Review Realme X50 Pro

Son numerosos los aspectos a destacar de este gran móvil, como su procesador de primera línea, la RAM de 12 GB, la carga de batería más rápida del mercado o el uso de una pantalla de alta frecuencia de actualización. 

También destaca por sus seis cámara integradas, o la conectividad 5G. De hecho, por su hoja de especificaciones, nada tiene que envidiar a cualquier otro teléfono móvil buque insignia de 2020, con el aliciente que es un teléfono Realme, con lo que la calidad y el precio no están reñidos. 

Sentando las bases con su primera incursión en el mercado de alta gama a finales del pasado año con el X2 Pro, el Realme X50 Pro es el buque insignia con el que la compañía debuta en la vertiente 5G, a lo que le acompaña una asombrosa cantidad de hardware premium, considerando que cuesta casi la mitad de lo que valen sus rivales más afines. 

Realme nos ha acostumbrado a que puede lanzar al mercado características premium a un precio mucho más bajo que el de la media, a pesar de haber desembarcado en el mercado europeo a finales del año 2018. 

Como veremos a continuación, el X50 Pro ofrece lo mejor que la compañía puede reunir, y como tal, debería ser motivo de preocupación para los creadores de rivales más costosos, especialmente a medida que avanza a más mercados en todo el mundo. 

Diseño y calidades

El X50 Pro no es en absoluto un teléfono feo. En sus líneas de diseño se observa vidrio curvado que combina perfectamente con su marco de aluminio redondeado. Añade también detalles como chaflanes de corte de precisión que hacen indicar que tienes entre manos un teléfono de gama alta.

Dicho esto, hay un par de signos de naturaleza más asequible. Por un lado, su peso de 205 gramos y grosor de pantalla notable, de 8,9 mm, mucho más de los 7,8 mm que presenta por ejemplo el Galaxy S20+. 

El otro aspecto sería su cristal plano sin bordes redondeados con un formato de visualización 20:9 y bordes más amplios de lo que estamos acostumbrados a ver en modelos premium. Estos serían los únicos signos a destacar. 

El patrón reflectante mostrado en la parte posterior de cristal del teléfono difunde la luz con un agradable gradiente que es mucho más discreto frente a otros aspectos como el mostrado por el Realme 6 Pro con un diseño a modo de rayo. 

El teléfono puedes adquirirlo en dos colores agradables como son el verde musgo y el rojo rústico, ambos con tonos poco brillantes que repelen en gran medida la presencia de huellas dactilares fruto del contacto con nuestras manos. 

Las otras dos ausencias notables serían la falta del típico conector de auriculares, muy raro ya en la gama alta a la que pertenece, y el hecho de no disponer de certificación IP con la que garantizar una resistencia a líquidos y polvo. 

Panel y visualización

El panel Super AMOLED de 6,44 pulgadas integrado formar parte de la tecnología de Samsung, un modelo Full HD+ con HDR 10+ que ofrece visualización de colores vivos, grandes ángulos de visión y contraste, además de frecuencia de actualización de 90Hz. 

Este dato nos brinda una gran fluidez a la hora de manejar la interfaz de Android, además de encontrar una capacidad de respuesta ágil que es difícil de encontrar en teléfonos más asequibles.

Del mismo modo, contamos con un sensor óptico de huellas dactilares integrado en la pantalla cuyo tiempo de respuesta nos ha sorprendido gratamente por su rapidez, el cual rivaliza con los lectores capacitivos utilizados por los teléfonos de hace solo un par de años. 

Sin embargo, al igual que sucede con este tipo de sensores, los dedos sucios o mojados pondrán en apuros al reconocimiento, lo que significa que ingresar tu PIN o desbloquear mediante reconocimiento facial serán alternativas a manejar. 

Realme te otorga control total sobre la frecuencia de actualización de la pantalla (60Hz, 90Hz, o automática), así como el perfil de color (100 % DCI-P3 'Vivid' o sRGB 'Gentle') y el modo de cuidado ocular, con una opción entre variar la temperatura del color y cambiar a visuales monocromos.

La pantalla también muestra un par de altavoces estéreo, uno detrás del auricular colocado en el bisel superior, y el otro en la parte baja. Aunque localizamos más graves provenientes de la rejilla inferior, ofrecen un sonido relativamente equilibrado, con ligera distorsión con volumen excesivamente alto. 

Velocidad y rendimiento

Como cabía esperar, el chip insignia de Qualcomm para este 2020, el Snapdragon 865, lideran la configuración junto a una gran cantidad de memoria y almacenamiento UFS 3.0, garantizando un rendimiento de lo más alto. 

De hecho, el gráfico de rendimientos que adjuntamos muestra como el teléfono es casi idéntico en cifras al LG V60 y, en algunos casos, supera a dispositivos como el Oppo Find X2 Pro y al Samsung Galaxy S20.

En el uso en el mundo real, nos topamos con algún extraño bloqueo en alguna aplicación, pero tal inestabilidad fue puntual, lo que nos hace pensar que actualizaciones de software posteriores permitirán resolver cualquier problema de rendimiento de este tipo. 

Batería y carga

Si bien, la conectividad 5G es una novedad bastante valiosa y necesaria en esta gama de teléfonos inteligentes, con velocidades de descarga teóricas de hasta 3,45 Gbps y cargas de hasta 900 Mbps, en el caso del X50 Pro se ve reforzado por los tiempos de carga de su batería.

Y es que el 5G consume batería, por lo que conviene tener entre manos un teléfono que ofrezca tiempos de carga sobresalientes. Como sucede con la tecnología SuperVOOC 2.0 de Oppo, Realme ofrece SuperDart con una carga de 65 W para su batería de 4.200 mAh. 

En nuestras pruebas pudimos comprobar como una carga completa apenas lleva entre 37 y 39 minutos, cumpliendo con el tiempo fijado por el fabricante de apenas 35 minutos para alcanzar el 100 % de carga de su batería. 

Lo sorprendente también aquí es que en apenas 15 minutos habrás conseguido que tu móvil pase de 0 a una carga del 60 %, más que suficiente para afrontar un día completo de trabajo. Son datos que harán que abandones de una vez por todas las powerbank. 

Los teléfonos móviles con velocidades de carga tan locas llevan relativamente poco tiempo en el mercado, por lo que es difícil predecir las consecuencias a largo plazo y los efectos que esta tecnología tendrá en las celdas de los dispositivos. 

Durante las semanas que hemos contado con el X50 Pro, el terminal se comportó de manera consistente en este sentido, ofreciendo alrededor de siete horas de uso de pantalla y hasta 10 horas de tiempo en pantalla en las pruebas artificiales. 

Seis cámaras en total

Realme es una marca amante de los móviles con cámaras, como ha demostrado en diversas ocasiones, integrando la modalidad de sensores Quad AI incluso en teléfonos económicos. Ahora, el X50 Pro no es para menos con un sensor principal de 64 MP y doble selfie perforados en la parte izquierda del frontal de la pantalla. 

Estas cámaras selfie albergan un respetable sensor principal de 32 MP y otro ultra gran angular de 8 MP, esta vez con un campo de visión de 105 grados. Ya en la parte trasera, el principal de 64 MP viene acompañado de teleobjetivo de 12 MP con zoom óptico de x2. 

Los otros dos sensores se corresponden con el ultra gran angular de 8 MP y 119 grados que funciona como una lente macro, y el sensor monocromo de 2 MP que se utiliza para la percepción de profundidad. 

Con tanta cámara de por medio, es fácil que aparezca una disparidad en el rango dinámico entre todos ellos, pero a su favor hay que decir la gran versatilidad que ofrecen todos ellos. En la primera imagen que aparece a continuación, disparamos con el sensor principal.

En la siguiente, hemos utilizado el gran angular, donde se aprecia la diferencia de tonos y colores.

Se aprecia una notable pérdida de profundidad de color y contraste con escenarios brillantes que generalmente aparecen sobreexpuestos. Una luz plana, incluso natural, como pueda darse en un día nublado y brillantes garantiza los mejores resultados de las cámaras del X50 Pro. 

Cambiando al modo retrato, los ingenieros de Realme deben ser elogiados por realizar un gran trabajo a la hora de percibir la profundidad de campo y el bokeh, con un aspecto de los más natural en los colores. 

Sin embargo, como se aprecia en las imágenes, existe inconsistencia en el color entre una toma capturada con el cámara principal y la que lleves a cabo en modo de retrato. En los disparos con zoom, es fácil también la aparición de ruido y la falta de detalles al abusar del 20x. 

En cuanto a los selfies, con el frontal de 32 MP conservas detalles y colores, lo suficiente como para satisfacer las expectativas de la mayoría de los usuarios. El sensor secundario de 8 MP, pierde algo de ese contraste y profundidad de color, pero al menos hay un modo de belleza.

Software Color OS 7 mejorado

Basado en Color OS 7, la marca parece haber aplicado un aspecto con mayor personalidad en esta versión, sin abusar en la inclusión de características adicionales o en añadir un menú de configuración que sea confuso para el usuario.

Realme UI es más respetuoso con la experiencia subyacente de Android y, como tal, debería ser accesible para la mayoría de los usuarios. Añade herramientas de asistencia, como el modo oscuro dedicado, la barra lateral inteligente y el modo de una sola mano. 

Es posible variar entre tres modos de uso diferentes de botones, deslizar Android o deslizar Realme, como aplica Motorola en sus Moto. También hay una aplicación incorporada de Game Space que permite gestionar el rendimiento y las notificaciones cuando juegas. 

Precio y disponibilidad

El Realme X50 Pro ya estaba disponible en algunos mercados europeos, pero a raíz del anuncio realizado por la compañía el pasado 5 de mayo, su comercialización se hace extensible también a España a un precio base de 599 €. 

La configuración base cuenta con 8 GB RAM y 128 GB de almacenamiento y puedes adquirirlo tanto con acabados en verde musgo como en rojo rústico. Existe una versión intermedia del X50 Pro con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento por 669 €.

El X50 Pro más potente viene dado por una sorprendente cantidad de 12 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento por 749 €, con lo que si te gusta la posibilidad de elegir diferentes opciones, Realme lo permite en su buque insignia. 

Veredicto final

El Realme X50 Pro conserva los valores que promulga la compañía, combinando un precio asequible, con unas características premium y recortando tan solo en aquellos aspectos que no son tan primordiales para el usuario.

Es evidente que puestos a elegir, el usuario da prioridad a un gran procesador, una carga rápida de la batería, así como a una pantalla de 90 Hz frente a poder prescindir de una certificación IP con resistencia a líquidos y polvo. 

Características como su carga SuperDart de 65 W lo ayudan a destacar frente a sus competidores más caros, sin mencionar que los únicos otros teléfonos que actualmente cuentan con esta tecnología son los Oppo Find X2 y X2 Pro (el Xiaomi Mi 10/10 Pro aún no lo es), ambos a un precio de 1000 €. 

De esta forma, si no necesitas almacenamiento adicional, la variante más barata de 8 GB y 128 GB de almacenamiento es una auténtica ganga por todo lo que ofrece. 

Especificaciones

  • Pantalla Super AMOLED Full HD+ de 6,44 pulgadas y 90Hz
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 865 con enfriamiento por vapor
  • RAM de 6 GB, 8 GB o 12 GB de tipo (LPDDR5)
  • Almacenamiento de 128 GB o 256 GB UFS 3.0
  • Cámaras principales: 
    • 64 MP de ancho
    • 12 MP x2 tele
    • 8 MP ultra gran angular / macro
    • 2 MP retrato en blanco y negro
  • Cámaras frontales: 32 MP principal y 8 MP gran angular
  • Sensor óptico de huellas dactilares en pantalla
  • Altavoces estéreo duales Dolby Atmos
  • Conectividad 5G y wifi 6
  • Batería de 4200mAh
  • Carga super rápida de 65W SuperDart Charge
  • Android 10 con Color OS 7
  • Peso de 205 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo