Review del Samsung Galaxy S20

Aunque muchos puedan llegar a pensar que el Samsung Galaxy S20+ es el mejor teléfono dentro de la gama Galaxy S20, tras ver las posibilidades del S20 nos atrevemos a decir que esto no es así. Parece que el humilde S20 supera a los dos hermanos mayores en virtud de ser más barato. 

También resulta ser más compacto e igual de bueno en muchas de las principales facetas que busca cualquier usuario para su día a día utilizando un smartphone. Con unos acabados delgados y livianos, el teléfono puede presumir de una de las mejores pantallas del mercado. 

Diseño y calidad de construcción

Lo primero que notarás al tener el S20 entre las manos es lo delgado que resulta el terminal. Aunque pueda parecer obvio, si has podido tocar el S20 Ultra mucho más grueso, sabrás a lo que nos estamos refiriendo. 

Con solo 7,9 mm de grosor, es una pieza de hardware muy delgada, a lo que se le une un peso de tan solo 163 gramos, lo que lo convierte en uno de los terminales buque insignia más ligeros que recordamos. 

Prácticamente sin bordes en su pantalla de 6,2 pulgadas, el terminal se siente compacto y fácil de utilizar con una sola mano, casi justificando la decisión de Samsung de no ofrecer ningún teléfono con pantalla más pequeña que la aquí indicada. 

La cámara selfie frontal perforada en la pantalla del S10 ha sido desplazada a la parte central, reduciendo además su tamaño. Nuestras primeras impresiones nos dejan buenas sensaciones, sin resultar molesta, confirmando que es una de las mejores soluciones. .

El bloque de cámaras principal de la parte posterior también está muy bien resuelta, sin apenas sobresalir del cuerpo. No es mi diseño de cámara favorito, pero se ve mejor que la apariencia del modelo S20 Ultra, sin mencionar la protuberancia del los iPhone 11 .

La toma de auriculares ha desaparecido, pero en esta gama premium ya no es una sorpresa. A cambio, obtienes impermeabilidad IP68, un sensor de huellas dactilares ultrasónico integrado en la pantalla, y suficiente espacio para una batería grande.

El cuerpo con capa de resistencia Gorilla Glass es un paso adelante de Samsung en la eliminación o presencia de las huellas dactilares, a pesar de que el modelo que probamos ofrece unos acabados en gris en el que es fácil su aparición. 

También puedes adquirirlo con otros colores en blanco, rosa, azul o rojo según disponibilidad en el mercado. 

Cámara

Este es un apartado donde el S20 es inferior en prestaciones frente a su hermano S20 Ultra, pero para bien o para mal, no debemos dejarnos llevar solo por este apartado para juzgar las posibilidades del teléfono. 

Al fin y al cabo, las cámaras del S20 son potentes, versátiles y supera con crece la calidad que ofrecen sus competidores dentro de su gama de precios, que es lo que interesa saber. Vamos a ver a fondo los componentes con los que cuenta. 

En el centro de la configuración, impera una triple lente con un gran angular de 12 MP (f/1,8) que en última instancia es bastante similar al sensor principal del S10. Ignora por tanto el recuento de megapíxeles, ya que te permitirá obtener calidad con un gran rango dinámico. 

Hay una cosa que no cambia, como sucede con la mayoría de cámaras de los móviles de Samsung, y es el suavizado de la piel que lleva a cabo la tecnología mediante los algoritmos implementados. 

Si comparas las fotos capturadas con las realizadas con el Galaxy S20 Ultra es evidente que el sensor de 12 MP no puede igualar los detalles alcanzados por el sensor de 108 MP del modelo superior, o incluso alcanzar el mismo rango de color, pero honestamente hay poco en lo que quejarse. 

Imagen capturada con el Galaxy S20 regular de 64 MP

También nos perdemos el sensor de profundidad que sí tiene el S20+, una de las diferencias en cámara con el S20, el cual hace un gran trabajo en la detección de bordes al capturar imágenes en modo vertical, con lo que el efecto de desenfoque se ve algo artificial. 

Aquí podemos apreciar la misma fotografía capturada con zoom 3x y sensor de 64 MP.

El modo nocturno del S20 está bien, pero lejos de llegarle a la altura de sus rivales. Tiende a iluminar demasiado las capturas realizadas, especialmente si hay alguna fuente de luz a la vista. 

Arriba puedes observar la foto capturada con el Galaxy S20 en modo normal. Debajo, la misma panorámica pero con el modo noche activado.

Sin embargo, uno de sus puntos fuertes viene a ser el modo macro. Podrás tomar primeros planos con gran realismo, un área donde el Ultra no parece responder de un modo tan eficiente como lo hace el modelo aquí analizado. 

Junto a la lente principal, encontrarás un ultra gran angular de 12 MP, pero el verdadero atractivo es el ‘teleobjetivo’ de 64 MP. Hemos entrecomillado la palabra dado que no es realmente un teleobjetivo. Es una lente gran angular de 64 MP que utiliza el zoom digital para obtener resultados de hasta 30x. 

Más allá del x5, la calidad de las imágenes capturadas comienzan a desfallecer de forma abrumadora, pero a niveles bajos de zoom, debemos reconocer que no podrás diferenciar los resultados del S20 con otro móvil con zoom óptico real. 

También puedes usar esta lente para tomar fotos a 64 MP, desde un zoom de hasta x6, pero con cierta pérdida de rango dinámico y con ruido adicional a medida que te acercas, ya que la cámara está recortando la imagen original y volviéndo a escalarla a 64 MP. 

Esta extraña configuración se debe al 8K. Samsung ofrece grabación de vídeo 8K en los tres teléfonos de la gama S20 y la única forma de ofrecerlo en el S20 es utilizando un sensor de al menos 33 MP. 

Así puede grabar 8K a 24 fps, pero para cualquier cosa que no sean paisajes y sujetos estáticos, realmente no merece la pena su uso, ya que el procesamiento deja de lado la estabilización y el enfoque automático. 

Por último, en la parte frontal impera una sola cámara selfie de 10 MP. Lamentablemente no puede igualar los resultados de los selfies de 40 MP realizados por el S20 Ultra (francamente nuestra cámara favorita en años), pero no está nada mal. 

Ofrece resultados con bastantes detalles, algo que celebramos, pero echamos en falta mayor rango dinámico lo que hace que las imágenes se muestren un tanto deslucidas. 

Pantalla 

A la hora de hablar de la cámara del S20, es difícil no compararla con la del modelo Ultra, dado que las especificaciones son muy diferentes. Sin embargo, en el área de la pantalla, las cosas resultan ser más simples. 

Y es que la pantalla del S20 es exactamente la misma que la del S20+ y la del 20 Ultra, salvo su tamaño. Con 6,2 pulgadas, el terminal es casi tan compacto como los buque insignia de estos días, pero ofreciendo una resolución de 3.200 x 1.440 píxeles y frecuencia de actualización sorprendente de 120 Hz. 

Aunque se han dicho muchas cosas buenas de la pantalla del S20 Ultra, sin duda alguna para el dinero que pagas, la del S20 normal parece ser mejor. Sí, es más pequeño, pero eso es cuestión de gustos y de manejabilidad, y no tanto de calidad. 

El tamaño más pequeño significa que esos píxeles están más juntos, ofreciendo una sorprendente cifra de densidad de píxeles de 563 dpi. Quién da más. 

Debes recordar que si la frecuencia de actualización de la pantalla más alta no puede funcionar al unísono con la resolución máxima. Por lo tanto, si optas por los 120 Hz de frecuencia de refresco, te recomiendo bajar la resolución a Full HD+. Tendrás mayor fluidez. 

Conectividad 5G

Sobre el 5G no hay mucho que decir, salvo que todavía no podrás sacar el máximo partido a esta característica que cumple el teléfono. Es importante a la hora de adquirir un nuevo teléfono de cara a su estandarización, pero este año te costará encontrar soporte de redes 5G. 

Si vives en una de las grandes ciudades en las que de una u otra forma, los principales operadores de telefonía ya la han desplegado, puede que te merezca la pena desembolsar los 100 € más que cuesta el modelo 5G. De lo contrario, ahórratelos. 

Especificaciones y rendimiento

Como ha venido sucediendo con las últimas generaciones Galaxy de Samsung, en función del mercado, podrás encontrarte el Galaxy 20 con el chipset Snapdragon 865 buque insignia de Qualcomm, o bien, con el Exynos 990 de Samsung. En nuestro país será la segunda opción. 

La mayoría de las personas no notarán diferencias en rendimiento, ya que Exynos garantiza un mejor rendimiento con un solo núcleo, mientras que Snapdragon tiene mejor cobertura al afrontar las tareas de múltiples núcleos. 

Como anécdota, parece que los modelos Exynos sufren más a la hora de garantizar mayor batería o ser más eficientes con el consumo de energía. Lamentablemente, esto es algo que no hemos podido corroborar hasta el momento. 

El S20 viene con 128 GB de almacenamiento y 8 GB de RAM en el caso de la variante 4G, o 12 GB con el modelo de conectividad 5G, otra razón evidente de pagar el dinero extra para poder elevar la cantidad de memoria RAM. 

Como cabía esperar, las cifras mostradas en la gráfica hablan por sí solas. El S20 es rápido, responde bien y se mantiene en la línea con el resto de teléfonos de precio similar, tanto en el día a día como en los puntos de referencia de nuestros benchmarks

Batería

En base a lo comentado del chip Exynos, durante el período que hemos probado el S20 hemos logrado alcanzar una media de uso de pantalla de 5 horas, algo que varía un poco según el uso y la configuración de la frecuencia de actualización y la resolución. 

Aumentar al máximo parece incidir en la duración de la batería en torno a un 5 o 10 % cada día. Es una duración aceptable, aunque permanece en los niveles inferiores de los teléfonos que se mueven en este rango de precios. 

Las variantes de Snapdragon probablemente ofrezcan mejores valores, pero no hemos tenido ocasión de probar este modelo. Cuando se trata de la carga de la batería, el cargador de 25 W incluido permite que la batería de 4.000 mAh alcance el 56 de carga en 30 minutos. 

Por su parte, la carga completa del S20 puede llevarse a cabo en poco más de una hora, siempre que utilices el cargador oficial de Samsung incluido de serie. También soporta carga inalámbrica rápida, aunque no tan rápida como desearíamos, así como carga inalámbrica inversa.

Software y versión One UI

El S20 se comercializa con Android 10, como era de esperar, y corre sobre la capa de personalización One UI 2.1 de Samsung. No hay muchas cosas nuevas aquí, pero hay aspectos a valorar aquí. 

Una nueva herramienta permite compartir archivos de forma similar a AirDrop, la cual puede ser utilizada por propietarios de móviles Samsung Galaxy. También hay otra que permite que los amigos puedan conectarse a tu altavoz Bluetooth.

Existe una gran personalización y, aunque difiere de la visualización de lo que pueda ser Android One puro, no te resultará difícil acostumbrarte a las opciones, y menos todavía si eres un habitual de Samsung y vienes de manejar otro terminal anterior de la marca. 

Precio

Visto todo su potencial, la pregunta que te harás será: ¿merece la pena comprar el Galaxy S20? Como siempre, todo se reduce al precio final. Por 909 € tienes el modelo con opción 4G y 128 GB de almacenamiento. Por su parte, el S20 5G se eleva a 1.009 € (100 € más).

Debemos valorar tecnologías nuevas, como es el hecho de la pantalla de 120Hz, la grabación de vídeo 8K y, por supuesto, la compatibilidad con 5G. Esto no lo encontramos todavía en los iPhone 11 Pro, cuyo precio parte de los 1.199 €.

Sí, es caro. Y además, podrías obtener un rendimiento similar en móviles Android de otras marcas por menos dinero. Pero estamos ante un terminal Samsung, y en este punto, tienes que pagar por la calidad ofrecida por la marca, al igual que lo harías con los iPhone de Apple.

Añadir llegados a este punto que Samsung está ofreciendo como promoción de compra el seguro Samsung Care+ de regalo con el que obtienes una cobertura de hasta dos años para proteger tu terminal frente a grietas, roturas y daños. Algo importante en esta gama. 

Veredicto

El Galaxy S20 es el mejor teléfono de la serie S20 de Samsung, y nos atrevemos a decir que el mejor teléfono que Samsung haya fabricado hasta el momento. Es compacto, potente y tiene un sistema de cámara versátil que puede no llegar a la del S20 Ultra en apartados de zoom, pero cumple y lo supera en algunas áreas. 

La opción 5G está ahí, por lo que si vives en una gran ciudad puede que te interese adquirir este modelo para anticiparte al despliegue. Aunque la duración de la batería sigue siendo una ligera preocupación, esa es realmente la única falta a destacar del S20. 

El ecosistema de terminales Android ofrece más por menos en otras marcas, pero generalmente sin el nivel de prestigio o pulido que tiene Samsung en su gama Galaxy, y en este caso, creemos que vale la pena pagar por ello. 

Especificaciones

  • Android 10 con una interfaz de usuario One UI 2.1
  • Pantalla AMOLED 2X de 6,2 pulgadas ​​Wide Quad HD + 
  • Resolución (3200x1440) y soporte HDR10 +
  • Frecuencia de actualización de 120Hz
  • Chip Exynos 990 o Qualcomm Snapdragon 865 de ocho núcleos
  • RAM de 8 o 12 GB 
  • Almacenamiento de 128 GB
  • Ranura para tarjeta microSD (hasta 1 TB)
  • Cámaras: 12 MP, f / 1.8, cámara trasera OIS + 12 MP ultra gran angular, f / 2.2 + 64 MP 'teleobjetivo', f / 2. Cámara frontal de 10 MP, f / 2.2
  • Escáner ultrasónico de huellas dactilares
  • Reconocimiento facial 2D
  • Wi-Fi de doble banda 11ax y Bluetooth 5.0 con aptX
  • GPS, NFC, 4G LTE o 5G NSA / SA / DSS sobre Sub-6
  • USB-C
  • Batería de 4000 mAh. Cargador de 25W 
  • Carga inalámbrica rápida 2.0
  • Clasificación IP68 contra polvo y agua
  • Dimensiones de 151,7 x 69,1 x 7,9 mm
  • Peso de 163 gramos

Esta review de producto fue publicada inicialmente en la publicación de IDG TechAdvisor y posteriormente ha sido adaptada.

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo