, con buenos niveles de brillo y sin demasiado ruido. 

No obstante, como le sucede al Xiaomi Mi 11i anterior, el 11T Pro sufre por la falta de OIS (estabilización óptica de la imagen), por lo que en este apartado no encontrarás resultados comparables a lo ofrecido por teléfonos de rango superior. 

Los resultados con el resto de sensores, como es el caso del ultra gran angular de 8 MP, no son comparables con las del sensor principal, a pesar de lo cual, logra guardar una coherencia y equilibrios de tonalidades en los colores. 

Xiaomi 11T Pro camera test

El teleobjetivo que nos brinda el 11T Pro es de 2x con calidad de 5 MP. Aunque no logra mantener el rango dinámico del sensor principal, funciona como una cámara macro competente. 

Ya en el frontal, la cámara para de 16 MP toma capturas sin mucha viveza y ligeramente planas. Nos impresionaron los resultados en modo retrato autofoto, con una separación de sujetos buena y con un efecto de halo muy bien difuminado. 

Xiaomi 11T Pro interfaz de cámara

Duración y carga de batería

El Xiaomi 11T Pro incluye una batería excepcional de 5000 mAh, lo cual es bastante grande. Sin embargo, no es el campeón de la autonomía como cabía esperar. 

Los datos que arroja no son malos, quedando en el 50 % de la capacidad de carga un día típico en el que los tiempos de uso de la pantalla ascienden a las 2 horas. Sin embargo, con un uso intensivo, esta cifra puede caer notablemente. 

Esto se refleja en una puntuación de prueba de batería de PCMark Work 3.0 de nueve horas y 48 minutos. Eso supera al OnePlus 9 en unos 40 minutos y al Samsung Galaxy S21 en aproximadamente una hora y 40 minutos. 

Pero también queda muy por debajo del Pixel 5 con sus 12 horas 34 minutos de autonomía, y del Oppo Find X3 Neo que superó las 13 horas y 35 minutos. 

Donde realmente brilla la batería del Xiaomi 11T Pro es en la velocidad de carga. Xiaomi ha incluido un llamativo cargador de 120 W, que puede pasar de 0 al 100 % de carga en apenas 20 minutos. 

Eso es sorprendentemente rápido y supera cómodamente incluso al OnePlus 9 con su cargador de 65 W. Sin embargo, es una pena que no haya una posibilidad de carga inalámbrica, especialmente cuando el OnePlus 9 ya lo ofrece desde que fue lanzado seis meses antes. 

Software

El Xiaomi 11T Pro corre con la versión de Android 11 y su capa de personalización MIUI 12.5, mostrándose tan colorido como acostumbra la versión de Xiaomi.

Hay un número importante de ajustes de personalización, con una aplicación de Temas dedicada y un menú de acceso directo a notificaciones que parece no tener fin. Pero esto también indica que puede resultar algo confuso para el usuario menos acostumbrado al software de Xiaomi.

El menú de configuración ha sido durante mucho tiempo una fuente de temor y confusión, con muchas opciones que poder modificar. Aunque ha mejorado enteros con la llegada de la versión 12, sigue habiendo cosas que simplemente no están donde deberían estar.

Xiaomi 11T Pro interfaz MIUI 12.5

Encontrarás también mucho bloatware (software de terceros), incluido un navegador web secundario en Mi Browser, muchas herramientas caseras y una gran cantidad de aplicaciones que no te servirán para nada. 

Sin embargo, en un nivel básico, MIUI 12.5 es rápido, fluido y estable. Simplemente no es tan agradable de usar como el Android puro u otros sucedáneos como lo conseguido por OnePlus o Sony, pero está en buen camino.

Precio y disponibilidad

El Xiaomi 11T Pro puedes adquirirlo con tres acabados diferentes en gris meteorito, azul celeste o blanco medianoche. La RAM es la misma en todos ellos con la cifra de 8 GB, con posibilidad de adquirir el de 128 o el de 256 GB de almacenamiento. 

Este precio posiciona al Xiaomi 11T Pro con 50 € por debajo de lo que cuesta el OnePlus 9, que cuesta 709 € con 128 GB. Los dos teléfonos están bastante igualados, pero probablemente le daríamos una ligera ventaja al OnePlus por su sistema de cámara más redondeado, soporte de carga inalámbrica y software más atractivo.

Dicho esto, Xiaomi tiene una carga por cable más rápida y un teleobjetivo dedicado, lo cual puede resultar de interés para un público concreto. Consulta nuestro ranking de los mejores teléfonos baratos de gama media.

Veredicto

El Xiaomi 11T Pro es un teléfono inteligente de rango medio superior que garantiza un rendimiento de primera, ofrece una excelente pantalla de 120 Hz, y mantiene el tipo con el conjunto de cámaras entre las que destaca la principal de 108 MP. 

No obstante, el teléfono está lejos de ser perfecto. Su diseño es un tanto monótono y poco atractivo, sus cámaras de telefoto y ultra gran angular no están a la altura, y MIUI sigue siendo una de las máscaras Android con recorrido de mejora.

Por el contrario, la implementación de Xiaomi de la carga por cable de 120 W es sin duda llamativa, y si tienes la necesidad de recargar con frecuencia, no hay ningún otro teléfono del mercado que cargue su batería al 100 % en tan solo 20 minutos. 

Especificaciones

  • Pantalla de 6,67 pulgadas Full HD+
  • Panel OLED con frecuencia de refresco de 120 Hz
  • Sensor de huellas dactilares en lateral
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 888
  • Memoria RAM LPDDR5 de 8 GB / 12 GB
  • Almacenamiento de 128GB / 256GB
  • Cámaras
    • Principal de 108 MP y f / 1.8
    • Cámara ultra ancha de 8 MP
    • Teleobjetivo con macro de 5 MP
    • Cámara frontal de 16 MP
  • Vídeo trasero de hasta 8K a 30 fps
  • Altavoces estéreo Harmon Kardon
  • Doble SIM
  • Conectividad wifi ax, Bluetooth 5.2 y NFC
  • Batería de 5000mAh
  • Sistema operativo Android 11 con MIUI 12.5
  • Carga rápida de 120 W
  • Dimensiones de 164,1 x 76,9 x 8,8 mm
  • Peso de 204 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo