Review Samsung Galaxy S20 Ultra

¿Qué aspecto diferencial puede ofrecerme un teléfono inteligente como el Galaxy S20 Ultra? El modelo con pantalla más grande de Samsung ahora es un auténtico monstruo en especificaciones, incluyendo su zoom de la cámara que escala hasta 100 aumentos. 

Tanta potencia evidentemente tiene un precio nada económico, como veremos a continuación. Si bien es alucinante en muchos aspectos, la configuración de la cámara tiene algunos puntos débiles que hacen que los resultados sean algo inconsistentes.

También la duración de la batería en el modelo internacional, la variante que cuenta con procesador Exynos, tiene unos tiempos de autonomía mejorables, a pesar del gran tamaño de las celdas de la batería que reside en su interior, por la eficiencia del propio chip. 

Desde Samsung destacan que el gran tamaño, diseño, batería y precio, es algo que tienes que estar dispuesto a pasar por alto ante unas especificaciones de su calibre y una cámara sorprendente. Es una compensación a la que a mucha gente no convencerá. Vamos a verlo. 

Precio y disponibilidad

Como parece obvio, el Galaxy S20 Ultra no es el modelo barato de esta serie. Su configuración más básica parte de los 1.359 € en el caso del modelo con almacenamiento de 128 GB, mientras que el de 512 GB salta a los 1.559 €, un precio que llega a superar al del Galaxy Z Flip con 256 GB y 4G. 

A nivel de prestaciones, y basándonos en la hoja de especificaciones, es evidente que las de la serie S20 son superiores, pero en el Galaxy Z Flip también estarás pagando por su innovación en diseño y diferenciación con su pantalla plegable. 

Los nuevos modelos Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra ya están disponibles en Estados Unidos, mientras que para Europa y otros lugares del mundo, es posible llevar a cabo la precompra con envío previsto para el próximo 16 de marzo. También existe una opción a modo de promoción que incluye el seguro Samsung Care + al comprar el Galaxy S20.

El precio del modelo más económico se corresponde con el Galaxy S20 que es de 909 € en el momento de su lanzamiento y con 128 GB de almacenamiento. El del Galaxy S20+ con misma cantidad de memoria, asciende a 1.009 € en la modalidad 4G. El 5G lleva asociado un incremento de 200 € y disponible solo con capacidad de 512 GB.

Con la oferta actual que se encuentra en vigor, la precompra anticipada en la web de Samsung, ésta lleva asociado el regalo de los nuevos auriculares Galaxy Buds+ cuyo precio se encuentra en los 179 €. Puedes leer ya nuestra review de los Galaxy Buds+.

Siendo sinceros, a este precio, el teléfono debe ser casi perfecto o debe sobresalir especialmente en áreas donde otros no llegan, de manera que pueda justificarse frente a lo que vienen ofreciendo los competidores. 

Diseño y calidad de construcción

Lo primero que debes saber sobre el Galaxy S20 Ultra es que es grande, muy grande. A lo largo de los años hemos visto modelos phablet con pantallas estratosféricas y la de este modelo no es para menos, con una diagonal de 6,9 pulgadas. 

Puede que te gusten los teléfonos grandes. Es posible que esté acostumbrado a un S9+ o S10+, o tal vez incluso al Note 10+ de 6,8 pulgadas. Pues bien, la del S20 Ultra es más grande que las mencionadas, interrumpida tan solo por una cámara perforada ahora centrada.

Hay que puntualizar aquí que los marcos más delgados eliminan casi por completo el borde del marco, y la decisión de reducir las curvas y volver a los bordes más planos hace que la pantalla luzca espectacular, facilitando además su uso.

El problema que encontramos en el S20 Ultra es su mayor grosor. Y que sea pesado. En las manos realmente se siente un tanto desproporcionado, especialmente si has tenido oportunidad de tener los hermanos menores Galaxy S20 y S20+. 

Decimos desequilibrado por el peso del módulo de la cámara situada en uno de sus extremos, lo que hace que al sujetarlo con tu mano, tengas que encontrar la posición perfecta para equilibrar su peso. 

El módulo de la cámara cuádruple Ultra, sin entrar todavía en las especificaciones, es toda una monstruosidad. Ocupa gran parte de la cara trasera del móvil y sobresale de la superficie con el fin de albergar en su interior un Space Zoom 100x que necesita su recorrido. 

A efectos de diseño, vemos que se mantiene la decisión de eliminar el conector de auriculares, así como el botón del asistente de voz Bixby, presente hasta en entonces en las generaciones Galaxy anteriores. Una pulsación larga en el botón de encendido los reemplaza. 

Los colores de los acabados en los que encontrarás al nuevo Galaxy S20 Ultra son en gris y negro, a pesar de que los modelos más económicos son más llamativos, manteniendo un aspecto más serio y sobrio para el que puede ser elegido por muchos directivos de empresas.

Conjunto de cámaras

Entremos de lleno en sus dotes como cámara. Todo el enfoque de Samsung para esta serie S20 parece haberse centrado de lleno en las mejoras de sus sensores. Y a decir verdad, es donde encontramos las principales diferencias frente a sus menores S20 y S20+. 

Como elemento principal encontrarás en su parte trasera un sensor principal de gran apertura que alcanza los 108 MP y f/1,8 (dejando por el camino al sensor con tecnología de apertura variable que Samsung ha usado durante los últimos años). 

De forma predeterminada, las captura no se llevan a cabo a 108 MP, sino que el teléfono utiliza la combinación de píxeles para formar hasta nueve píxeles en uno ('no binning' en la terminología de Samsung) y así generar fotos más nítidas y detalladas de 12 MP con rango dinámico mejorado.

Las fotos son, en términos generales, geniales. Entre el alto recuento de píxeles y el gran tamaño del sensor, la cámara del modelo Ultra puede producir niveles de detalle sorprendentes y colores más vivos que nunca, sin desviarse demasiado de la saturación de tonos que algunos pueden encontrar en modelos de Huawei. 

Si lo prefieres puedes ajustar el móvil para que realice las capturas a 108 MP. En esta modalidad, las fotos tardan un segundo más en procesarse, con el aliciente de que cada cámara te comerá entre 30 y 50 MB por disparo de fotografía. 

El principal beneficio de estas imágenes en altísima resolución es la libertad que ofrecen para poder recortar zonas sin perder mucha nitidez o detalle, algo que probablemente no necesites habitualmente en tu día a día salvo que seas un profesional. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que el rango dinámico es notablemente peor en las fotos que hagas a 108 MP frente al hecho de hacerlo con el resto de modos de captura que ofrecen sus otros sensores. 

Se le unen además un ultra gran angular de 12 megapíxeles que se mantiene francamente bien frente a la lente principal, junto con un sensor de profundidad, y el que es el principal foco de venta del S20 Ultra; su teleobjetivo de 48 MP. 

En muchos países, como es el caso de Estados Unidos, éste puede ser el primer teléfono móvil inteligente que se comercializa con super zoom, dado que en otras partes del mundo como en España ya hemos podido disfrutar de las bondades del Huawei P30 Pro o del Oppo Reno 10x Zoom

El denominado Space Zoom 100x de Samsung en realidad depende de un teleobjetivo de x5, que puede activarse hasta 100x gracias al zoom digital adicional. Esto es un truco que te permitirá observar secuencias o fotos a muy larga distancia, pero sin resultados sobresalientes. 

De hecho, si quieres obtener fotografías decentes manejando el zoom de x100 a su máxima expresión, tendrás que valerte del uso de un trípode adicional en el que posicionar tu móvil con el fin de eliminar cualquier movimiento que puedan producir tus manos. 

Hemos observado que existe cierta pérdida de vitalidad y profundidad de color en este tipo de capturas, como era de esperar con una apertura de f/3,5. A pesar de lo cual, la pantalla de tu S20 Ultra mostrará detalles a los que tu vista no puede llegar. 

El otro problema común fue el enfoque automático, donde su comportamiento también fue algo inconsistente y variable. Al principio, el enfoque automático fue lento, para lo que necesitaba de unos segundos para encontrar un punto focal. 

Con la actualización desplegada por Samsung, conseguimos acelerar este proceso y ahora es algo menos lento, con rangos que podemos considerar dentro de la media. Sin embargo, esto no impide que los resultados en modo macro, dejen que desear. 

Es probable que este problema se deba al cambio de sensor más grande de 108 MP, el cual introduce un efecto bokeh natural. La profundidad de campo baja significativamente, lo que hace que las fotos de sujetos cercanos, tiendan a verse suaves en comparación con el enfoque plano más habitual de otros terminales.

El problema no se limita a fotos macro super cercanas, ya que incluso fotografiar un plato de comida para Instagram tiende a dejar partes de él enfocadas y otras partes ligeramente borrosas. 

El modo nocturno mejora, aprovechándose del sensor más grande, pero debemos reconocer que el juego de algoritmos de Samsung todavía se encuentra ligeramente por detrás de lo que es posible conseguir con los iPhones, Pixel o Mate Pro de última generación. 

Esto es especialmente notable al manejar fuentes de luz mixtas procedentes de diferentes fuentes. Los resultados son buenos pero no llegan a ser los mejores a pesar de las novedades introducidas en su hardware, especialmente al abordar el balance de blancos. 

La función Single Take te permite capturar un momento especial tanto con fotografías como con vídeos simultáneos. Utiliza múltiples cámaras para capturar hasta diez fotos de alta calidad y cuatro videoclips, sugiriendo determinadas ediciones y efectos. 

Funciona muy bien aunque deberás tener en cuenta que añade música potente a las escenas de vídeo que captures, por lo que éste puede llegara interferir con cualquier audio o conversación que realmente hayas querido capturar. 

Hablando de vídeo, el S20 Ultra graba a 4K y 60 fps, e incluso puedes alcanzar los 8K a 30 fps. El tamaño de almacenamiento necesario es evidentemente muy elevado, pero el hecho de saber que un teléfono es capaz de hacerlo, resulta francamente sorprendente frente a equipos mucho más profesionales. 

No obstante, no podemos mostrarte los resultados debido a que ni tan siquiera YouTube nos deja subir una muestra de vídeo grabada con esta calidad de 8K, una prueba más de que el mundo tecnológico todavía no está preparada para manejar estos contenidos. 

La interfaz de cámara también permite ahora cambiar entre la cámara delantera y las traseras mientras grabas un vídeo, lo que te permite saltar sin problemas entre filmarte a tí mismo y lo que estás viendo a tu alrededor. Ideal para los vlogger. 

Con respecto a la cámara selfie, para esta ocasión disponemos de solo un sensor de 40 MP y f/2,2 (un gran salto si tenemos en cuenta los 10 MP en los otros S20). Samsung permite a través de la aplicación hacer un selfie normal o ampliado, pero es un juego de recorte de cámara. 

En cualquier caso, las tomas presentan un aspecto genial. Hay un rango de color más estrecho que el de las lentes traseras, pero los detalles alcanzan unos niveles bastante impresionantes, aunque seguramente estamos llegando al techo superior de lo que pueden ofrecer las cámaras selfie

Pantalla extra grande

Si las cámaras son uno de los mayores atractivos del S20 Ultra, la pantalla está no se queda atrás. Ya hemos mencionado su gran tamaño, de 6,9 pulgadas, pero es una pantalla que mejora a la del Note 10+. 

Lo decimos alto y claro, que probablemente te encuentres ante el terminal inteligente con mejor pantalla que puedes comprar, al menos a principio de este año. Su panel Super AMOLED admite 3.200 x 1.440 píxeles y es compatible con HDR10+ soportando una frecuencia de actualización de 120 Hz.

Si no estás seguro de lo que significa la frecuencia de actualización de 120 Hz, se trata esencialmente de la rapidez con que la pantalla carga nuevas imágenes. Una frecuencia de actualización más rápida, significa un desplazamiento más suave, animaciones más fluidas y el manejo de más fps en los juegos.

La mayoría de los teléfonos tienen pantallas de 60 Hz, y algunos, como los últimos modelos OnePlus, tienen 90 Hz. Samsung no es el primero en agregar 120 Hz (ese fue el teléfono Razer) pero es el primero en añadirla a un modelo convencional que no se limita a juegos.

Los resultados hablan por sí mismos, y el S20 Ultra desborda gran visión desde cualquier ángulo desde el que contemples su pantalla. Nuevamente, el panel es brillante y vívido, con un contraste profundo, excelentes ángulos de visión y los beneficios que aporta 120 Hz. 

Ahora bien. En primer lugar, puedes obtener el mismo panel, aunque más pequeño, en el S20 o S20+ normal (con la misma resolución, por lo que deberías obtener una densidad de píxeles superior en los teléfonos más pequeños). Por muy buena que sea esta pantalla, no necesitarás el modelo Ultra para aprovecharlo. 

La otra advertencia es que la resolución más alta de 3.200 x 1.440 es incompatible con la frecuencia de actualización de 120 Hz por lo que no podrás fijar ambas a la vez. Presumiblemente, esto se debe a controlar el uso de batería que pueda hacer el terminal. 

Si aumentas la frecuencia de actualización al máximo, tendrás que bajar la resolución a un valor inferior de 2.400 x 1.080, y viceversa. Tendrás que elegir entre animaciones más suaves, o imágenes de mayor resolución.  

Batería y autonomía

A pesar de la generosa capacidad ofrecida por sus celdas, que alcanza el valor de los 5.000 mAh, no parece suficiente para alimentar una pantalla de este tipo y un conjunto de componentes del más alto nivel. 

Debemos puntualizar que hemos estado revisando un modelo basado en el procesador Exynos 990 de Samsung. Es la configuración que se comercializará en la mayoría de las partes del mundo. 

Algunos otros mercados seleccionados obtienen teléfonos S20 con el chipset Qualcomm Snapdragon 865, y al hablar con colegas de prensa norteamericanos, parece que nos confirman que éstos modelos podrían disfrutar de una mayor duración por su eficiencia energética.

En cuanto al modelo con Exynos, hemos visto que la duración da para superar el uso durante todo el día, pero no mucho más, lejos de lo que estamos acostumbrados con el Note 10+, el teléfono usado como principal en el día a día. 

La mayoría de los días que he usado el S20 Ultra se ha mantenido en el 20 % de su capacidad a la hora de acostarme, después de entre 3 y 5 horas de tiempo de pantalla. Eso está bien, pero es realmente el mínimo para un teléfono nuevo, y nos preocupa que después de un año de uso, ya no llegue a estos valores. 

Esto se debe a que está usando la frecuencia de actualización de 120 Hz gran parte del día, y cambiar a 60 Hz (mientras deja la resolución en FHD+, no max) parece ayudar, aunque no tanto como podría pensar. 

Según nuestros cálculos, nos podríamos ahorrar en torno a un 10 % más o menos en un día completo de uso. Eso refuerza la sensación de que el problema aquí no radica tanto en la pantalla, y más en el chipset Exynos que es un auténtico devorador, algo que ya vimos en los S10 con chip Exynos. 

Por supuesto, podrías llegar a pensar que si te importa la batería, debes reducir la frecuencia de actualización, disminuir la resolución, apagar 5G y más. Esas acciones pueden merecer la pena, pero entonces no te compres el modelo S20 Ultra. 

Conectividad 5G

Las conexiones 5G garantizan que estás adquiriendo un terminal con miras al futuro. Al fin y al cabo, técnicamente está en el nombre completo del teléfono, aunque todavía dudo en considerar que 5G sea una razón con peso para aquello que duden en actualizar su S10. 

Nuestro modelo Exynos solo admite frecuencias sub-6, el tipo utilizado actualmente en la infraestructura europea, aunque los modelos Snapdragon de EEUU también admiten mmWave, lo que los hace un poco más interesantes de cara a los próximos años. 

He estado probando el S20 Ultra con una conexión Vodafone 5G, y aunque las velocidades de 5G son impresionantes, la cobertura aún no está lo suficientemente extendida, ni tan siquiera en zonas céntricas de ciudades como Madrid, donde se encuentra nuestra oficina, por lo que sigue siendo un desafío. 

Eso mejorará, por supuesto, argumento clave para obtener ya un teléfono 5G ahora con el fin de que estés preparado para los próximos 2 o 3 años. Será cuando el despliegue de redes 5G hayan mejorado.

Especificaciones y rendimiento

En cuanto al resto de las especificaciones, siguen siendo abrumadoras. Al mencionado Exynos 990 (o Snapdragon 865), se le unen 12 GB o 16 GB de memoria RAM LPDDR5 rápida, y la posibilidad de optar por 128 GB o 512 GB de almacenamiento.

El teléfono es rápido y maneja de forma ágil cualquier aplicación que le eches. Eso también se refleja en nuestros valores conseguidos con las pruebas benchmark que usamos de referencia, que se encuentran entre los más rápidos que hemos analizado. 

El teléfono viene en variantes de una única SIM o modelo SIM dual, y cada una admite tarjetas MicroSD de hasta 1 TB. La conexión Wi-Fi 6, Bluetooth 5.0 y NFC completan las características de conectividad. 

Desde el punto de vista de la seguridad, obtienes el mismo desbloqueo facial y escáner de huellas digitales ultrasónico ubicado bajo la pantalla que ya ofrecían los buques insignia de Samsung del pasado año. Si algo funciona bien, para qué cambiarlo. 

Software y One UI

Como parece lógico, el S20 Ultra viene con Android 10, la última versión de Google junto con la capa de personalización One UI 2 de Samsung. La compañía ha sido más conservadora desde el punto de vista del software de este año.

Así, las principales incorporaciones se centran en ofrecer funciones prácticas con el fin de ser más fácil compartir cualquier contenido, así como en mejorar la experiencia al interaccionar con otros usuarios de teléfonos Samsung Galaxy. 

Quick Share, por ejemplo, es esencialmente AirDrop para teléfonos Galaxy, mientras que Music Sharing permite que los amigos se conecten al altavoz Bluetooth a través de tu teléfono sin preocuparse por los procesos de emparejamiento.

Ambas funciones son exclusivas de dispositivos Samsung recientes, por lo que solo ayudarán si todos tu pareja o amigos disponen de modelos de última generación de la marca. 

Los usuarios avanzados disfrutarán de la función que permite bloquear hasta tres (o cinco, en el modelo con mayor RAM) aplicaciones más usadas, justo en el punto en el que las dejaste, algo que es de agradecer en el caso de redes sociales. 

La única otra adición importante de software es la integración de Spotify en las rutinas de Bixby, lo cual es una gran noticia para aquellos que se han mantenido fieles al asistente de voz de Samsung, pocos parecen cuando no se desvelan cifras. 

Veredicto final

A modo de conclusión, el S20 Ultra no es un teléfono que la mayoría de la gente deba comprar. Su precio es elevado para la mayoría de los mortales, demasiado grande y pesado para manejarlo y llevarlo encima, y con una autonomía que nos ha dejado ciertas dudas. 

Aún así, es un teléfono repleto de logros técnicos, sobre todo en la cámara, que en el mejor de los casos, es capaz de superar a todos los buques insignia de la competencia, a pesar de haberse comportado algo inconsistente en algunas situaciones de primeros planos.

La frecuencia de actualización de 120 Hz es la joya de lo que podría ser la mejor pantalla en un teléfono en este momento, pero el impacto en la duración de la batería lo hace agridulce, un problema que se agrava en los modelos con chipset Exynos frente a usar el Snapdragon. 

Así pues, si la cámara es lo único que tienes en cuenta al comprar un teléfono, el S20 Ultra es un caso convincente que justifica su compra, pero para todos los demás usuarios, las mejoras adicionales tienen un alto precio y los Galaxy S10 mantienen todavía su atractivo.

Especificaciones

  • Sistema operativo Android 10 con One UI 2 
  • Panel de 6,9 pulgadas Wide Quad HD + Dynamic AMOLED 2X
  • REsolución de 3.200 x 1.440 dpi y ) frecuencia de 120 Hz
  • Chip Exynos 990 o Qualcomm Snapdragon 865 de ocho núcleos
  • RAM de 12 o 16 GB (según modelo)
  • Almacenamiento de 128 o 512 GB (según modelo)
  • Ranura de tarjetas microSD (hasta 1 TB)
  • Sensor principal 108 Mp, f / 1.8, cámara trasera OIS + 12 Mp, ultra gran angular, f / 2.2 + 48 Mp Tele, sensor de profundidad f / 3.5 +
  • Cámara selfie frontal de 40 Mp f / 2.2
  • Escáner ultrasónico de huellas dactilares incorporado
  • Reconocimiento facial 2D
  • Wi-Fi de doble banda 11ax y Bluetooth 5.0 con aptX
  • GPS NFC y 5G NSA / SA / DSS sobre Sub-6 o Sub-6 y mmWave (solo Snapdragon)
  • Conectividad USB-C
  • Batería de 5000 mAh
  • Carga por cable de 45 W (cargador de 25 W incluido)
  • Carga inalámbrica rápida 2.0
  • Certificación IP68 contra polvo y agua
  • Dimensiones de 166,9 x 76,0 x 8,8 mm
  • Peso de 222 gramos

Fotos del producto realizadas por: Dominik Tomaszewski

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo