Review Samsung Galaxy A51

A mucha gente cuando le hablas de los móviles de Samsung, lo único que se les viene a la cabeza son la familia de dispositivos premium Galaxy S y Galaxy Note. Sin embargo, debemos recordar que la marca siempre ha contado con una amplia oferta de teléfonos. 

Si echamos una mirada al pasado año, Samsung llegó a lanzar en 2019 un total de 37 teléfonos durante los 12 meses, y uno de los últimos en llegar fue el Galaxy A51 que aquí analizamos, con el objetivo de hacer un dispositivo asequible con grandes prestaciones. 

Diseño y calidad de construcción

Así, la apariencia del A51 es elegante y con aspecto de terminal premium, por lo que bien podría pasar desapercibido por ser un teléfono de gama superior cuyo precio duplicase al real de venta. 

Aunque los teléfonos con trasera de vidrio es posible encontrarlos ya incluso a menor precio (también en la gama media), Samsung opta por utilizar en esta ocasión acabados de plástico en el Galaxy A51. No pierde elegancia, pero sí lo hace muy resbaladizo a nuestras manos. 

En lo que respecta a las cámaras, cuenta con una configuración de cámara trasera cuádruple. El sensor principal de 48 MP está acompañada de una lente ultra gran angular de 12 MP, sensor de macro de 5 MP, así como sensor de profundidad. 

Todas sus cámaras se encuentran agrupadas bajo un módulo que nos recuerda especialmente al aspecto del S20 normal, lo que sugiere que Samsung esté utilizando teléfonos más baratos y económicos para probar la distribución de elementos de diseño. 

Ya en su cara frontal, el panel OLED de 6,5 pulgadas arroja una resolución de 1080 x 2400 píxeles. Inevitablemente, la pantalla es Quad HD+, similar a la de los buque insignia manteniendo la tecnología de panel OLED. 

Los marcos son delgados y tan solo se encuentran perforados por una única cámara frontal que está situada en la centro de la pantalla con lo que garantiza una mayor simetría a la hora de capturar selfies

El teléfono es grande aunque llega a notarse compacto al tenerlo entre las manos. Su pantalla es de 6,5 pulgadas pero ayuda bastante su relación de aspecto que se corresponde con el formato de 20:9 y la relación de pantalla cuerpo del 87,4 %. 

A diferencia de la trasera, los laterales del A51 son de aluminio mucho más resistentes, con el aliciente de que mantiene el conector de auriculares mini-jack en su parte inferior. Le acompaña un puerto USB-C además de unos únicos altavoces. 

Hardware y rendimiento

Ya hemos comentado que por aspectos de diseño y estética, te resultará difícil distinguir al A51 de los de los buques insignia del mercado. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los componentes internos del terminal. 

El teléfono viene con el procesador Exynos 9611, propio de Samsung, es cual se equipara al chipset Snapdragon 730 de Qualcomm. Queda englobado dentro de la gama media y se combina con el chip gráfico Mali-G72 encargado de los gráficos. 

Desafortunadamente, con este teléfono sentirás que necesitas algo más de potencia de procesamiento. Aunque no notarás retraso alguno en el manejo de la interfaz y de las aplicaciones multitarea, la pantalla no refresca como puede hacerlo un buque insignia. 

La experiencia puede parecer mucho más extrema si como nos sucede a nosotros, vienes de manejar algún móvil con pantallas de mayor frecuencia de actualización. Definitivamente, esto no se ve respaldado por la configuración de 4 GB de RAM, que es la única opción de compra. 

Esto no impide que sea útil para las tareas cotidianas, pero no llega a los teléfonos de gama alta.

Lo comentado se hace más evidente a la hora de reproducir juegos con el móvil. Y es que el A51 directamente no puede mover con soltura títulos con gráficos intensos como puede ser Call of Duty o Asphalt, lo que hace que el teléfono tenga lags y se sobrecaliente en exceso. 

Es evidente que no está diseñado específicamente para juegos, pero merece la pena señalar que no ofrece esa experiencia completa de teléfono inteligente. 

Software y características

El A51 viene con One UI 2.0 sobre Android 10. En los últimos meses hemos visto como la capa de personalización TouchWiz que introduce la marca en sus terminales se ha alineado mucho al Android puro, lo que la ha hecho mucho más atractiva y manejable con ajustes de software inteligentes. 

Uno de los más significativos es el modo silencioso dedicado, que curiosamente se omite a favor de No molestar en los teléfonos Pixel. Las tarjetas de información de inicio que ahora aparecen a la izquierda de la pantalla, ahora se conocen como Samsung Daily. 

No parecen tan útiles como el equivalente de Google, pero son un paso adelante frente a lo que teníamos años atrás con todo basado en el asistente Bixby. 

De hecho, las llamadas a Bixby en todo el A51 son relativamente fugaces, aunque se activará de forma predeterminada cuando mantengas presionado el botón de encendido. A diferencia de algunos teléfonos Samsung anteriores, ¡esto es posible configurarlo fácilmente para desactivarlo por completo.

Un área donde el teléfono decepciona ligeramente es en el sensor de huellas digitales integrado en pantalla, con respuesta muy baja. Sorprende realmente dado que muchos otros móviles de gama media funcionan muy bien ya sea con tecnología óptica, o con la ultrasónica.

Como decimos, su fiabilidad deja mucho que desear. En términos de reconocimiento, incluso tras haber registrado el mismo dedo pulgar dos veces, seguían produciéndose errores de vez en cuando. También es increíblemente sensible a la humedad. 

En su lugar, nuestra recomendación pasa por utilizar el desbloqueo facial, que ha demostrado ser mucho más fiable. 

En lo que respecta a One UI 2.0, añade interesantes novedades, como pueda ser la interpretación de gestos en lugar de botones de navegación para que resulte más fácil e intuitivo para los usuarios. 

Cámaras

La calidad de las fotografías siempre ha sido una gran prioridad para Samsung, algo que ha trasladado al resto de las diferentes gamas, incluyendo la gama media. El A51 viene con cuatro lentes traseras que pueden llegar a proporcionarte todo lo que buscas.

Omite la inclusión de un teleobjetivo a cambio de ofrecer una lente macro con la que poder capturar grandes detalles en fotos a muy cortas distancias. Así es como queda el plantel de cámaras del A51: 

  • Principal de 48 MP y f / 2,0 
  • Gran angular de 12 MP y f / 2,2 
  • Macro de 5 MP y f / 2,4 macro
  • Sensor de profundidad de 5 MP f / 2,2 

Con ellos, podemos afirmar que es posible conseguir resultados francamente sorprendentes aunque siempre que tus fotografías dispongan de situaciones de luz muy favorables. A las capturas de retratos con Live Focus les cuesta definir bien los bordes. Así es la interfaz de manejo de sus cámaras.

Samsung también te permite ajustar el desenfoque del fondo después de haber tomado la foto, lo cual es interesante si quieres corregir el enfoque realizado sobre uno u otro objeto. A continuación, una imagen para la que hemos utilizado el modo macro de su cámara.

La cámara selfie de 32 MP, a priori debería tomar buenas fotos. Sin embargo, los resultados no son todo lo satisfactorios que esperábamos en función de la calidad de su lente. Al igual que con muchas cámaras frontales, el nivel de detalle del sujeto es bueno, pero el fondo queda sobreexpuesto. 

Esto es un claro ejemplo de que el A51 no puede competir con los resultados obtenidos con los teléfonos de gama alta, pero eso no quita que la calidad sea suficiente para la inmensa mayoría de los mortales (a menos que tus selfies te preocupen en exceso). 

Autonomía y batería

El A51 viene con una generosa batería de 4000 mAh. Combinado con la pantalla de calidad 1080p, proporciona una duración de batería suficiente como para afrontar un día completo con un uso típico del teléfono, pero sin más. 

Sin embargo, observamos que tiene dificultades con el tiempo de espera, como ya ha sucedido en el pasado con algunos teléfonos Samsung. Esto queda patente en la prueba de batería reproduciendo con la que apenas alcanzamos las 6 horas y 36 minutos de uso con Geekbench 4. 

Afortunadamente, debes saber que contamos con un cargador rápido de 15 W que viene incluido en la caja. Esto hará que puedas rápidamente reactivar el porcentaje de carga de tu móvil para afrontar el resto del día. También soporta la carga inalámbrica Qi, aunque solo a 5 W. 

Precios y modelos

Es posible comprar el Galaxy A51 a un precio recomendado de 299 € con la configuración de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Su precio habitual es de 369 pero actualmente se encuentra en oferta con un descuento de 70 €. 

También se encuentra disponible un modelo superior con 6 GB de RAM y 128 GB de capacidad de almacenamiento. En ambas configuraciones es posible optar por acabados en  negro, azul o blanco, a los que se le une el más atractivo Prism Crush Blue. 

La compañía surcoreana permite que puedas adherirte al programa Samsung Renove a la hora de adquirir este terminal para entregar un antiguo modelo. Si lo deseas, también puedes optar por Samsung Care+ con el fin de añadir una garantía de 2 años por 99 €. 

Veredicto final

En líneas generales, el A51 es un gran teléfono, pero observando todo lo que hay en el mercado de gama media, resulta difícil de juzgar. En las primeras impresiones, el diseño es impresionante y sus cámaras lo convierten en un dispositivo interesante. 

Los resultados en fotografía son buenos con una gran iluminación, mientras que con disparos esporádicos en modo automático y usando el gran angular, es posible conseguir resultados que pueden rivalizar con los teléfonos de precio muy superior.

El software también ha evolucionado ahora que One UI se asemeja bastante a Android lo que luce mejor en las grandes pantallas. Sin embargo, 4 GB de RAM parecen no ser suficientes para la configuración de este teléfono. 

Samsung debería haber priorizado el rendimiento superior frente al uso de tecnologías emergentes, como sucede con la experiencia de uso que nos produce el escáner de huellas dactilares en pantalla. 

Los fans de Samsung no se sentirán decepcionados a la hora de comprar este teléfono, pero hay aspectos que deben ser mejorados y la competencia aprieta mucho en esta gama de precio. 

Especificaciones

  • Pantalla de 6,55 pulgadas Full HD + y (1080x2400)
  • Relación de aspecto 20: 9
  • Procesador Exynos 9611
  • 4 GB de RAM
  • 128 GB de almacenamiento (ampliable con microSD)
  • Cámaras: 
    • 48 MP principal
    • 12 MP ultra gran angular
    • 5 MP macro
    • 5 MP de profundidad
  • Cámara frontal selfie de 32 MP
  • Escáner de huellas digitales (en pantalla)
  • Bluetooth 5.0, 
  • GPS, NFC y conector USB-C
  • Batería de 4000 mAh
  • Carga rápida de 15W e inalámbrica de 5 W
  • Sistema Operativo Android 10 con ONE UI 2.0
  • Dimensiones de 158,5 x 73,6 x 7,9 mm
  • Peso de 172 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo