Review del Sony Xperia 1 II

Sony debutó el Xperia 1 a mediados de 2019. Un año después lo hacía su sucesor, al que la compañía japonesa llamó Xperia 1 II. El nombre puede no parecer muy original, pero es un guiño a las cámaras “Mark II” y eso ya dice mucho de este smartphone.

Aunque las cámaras del Xperia 1 II no son perfectas, sus capacidades de vídeo son de las mejores que hemos visto en un móvil en PCWorld.es. Empecé a usarlo tras haber probado la cámara Sony ZV-1 durante varios días y al principio apenas noté la diferencia.

Obviamente, sí que la hay, pero en esta review nos interesa centrarnos en las posibilidades que ofrece el Xperia 1 II como smartphone en su conjunto, donde el panel y el rendimiento tienen mucho que decir también (y para bien).

Diseño: elegancia personificada

Lo confieso: soy chica Apple. Pero eso, en este caso, dice mucho a favor de Sony. Pese a seguir muy en la línea de todos sus modelos (¿apostará alguna vez por un móvil que no sea rectangular y alargado?), hace tiempo que no probaba un Android tan elegante.

Si no te gusta el estilo Sony, olvídate, aunque te aconsejo que le des una oportunidad. Tendrás en tus manos un diseño elegante, fino, discreto, pese a tener unas dimensiones poco habituales en el mercado de la telefonía móvil.

Me gusta que la compañía se decante por los móviles de un solo color, ya que personalmente lo encuentro más refinado que los acabados nacarados de otros buques insignia que se han puesto de moda en los últimos años.

Sony sigue apostando por una pantalla 21:9, lo que significa que necesitarás un poco de tiempo para acostumbrarte a su manejo. Precisamente ese cuerpo delgado hace que se agarre bien a tu mano, aunque deberás echar mano de la otra para alcanzar ciertas partes de la pantalla.

La distribución de los botones también sorprende (se encuentran en el lado derecho, ideal para zurdos), aunque no mucho si ya has utilizado el Xperia 1 original. La principal diferencia es que el botón de encendido/apagado y el lector dactilar son ahora el mismo.

El botón de la cámara dedicado no resulta indispensable y también cambiaría la localización del puerto de 3,5 mm, aunque celebro que Sony no se haya desprendido de él. También me gusta que para abrir la ranura para la tarjeta SIM no necesites recurrir a un alfiler.

En el siguiente apartado, analizaremos con más detenimiento su panel, pero desde un punto de vista estético, vemos que Sony no ha apostado por un notch o agujeros en la pantalla. La cámara frontal sigue alojada en una franja negra superior, pero es muy discreta.

Es necesario apuntar que, además de bonito, el diseño del Xperia 1 II es también resistente. En concreto, Sony le da una clasificación IP65/68 a este móvil con cristal Corning Gorilla Glass 6 en ambos lados, aunque, como siempre, recomendamos el uso de una funda protectora.

Una pantalla de cine

Ahora sí, vamos a por la pantalla. Se trata de un panel OLED 4K HDR de 6,5” y una relación de aspecto de 21:9 (CinemaWide). Te costará encontrar su tasa de refresco, pues Sony no la promociona. Se trata de 60Hz, muy por detrás de los 120Hz del Oppo Find X2 Pro o el Samsung Galaxy S20+.

La relación pantalla-cuerpo está por debajo de otros al no apostar por un notch, cámara retráctil o agujeros en el panel. Pese a que eso le da un aire menos “moderno”, la pantalla consigue destacar mucho gracias a su calidad.

Hablando de calidad, es espectacular en prácticamente todas las situaciones. En buenas condiciones de luz, tendrás imágenes nítidas, claras y buen contraste, unas características ideales para reproducir películas y series (especialmente contenido 21:9).

Como suele ser el caso, esa calidad disminuye en días de mucho sol. Lo cierto es que contestar un mensaje, consultar una duda en Internet o ver lo que retratas en días soleados resulta casi misión imposible.

En esos casos, recomiendo jugar con el brillo (pese a tener activado el brillo automático). Si lo prefieres, también puedes cambiar los ajustes de pantalla fácilmente, aunque tal y como viene en la caja será más que suficiente para el usuario medio.

Más allá de interactuar con el móvil mediante la pantalla táctil, también puedes hacerlo con los sensores laterales, que se activan al tocar dos veces en el punto donde se encuentra el panel y el eje lateral del smartphone.

Para que no te vuelvas loco tocando a un lado y otro, recuerda que pueden activarse en un lado y otro siempre que toques justo en la mitad del panel o donde terminaría el primer cuarto de la pantalla. Suena más complejo de lo que es en realidad.


Cámaras: el vídeo gana a la foto

Además del panel, el punto fuerte del Xperia 1 II son sus cámaras, pero ya he avanzado antes que esta afirmación tiene sus matices. Hace poco que he probado la Sony ZV-1 y las similitudes y diferencias quizás no eran las que esperaba.

No cabe duda que el vídeo grabado con las cámaras del Xperia 1 II es de una calidad que cuesta encontrar en un smartphone. Se nota que Sony ha colaborado con los ingenieros de sus cámaras de la serie Alpha 9 (de hecho, puedes utilizar el móvil como pantalla remota).


Fijémonos en las especificaciones técnicas. Se trata de una triple cámara trasera con una lente principal Sony EXMOR RS de 12 MP (f/1,7), un gran angular también Sony EXMOR RS de 12 MP (f/2,4) y un teleobjetivo de 12 MP (f/2,2).

A eso se le añade un sensor ToF. Quizás solo fijándote en el número de megapíxeles no esperarías una gran calidad de estas cámaras, sobre todo teniendo en cuenta que para algunas marcas la tendencia es cada vez ofrecer un número más alto.

Si bien es cierto que la calidad fotográfica del Xperia 1 II está por debajo de la de vídeo, cabe decir que el modo automático ofrece imágenes nítidas, claras, con buenos contrastes y colores muy fieles a la realidad. Falla más en situaciones de luz complicadas, pero eso no es ninguna sorpresa.

Sí que me ha sorprendido más que Sony no apueste por un modo noche, como muchos de sus rivales. En este caso, hay que jugar con los ajustes de la app Photo Pro o confiar en la óptica de ZEISS incorporada, pensada sobre todo para minimizar los reflejos en condiciones difíciles de luz como el crepúsculo.

Sony Xperia 1 II

Con las fotos de nuestra galería de Flickr podrás hacerte una idea de los resultados que podrás conseguir con el Sony Xperia 1 II, también al usar el gran angular y el teleobjetivo. Me han sorprendido muy positivamente, ya que la diferencia de calidad es mínima.

La lente principal te permite hacer zoom de hasta 3 aumentos, lo que te lleva a la misma distancia del teleobjetivo, que a su vez puede hacer también zoom de hasta 3 aumentos (en este caso digital). Obviamente, la calidad se pierde cuanto más zoom haces y cuanto más adversas sean las condiciones de luz. 

Lo que más destaca de las cámaras es el enfoque automático. Después de haberme acostumbrado a la altísima calidad del AF de la Sony ZV-1, temía notar mucho la diferencia con el Xperia 1 II y lo cierto es que no ha sido así.

El llamado Eye Autofocus permite que el enfoque esté siempre en los ojos de la persona o el animal retratado y que aparezcan siempre nítidos y enfocados delante de la cámara incluso si se encuentran en movimiento. Esto también facilita las ráfagas de hasta 20 imágenes por segundo. 

Un resultado similar lo encontramos en la exposición automática, sorprendentemente inteligente gracias al sensor 3D iToF. Aunque la calidad de las imágenes con poca luz es mejorable (sobre todo de noche), es cierto que la exposición se ajusta muy bien cuando pasas de la sombra al sol rápidamente.

El modo retrato deja un poco que desear. En primer lugar, tienes que activarlo expresamente, mientras que en otros móviles se detecta automáticamente. Esto lo podríamos dejar atrás si los resultados estuvieran a la altura, pero no es así.

Parece que le cuesta detectar cuál es el objeto o la persona a la que quieres retratar con el fondo difuminado, ya que a menudo termina por difuminar también partes del sujeto retratado. A la hora de retratar objetos, es mucho mejor confiar en el modo macro. 

Ya he dicho que, en mi experiencia, los resultados han sido mucho mejores con el vídeo que con la fotografía. La posibilidad de grabar en 4K lo dice todo, resultando en unos clips llenos de detalles, ricos en colores y una nitidez envidiable.

De hecho, puedes grabar en esa resolución con cualquiera de las lentes traseras, aunque espero que en el futuro Sony permita cambiar de una lente a otra mientras estás grabando. De nuevo, eso sí, la calidad de vídeo baja considerablemente de noche.

Como puedes ver en el vídeo, la estabilización de vídeo es también suficientemente buena, aunque obviamente tendrás mejores resultados si utilizas un accesorio para un agarre más estable del móvil. 

La app Cinema Pro te permite realizar ajustes manuales de controles como el encuadre, la exposición, el balance de blancos, la velocidad de obturación… Si consigues entenderte con la app, tendrás buenos resultados, aunque a mí me parece demasiado complicada para alguien que no tenga experiencia con una cámara de vídeo profesional. 

Lo mismo ocurre con la app Photo Pro, pensada para aquellos con un nivel algo más avanzado de fotografía. Hay quien encontrará la app estándar demasiado sencilla, pero será la más recomendable para los principiantes y para ti si confías en el modo automático.

 

Un aspecto donde parece que Sony no ha puesto demasiado esfuerzo es la cámara frontal. Personalmente no me molesta mucho al no ser una persona que se haga selfies a menudo, pero se le podría exigir más teniendo en cuenta el precio del Xperia 1 II.

Volviendo a nuestra galería de Flickr, verás que los resultados tienen mucho margen de mejora. La lente de 8 MP (f/2,0) consigue resultados decentes solo si hay buena iluminación, aunque de noche también gracias al flash. El modo retrato también deja que desear y el recorte es inexacto.

Rendimiento y batería: uno de sus puntos fuertes

Con un procesador Qualcomm Snapdragon 865 en su interior, y pese a que “solo” tiene 8 GB de RAM (otras marcas como Samsung o OnePlus ya apuestan por los 12 GB), el rendimiento es el que podías esperar: excelente.

Un chip de estas características te permite realizar cualquier tarea sin ningún tipo de problema: desde las más básicas como navegar por Internet a otras más exigentes como videojuegos muy exigentes gráficamente. 

A este procesador y esta memoria RAM se le suma una tarjeta gráfica Adreno 650 y un almacenamiento de 256 GB. Solo hay una única configuración de espacio, pero este puede expandirse con una microSD de hasta 1 TB. Más que suficiente.

Estas especificaciones pueden ajustarse en la app ‘Optimizador de juegos’, que veremos con más detenimiento en el apartado sobre el software. A efectos prácticos apenas he notado la diferencia, pero eso habla a favor de un smartphone excelente para gaming. 

Quizás la mayor diferencia ha sido en el calentamiento del dispositivo, más patente con la configuración de fábrica. Cuando cuesta más deshacerse de este sobrecalentamiento es al reproducir vídeos, aunque no influya en el rendimiento en sí del móvil.

Fijémonos ahora cómo se compara el Xperia 1 II con otros smartphones lanzados en el último año. El móvil de Sony es el gran vencedor de los benchmarks con la app Geekbench 5, aunque le siguen muy de cerca el OnePlus 8 Pro y el iPhone 11. 

También vemos las diferencias con el modelo anterior, el Sony Xperia 1. En este caso, el gráfico compara el rendimiento de uno y otro buque insignia según los resultados conseguidos con Geekbench 4: 11.067 y 13.198 puntos a favor del modelo de 2020. 

Es interesante analizar la capacidad de la batería, aunque siempre deberemos fiarnos más en nuestra propia experiencia y en el uso diario que hagamos del móvil. Mi experiencia ha sido muy positiva y no he tenido la necesidad de cargarlo durante el día.

Sony asegura que puedes cargar el Xperia 1 II al 50 % en 30 minutos. En mi caso conseguí cargar su batería de 4000 mAh al 46 % en media hora. Como puedes ver en el gráfico anterior, está muy por detrás del OnePlus 8 Pro. 

En las pruebas de batería de la app Geekbench 4, consiguió un resultado de 10 horas y 41 minutos, pero eso es cuando se lo somete a un uso intenso continuo. Con la app PCMark, el resultado fue de 11 horas y 57 minutos, que no está nada mal. 

Conectividad y audio

El procesador del Sony Xperia 1 II es 5G, lo que le da al buque insignia compatibilidad con esta tecnología. No hemos podido probarlo pero, teniendo en cuenta que todavía no se ha llegado a todo su potencial, no podemos esperar magníficos resultados.

Honestamente, todavía tiene que pasar un tiempo hasta que podamos disfrutar del 5G de alto rendimiento y hasta que un smartphone pensado para ver vídeos 4K e imágenes de alta resolución pueda beneficiarse de sus rapidísimas velocidades. 

En cuanto al audio, es importante que esté a la altura en un móvil donde el vídeo es tan importante. Debo decir que no me ha decepcionado para nada su sonido estéreo, aunque siendo Dolby Atmos hubiera esperado que fuera todavía más envolvente.

La calidad del audio es alta, aunque en espacios abiertos siempre recomendaría utilizar cascos (ya sean auriculares inalámbricos o no). Y no solo por no molestar, sino sobre todo porque el volumen no llega a ser demasiado alto.

A diferencia de otras marcas, Sony ha decidido conservar el puerto jack de 3,5 mm, aunque su posición en la parte superior de la pantalla no es la mejor si quieres utilizar los auriculares mientras utilizas el Xperia 1 II en vertical.

En una posición más habitual sí que encontramos el puerto de carga, en este caso un USB-C, que encontramos en la parte inferior del móvil. Como se ha dicho, en el lateral derecho hay la ranura para una única tarjeta SIM y la microSD para mayor almacenamiento.

No entiendo muy bien por qué Sony no ha querido apostar por el reconocimiento facial como método de desbloqueo del móvil. Así, deberás conformarte con el lector de huellas dactilares en el botón lateral, que funciona muy rápido.

En este apartado cabe añadir que, aunque una vez has registrado tus huellas, el escáner casi nunca da error, el proceso de añadir una huella dactilar es irregular. Personalmente hubiera preferido un lector incrustado en pantalla, aunque es cierto que la posición del lector es la ideal en un móvil así de estrecho.

Software: poco a destacar

No hay mucho que resaltar sobre el Android 10 usado en el Xperia 1 II. Su diseño no destaca ni para bien ni para mal: es sencillo, discreto, más bien tradicional. A su favor, hay que decir que puedes elegir instalar o no el bloatware.

Si estás acostumbrado a que las aplicaciones que instales aparezcan directamente en la pantalla de Inicio, deberás arrastrarlas desde la galería de apps hasta la pantalla. Personalmente me ha dado un poco de fastidio, pero no es el fin del mundo. 

Aunque la función ‘Multiventana’ ya no sorprende como lo hizo con la primera generación, sigue siendo igual de útil. Si eres de esos que no puede ver una serie sin navegar por Internet como yo, esta función te vendrá de lujo. 

Otra prestación útil son los sensores laterales, que se activan al hacer doble toque en el borde de la pantalla. Quizás te cueste acertar: prueba a situar tu dedo justo en el borde, no sobre el panel. Al hacerlo, vibrará el móvil.

Te recomiendo que los utilices, pues agilizará tu uso con el Xperia. Podrás acceder a varias apps, funciones y ajustes del móvil. Al estar comprimidas al lateral del panel, también facilita su manejo con una sola mano, ya seas diestro o zurdo. 

Las apps más destacadas de este smartphone son Photo Pro y Video Pro, aunque honestamente no son las más fáciles ni intuitivas de usar. Si bien la app de la cámara estándar es algo sencilla, es suficientemente inteligente como para darte buenos resultados.

Sony ha incluido un optimizador de juegos que te permite desactivar las notificaciones mientras juegas y cambiar los ajustes de rendimiento para que le saques el máximo provecho al Xperia 1 II como móvil gaming

Desde esta app también podrás acceder a una lista con todos tus juegos, algo que te gustará si, como yo, te gusta tener todas las apps organizadas. En ella también podrás consultar si tus juegos han sido o no equilibrados. 

Más allá de eso, el Android 10 en este Sony también te permite usar el tema oscuro (recomendado por la noche), el modo STAMINA para un ahorro energético inteligente, el bienestar digital o el control parental, que siempre viene bien pero que no es ninguna novedad. 

 

Precio y disponibilidad

Hay que ser sinceros. Lo que más va a atraerte de este smartphone no es su precio. El Sony Xperia II tiene un precio recomendado de 1.199 € en España, lo que lo acerca a otros modelos como el iPhone 11 Pro de 64 GB (1.159 €). 

En cambio, hay otros móviles de este año más asequibles, que no baratos, que han demostrado tener un rendimiento similar al Xperia II. Es el caso del OnePlus 8 Pro (909 €) o el Samsung Galaxy S20+ de 128 GB (1.009 €).

Mientras que los que vivan en América Latina deberán importar este móvil desde el extranjero, en España su disponibilidad también es algo limitada. Por ejemplo, no está disponible por ahora en Amazon, Fnac, MediaMarkt o PcComponentes, solo en la web de Sony. 

En estas tiendas de electrónica sí que encontrarás, en cambio, la generación anterior. Para la gran mayoría, el Sony Xperia 1 será más que suficiente (aunque renunciarás a mejores cámaras) y puede comprarse en Amazon por 679 €.

Veredicto 

Sony es fiel a sí mismo, y lo demuestra que siga apostando por un diseño similar modelo tras modelo. El tamaño alargado y estrecho del Xperia 1 II no gustará a todo el mundo, pero es el necesario para disfrutar de contenido 21:9 a pantalla completa.

De hecho, su pantalla 4K es uno de los elementos que más merecen la pena de este buque insignia. No me ha decepcionado en ningún momento (quizás solo cuando hace mucho sol) y la encuentro ideal para amantes del gaming y suscriptores de plataformas como Netflix.

Del Xperia 1 II también destacan sus cámaras, aunque hay que matizar. Son perfectas para quienes quieran crear vídeo con este móvil, si bien es cierto que otros móviles ofrecen mejor rendimiento en el departamento fotográfico. De la cámara frontal, olvídate.

Por último, el procesador Snapdragon 865 hace muy bien su trabajo y no tendrás ningún problema de potencia. Si te conformas con un móvil sin lector de huellas dactilares y una velocidad de carga estándar a un precio superior a los 1.000 €, el Xperia 1 II es una buena opción. 

Lista de especificaciones

  • Sistema operativo: Android 10
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 865 5G
  • Tarjeta gráfica: Adreno 650
  • Memoria RAM: 8 GB
  • Almacenamiento: 256 GB (expandible con microSD de hasta 1 TB)
  • Pantalla: OLED HDR 4K de 6,5 pulgadas (3840 x 1644, 21:9)
  • Cámara trasera: Cámara triple de 12 MP (f/1,7) + 12 MP (f/2,4) + 12 MP (f/2,2)
  • Cámara frontal: Cámara de 8 MP (f/2,0)
  • Conectividad: Wifi, Bluetooth 5.1, NFC, puerto jack, puerto USB-C, carga inalámbrica
  • Resistencia al agua: IP65/68
  • Batería: 4000 mAh
  • Dimensiones: 166 x 72 x 7,9 mm
  • Peso: 181 g

Fotos del producto: Dominik Tomaszewski

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo