Review del Realme X3 SuperZoom

La compañía no cesa en lanzamientos de nuevos teléfonos de manera que el recién llegado X3 SuperZoom se ha convertido en el duodécimo de la marca que llega al mercado europeo, suplantando en prestaciones al X2 Pro de finales del pasado año.

Y es que el X3 SuperZoom llega para ofrecer características premium en un punto de precio competitivo que se centra en garantizar tres características clave como son una pantalla de calidad con alta frecuencia de actualización, una cámara con gran zoom y la opción de astrofotografía. 

Diseño mejorado y sofisticado

El diseño del teléfono se siente agradable al tacto. Hay elementos que mantiene como referencia y que encontramos en la gama media, pero no son tan notables como para abaratar el aspecto general del X3 SuperZoom. 

El borde o marco plateado del teléfono presenta formas redondeadas y bien tratadas, con una ligera barbilla que permite favorecer la inclusión del altavoz y conector USB C en la parte inferior. 

Su fabricación es sólida, sin llegar a resultar un móvil pesado, con tres capas de resistencia al agua que, en la misma línea que los dispositivos OnePlus de 2019, aunque no tienen certificación, ofrecen mayor tranquilidad a los propietarios propensos a sufrir accidentes o derrames de líquidos. 

La parte trasera con acabados en vidrio grabado ligeramente en perla blanca (modelo Glacial White) tiene muy buenos acabados y repele bien la presencia de huellas. La pantalla también viene equipada con protección Gorilla Glass 5 y una capa protectora preinstalada. 

A efectos de tamaño, el X3 SuperZoom es un teléfono grande para la mayoría de las personas, pero es algo ya habitual en la cosecha de teléfonos de la marca de Realme, con un tamaño de 6,6 pulgadas, las mismas que presenta el Realme 6 Pro. 

Esto hará que disfrutes con la visualización de contenidos de vídeo. Para compensar el hecho de que no llegues a todas las zonas de la pantalla con tus dedos, contamos con un modo de manejo con una sola mano como parte esencial de la experiencia del usuario. 

La ubicación de los botones nos resulta acertada, con teclas de volumen no demasiado altas y situadas en el lateral izquierdo fácilmente reconocibles, mientras que la de encendido se encuentra en la derecha, con un corte para admitir el sensor de huellas dactilares. 

Durante nuestro manejo comprobamos que es especialmente rápido, actuando incluso sin tener que pulsar el botón y desbloqueando el terminal con solo posicionar nuestro dedo sobre el mismo. 

Evidentemente, perdemos el típico conector de auriculares de 3,5 mm, por lo que tendrás que confiar en el uso de auriculares USB C o Bluetooth, para lo que la compañía no incluye ninguno dentro de su caja, aunque sí encontrarás una funda de silicona o TPU. 

Manejo rápido y suave

Uno de los puntos fuertes de la serie Galaxy S20 de este año, y de los nuevos OnePlus 8 y 8 Pro es la opción de visualización de pantalla con frecuencia de actualización de 120 Hz: El X3 SuperZoom también ofrece esta función. 

Desde el principio, Realme ha jugado con pantallas de alta frecuencia de actualización, ofreciendo uno de los teléfonos más asequibles del mercado con un panel de 90 Hz a un precio de tan solo 219 €. Es el caso del modelo Realme 6

Aquí, hay que decir que el SuperZoom es el primero de los teléfonos de Realme en saltar a la cifra de 120 Hz, junto al Realme X50 comercializado tan solo en China, lo que significa que pertenece a una lista exclusiva de dispositivos que ofrecen dicha capacidad.

A efectos prácticos, aporta una gran fluidez a la experiencia de usuario y manejo de la interfaz, dotando al teléfono de un manejo ágil y con un gran rendimiento. 

El uso de un panel LCD en lugar de la tecnología AMOLED significa que los colores son un poco menos vibrantes y el contraste es más débil que la tecnología empleada por modelos de la marca como el Realme X50 Pro. 

Para reducir esta brecha, Realme incluye su tecnología OSIE para aumentar los efectos visuales, junto con la temperatura de color y los controles de gama, aunque el primero solo funciona en aplicaciones seleccionadas y no mejora demasiado la experiencia final. 

Aspectos como la resolución Full HD+ y la presencia de las dos cámaras frontales perforadas en pantalla no serán del gusto de todos, pero en líneas generales, es mucho lo que ofrecen a cambio de su presencia. 

Todo lo que ofrecen sus cámaras

Si hay algo por lo que destacan las cámaras de este nuevo teléfono son por sus capacidades de aplicar zoom, y por los resultados demostrados que es capaz de ofrecer en condiciones de poca luz o baja luminosidad. 

Como sucede con la mayoría de teléfonos actuales, el X3 SuperZoom viene repleto de cámaras, aunque no todas se comportan de la misma forma. En el frontal encontramos el sensor primario de 32 MP acompañado de un gran angular de 8 MP y 105º para capturar selfies como con el Pixel 3. 

Ya en la parte posterior, el conjunto de cámaras viene liderado por la de 64 MP, una de las favoritas dentro de la cosecha de teléfonos inteligentes de Realme, junto a un gran angular de 8 MP con un campo de visión de 119 grados, una macro de 2 MP y otra teleobjetivo periscópico de 8 MP con zoom óptico de x5 y estabilizador de imágen. 

Siendo realistas, no encontrarás un teléfono a este precio con un zoom tan bueno como el que te ofrece el X3 SuperZoom. Hemos tenido ocasión de probarlo junto al P40 Pro de Huawei, y aunque el Realme se quedó ligeramente atrás en pequeños detalles, las diferencias son poco apreciables. 

Esto se debe en parte a que los sensores utilizados por el Realme son más pequeños que los implementados por Huawei, con lo que el margen de variación en uno y otro teléfono varía a la hora de capturar los resultados. 

El X3 SuperZoom (foto arriba) carece de los detalles finos que puede mostrar el P40 Pro (abajo), pero ofrece una mayor consistencia entre los sensores y niveles de zoom. 

Aunque el zoom máximo en ambos dispositivos es casi inútil, como se aprecia en la fotografía, son los aumentos de x5 y x10 los que mantienen el tipo, sin que las diferencias lleguen a ser abismales al utilizar el X3 SuperZoom. 

Mejor aún, el SuperZoom superó al P40 Pro con respecto a la consistencia, al moverse entre los distintos sensores y niveles de zoom, con un color y una exposición más precisos en todo su rango. 

Fotografía a los astros

Sobre esta características tan especial asociada a la fotografía que también contempla el X3 SuperZoom, hay que indicar que solo hay otro modelo de teléfono en el mercado con el que puedas comparar los resultados, y ese es el Google Pixel 4. 

La fotografía de arriba ha sido tomada con la cámara del Pixel 4, mientras que la de abajo, capturada con el X3 SuperZoom, se aprecia como la IA realiza un gran trabajo, pero empeora los objetos de su alrededor. 

El Pixel compone una toma con un color más exacto y uniforme que mantiene las estrellas y los árboles en primer plano de forma nítida. Por su parte, el SuperZoom se toma muchas más libertades con la escena.

La IA aplica al cielo un azul profundo más lejos de la realidad, con algunas de las estrellas adoptando un halo rojo, y los árboles en primer plano también pierden definición y detalles. 

Eso no impide que puedan ser perfectamente válidas y más acordes y emocionantes a la hora de ser compartidas en redes sociales, por el hecho de aplicar corrección a la apariencia, aunque estemos perdiendo cierta realidad de la escena. 

La astrofotografía ha sido una novedad introducida al conjunto de habilidades fotográficas de los teléfonos Pixel de última generación y Realme parece ser uno de los pocos que intentan reclamar y competir con ellos.

En las pruebas, ambos teléfonos capturaron exposiciones que duraron poco más de cuatro minutos, fijadas a un trípode y apuntando hacia el cielo nocturno.

El modo de astrofotografía del Pixel 4 está completamente automatizado al encenderse cuando detecta condiciones de disparo extremas con poca luz. Por su parte, el modo 'Astro' del SuperZoom se puede activar y desactivar bajo demanda por parte del usuario.

En líneas generales, sus modos de disparo ofrecen un gran rango dinámico, especialmente cuando se dispara en ambientes bien iluminados. Este valor es el primero en sufrir cuando las luces se desvanecen, dejando que el ruido haga su aparición. 

La cámara macro no permite mucho margen de maniobra. Aunque podrás capturar primeros planos dignos de ser utilizados en tu red de Instagram. 

En el apartado de vídeo, el mencionado estabilizador de imagen realiza una gran labor incluso cuando se graban contenidos a gran calidad, como es el caso del formato 4K a 60 fps. 

Realme UI sobre Android

La capa de personalización Realme UI corre sobre Android 10 en el SuperZoom. En realidad, hay pocos aspectos que te permitirán diferenciarlo de ColorOS de Oppo en esta etapa inicial de su existencia, pero vemos que va por buen camino. 

Es una pantalla de 120 Hz y como tal, aumenta la sensación de capacidad de respuesta de la interfaz, la cual no se aleja demasiado de la experiencia de utilizar un Android nativo sin recargar en exceso con gran presencia de programas y apps que no utilizarás. 

La barra lateral inteligente ofrece acceso a aplicaciones y widgets seleccionados, con fondos de pantalla aleatorios en la pantalla de bloqueo y gestos de interfaz de usuario especiales, como los de tocar dos veces la pantalla para despertar. 

También hay algunas experiencias heredadas de Android 10 que han sido bien implementadas, como el modo oscuro de todo el sistema, el asistente de Google o el Bienestar Digital integrado para ayudarnos a gestionar mejor los buenos hábitos de uso. 

También hay un administrador de archivos y un reproductor de música independiente. Aunque Realme incluye algunas aplicaciones de terceros que son menos bienvenidas, es posible proceder con la desinstalación en cualquier instante. 

Rendimiento y potencia probada

Aunque el Snapdragon 865 sigue siendo el mejor chipset dentro del arsenal de Qualcomm, también hay que añadir que es notoriamente más caro. De esta forma, el Snapdragon 855+ que aparece en el SuperZoom, es el mismo que está presente en el Galaxy Z Flip o en el X2 Pro de Realme. 

A este procesador le acompaña un buen plantel de especificaciones, como son sus 12 GB de memoria RAM o los 256 GB de almacenamiento rápido en forma de UFS 3.0. 

La gráfica de resultados muestra el comportamiento del SuperZoom compitiendo con rivales de gran calado y muy en línea con los teléfonos buque insignia de finales de 2019. Su rendimiento es sólido con los juegos y con los entornos multitarea. 

Autonomía y capacidad

En cuanto a la duración de la batería, aunque no ofrece la misma carga Super Dart de 65 W que el buque insignia 5G de Realme, su carga más modesta de 30 W está combinada con la batería de 4200 mAh, lo que le otorga suficiente autonomía para el día a día. 

Utilizan el cargador proporcionado de serie con el SuperZoom, alcanzamos velocidades de recarga superiores a la media, llegando a dos tercios de su carga en apenas 30 minutos, o bien, el 100 % de su carga en menos de una hora.

En las pruebas artificiales, el SuperZoom pudo arrojar hasta diez horas de uso de tiempo de pantalla, mientras que en las pruebas del mundo real, el móvil dura más de 8 horas con lo que podrás afrontar con soltura una jornada de trabajo intensa en la mayoría de los casos. 

Precio y disponibilidad

Realme, una vez más, vuelve a comercializar este modelo X3 SuperZoom con 12 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento a un sorprendente precio de 499 € en los principales mercados europeos.

Puedes adquirirlo tanto con acabados en blanco ártico, como en azul glaciar. A diferencia de la gran variedad de configuraciones que suele ofrecer la marca en otros modelos, como es el caso del Realme 6, en esta ocasión solo disponemos de una única posibilidad. 

Veredicto final

Un conjunto de cámaras decente pero no extravagante, una pantalla de alta frecuencia de actualización, y un procesador Snapdragon 855+ en su interior, hacen del Realme X3 SuperZoom un serio competidor ante modelos de gran renombre como el OnePlus 7T.

En gran medida, el OnePlus 7T puede ser el mayor inconveniente para que el X3 SuperZoom sea todo un éxito en ventas. En la mayoría de mercados, OnePlus tiene más renombre, y con la llegada del OnePlus 8, el 7T ha reducido su precio a los 539 €.   

No obstante, si optas por el Realme, debes saber que habrás invertido tu dinero en un modelo con un gran talento en cualidades fotográficas, una pantalla con mayor frecuencia de actualización, así como con más memoria. 

De lo contrario, el OnePlus 7T todavía dispone de pantalla de 90 Hz, su diseño es algo más premium, y ofrece una experiencia de usuario más ágil y pulida a nivel de sistema operativo con Oxygen OS. En ambos casos, adquieres un gran móvil por apenas 500 €. 

Puedes consultar nuestra relación de los mejores móviles Realme de este año.

Especificaciones

  • Pantalla de 6,6 pulgadas con panel IPS LCD
  • Frecuencia de actualización de pantalla de 120Hz FullHD+ 
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 855+
  • RAM de 12 GB
  • Almacenamiento de 256 GB y de tipo UFS 3.0
  • Sensor de huellas dactilares en lateral lateralmente
  • Cámaras principales: 
    • Principal de 64 MP
    • Teleobjetivo de 8 MP con x5
    • Ultra gran angular de 8 MP y 119 grados
    • Macro de 2 MP
  • Cámaras frontales: 32 MP de principal y 8 MP de gran angular
  • Altavoces estéreo duales
  • Batería de 4200 mAh
  • Carga rápida de 30W con Dart Flash Charge
  • Android 10 con Realme UI
  • Doble SIM y NFC
  • Dimensiones de 163,8 x 75,8 x 8,9 mm
  • Peso de 202 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo