Review del Realme GT 5G

El nuevo modelo flagship de la compañía llega para competir con los teléfonos considerados de gama media del mercado cuyo precio está situado en los 500 €, quedando situado un peldaño por debajo de los Realme de la serie X que este año todavía no ha sido renovada. 

De esta forma, la principal promesa del GT pasa esta ocasión pasa por garantizar un rendimiento máximo que no tiene precedentes en este punto de precios. Veremos si esta gran apuesta no le pasa factura al resto de apartados.

Diseño y fabricación

Partimos de que existen dos versiones del Realme GT bien diferentes en cuanto a aspecto y acabados, con un modelo más económico, fruto de tener una configuración de RAM y almacenamiento más básica, cuya trasera de cristal con relieve 3D refleja la luz en tonos azul brillante o gris, a los cuales se le nota bastante la presencia de huellas. 

Realme GT diseño y acabados

Por su parte, el modelo superior con 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento, tiene un acabado mucho más premium con tonos amarillos y franja negra utilizando materiales de cuero vegano que ofrecen un mejor agarre y dan la sensación de tener un teléfono totalmente diferente. 

Sin duda, este diseño se basa en el concepto de los coches deportivos de gran turismo (GT) con las que Realme pretende combinar un rendimiento alto con características de lujo, además de ofrecer un guiño al apartado gaming dentro de los usuarios de móviles. 

Realme GT modelos

El resto de características en ambos modelos son las mismas, con un grosor de 8,4 mm y un peso que todavía consideramos como ligero de 186 gramos. Curiosamente, el grosor del GT amarillo con piel vegana es algo más grueso, elevándose hasta los 9,1 mm. 

El conjunto de triple cámara se encuentra agrupado de manera uniforme en una disposición que ya es muy habitual en teléfonos, sobresaliendo ligeramente con respecto a la superficie del teléfono pero sin resultar incómodo, especialmente si añades la funda de silicona que el fabricante incluye.

La pantalla del Realme GT es de 6,43 pulgadas con panel Super AMOLED y el sensor de cámara frontal para selfies se encuentra perforado y desplazado a uno de sus laterales, con un tamaño bastante reducido frente a lo que estamos acostumbrados a ver. 

La ranura de tarjetas de doble SIM se encuentra en el lateral izquierdo junto a los controles de volumen, mientras que en el derecho nos encontramos con el botón de activación de pantalla. El sensor de huellas dactilares está integrado bajo la pantalla, respondiendo bastante bien. 

Realme GT conectores con mini-jack

Tiene una configuración de altavoces estéreo Dolby Atmos gracias a los ubicados en el frontal de la parte superior, y cabe destacar el hecho de que el Realme GT mantenga el conector mini-jack de auriculares, algo poco habitual en teléfonos de gama media y alta. 

En definitiva, un móvil que resulta bastante compacto y ligero, algo que es de agradecer en el manejo del día a día. Nosotros hemos probado la versión más básica que resulta ser más sucia y resbaladiza, pero también supone un ahorro considerable con respecto al modelo con acabados más premium. 

Pantalla

Algunos pueden llegar a pensar que una vez que Realme ha echado toda la carne en el asador con la integración del procesador Snapdragon 888, el resto de características del GT pueden verse afectadas y resultar un tanto más mediocres, pero no es éste el caso. 

Realme GT pantalla

El panel que encontrarás en el móvil es un Samsung Super AMOLED de 6,43 pulgadas con una gran frecuencia de refresco que alcanza los 120 Hz y cuya velocidad de muestreo táctil escala hasta los 360 Hz. 

Esto se traduce en una gran agilidad a la hora de mostrar contenidos en pantalla, especialmente a la hora de manejar la interfaz, o bien, usar el móvil para el apartado de juegos donde la latencia y la velocidad de los gráficos llega a ser trepidante. 

Brinda un valor de 409 píxeles por pulgada y la cifra de nits se eleva hasta los 1000 con lo que la visualización de la pantalla en exteriores no tiene nada que objetar, sin problema alguno de poder consultar la información con el sol incidiendo sobre la misma. 

Realme GT niveles de brillo en pantalla

Aquí lo podemos contemplar junto al modelo Realme 8 5G, (realme GT a la derecha), donde se aprecia la mayor nitidez que brinda la pantalla Super AMOLED del GT, además de que el notch dedicado de la pantalla selfie frontal es mucho más reducido que la de otros modelos de la marca. 

Realme GT notch pantalla

Por poner alguna pega, hemos apreciado que si manejas el brillo en modo automático, los tonos tienden a mostrarse un poco apagados, quizá pensando en ahorrar batería. Esto no es nada grave puesto que puedes ponerlo en manual para ajustarlo a tu gusto. 

Rendimiento

Ya hemos anticipado que la clave del GT es el uso del procesador tope de gama de Qualcomm, con lo que fruto de esta integración solo cabe esperar valores sobresalientes que demuestran que el móvil rinde a una gran velocidad. 

Este chip está fabricado con un proceso de 5 nanómetros y viene incorporado con un potente núcleo Cortex-X1 que corre a una frecuencia máxima de 2,84 GHz. Incluye el módem X60 con velocidades de carga y descarga superiores, y soporta 5G NSA y SA.

Para nuestras pruebas benchmark hemos contado con la configuración de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, lo que nos hace pensar que todavía puedes conseguir un extra de potencia en las cifras mostradas a continuación si adquieres el modelo con 12 GB de RAM. 

Eso no impide que pueda codearse con teléfonos móviles de la talla del Oppo Find X3 Pro, el Nubia Red Magic 6T, o el también sorprendente Xiaomi Mi 11, los cuales es evidente que presentan un precio de venta bastante superior con respecto al aquí analizado.  

Cámaras

El módulo trasero de triple cámara está liderado por el sensor principal Sony IMX682 de 64 MP con apertura f/1.8, al cual le acompañan un gran angular de 8 MP con apertura focal de f/2.3 y otra lente macro de 2 MP y f/2.4 para capturar el máximo detalle de los objetos. 

En esencia, la cámara principal rinde francamente bien, especialmente cuando la utilizas en exteriores, con un muy buen rango dinámico incluso cuando entran en juego las fotos de paisajes con el cielo azul, como la que mostramos a continuación a contraluz, poniendo a prueba el rendimiento del sensor.

Realme GT foto sensor principal

La interfaz de la cámara dispone del modo de 64 MP junto al de ‘Foto’ y ‘Retrato’ de manera que rápidamente puedes aprovechar las opciones de capturar una fotografía con mayor resolución. 

Tenemos poco que objetar al respecto, ya que un ligero desplazamiento del dedo en la pantalla nos habilita las funciones adicionales de configuración con las que añadir temporizador, modificar el ratio de pantalla o acceder a ajustes adicionales de la cámara. 

A falta de sensor de teleobjetivo, puedes utilizar el zoom digital hasta 10x aumentos, pero rápidamente comprobarás que abusar de él te llevará a conseguir resultados poco agraciados.

Realme GT cámara principal

Ya con los sensores adicionales, el gran angular maneja planos de 119 grados y se mantiene en la línea de resultados del sensor principal, aunque pudimos apreciar cierta desviación con el balance de blancos, lejos de lo ofrecido por móviles de precio superior. 

Del sensor macro tenemos poco que objetar, más allá de que cumple su función para aquellos instantes en los que necesites capturar los detalles a distancias cortas, justificando su emplazamiento y mejorando los resultados frente a la opción de manejar el zoom del sensor principal.

Realme GT sensor macro

Con la cámara frontal para selfies, comprobamos que da cierta sensación de sobreexposición de la fotografía, hasta el punto que si amplias la imagen es fácil encontrarse con determinadas zonas con ruido. 

Eso no quita que los selfies muestren unos resultados francamente aceptables, con buena definición de la cara de la persona y aplicando bien los relieves del contorno. Buen trabajo también con el desenfoque en aquellos instantes en los que desees aplicar el efecto. 

Ya en el apartado de vídeo, destacar que permite grabar a calidad 4K y 60 fps. La estabilización de las imágenes es mejorable, puesto que al volcar las secuencias de vídeo a una gran pantalla se aprecia claramente cierto balanceo si no mantienes firme el móvil. 

Con respecto a las imágenes, los colores presentan unos tonos un poco planos y apagados frente a la viveza que muestran los resultados cuando manejas los sensores en modo cámara. La calidad es algo más nítida si bajas a 1080p además de mejorar la estabilización.

Autonomía y carga

Dentro del apartado de autonomía, los móviles Realme no suelen defraudar y es un aspecto que la marca cuida con esmero con el fin de no defraudar a sus seguidores, garantizando una buena experiencia con horas de uso, la cual se ve acompañada con la carga rápida. 

Así, el Realme GT no se queda atrás en esta área a pesar de que la capacidad de su batería se queda en los 4.500 mAh, cantidad suficiente para afrontar y superar con creces un día de uso intenso del terminal. 

Realme GT galería de fotos

Nuestras pruebas con GeekBench así lo corroboran al arrojarnos unos tiempos de uso que alcanzan las 10 horas y 26 minutos, dentro de la media de terminales que en su interior tienen que alimentar al procesador Snapdragon 888 de máximo rendimiento. 

Pensando en el uso más lúdico del móvil y en aquellos que se pasan las horas haciendo correr juegos con una gran demanda de potencia, Realme admite en el modelo GT la carga rápida SuperDart de 65 W para cargar el teléfono al 100 % en solo 35 minutos. 

Destacar en este punto que la compañía incluye de serie el cargador compatible para tener desde los primeros instantes una experiencia de uso satisfactoria, sin tener que recurrir a cargadores adicionales o incurrir en un coste extra en la compra del accesorio adecuado. 

Realme GT con realme UI 2.0

Precios

Ya hemos mencionado con anterioridad que existen dos acabados bien diferentes del Realme GT. Por un lado tenemos la configuración básica con acabados más simples en azul o gris, y por otro lado, la versión premium con mayor RAM y almacenamiento y acabado en piel vegana. 

El precio del modelo Realme GT más básico con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento es de 449 € aunque es posible que lo encuentres hasta el día 25 a 399 € en la web de Realme. Ya es tarde para indicar aquí que durante Prime Day llegó a comercializarse a solo 369 €.

En el caso del modelo Realme GT superior con acabados en amarillo y negro y piel vegana, el precio es de 599 € aunque también es posible que lo encuentres ligeramente rebajado con precio de lanzamiento a 549 €. Su configuración es de 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento.

Lo sorprendente aquí parece ser el que Realme consiga ofrecer un móvil con el procesador más avanzado de Qualcomm, el Snapdragon 888 y conectividad 5G, dentro de una gama de precios rompedora. Este procesador es el buque insignia de los teléfonos cuyo precio se acerca a los 1000 €. 

Veredicto

Como veredicto final, bien podemos afirmar que nos encontramos ante el móvil a batir dentro de su rango de precios, especialmente si como les sucede a muchos usuarios, lo que más te interesa es el apartado de rendimiento en una más buena pantalla. 

El uso del panel Super AMOLED de 6,43 pulgadas con la frecuencia de actualización de 120 Hz es más que satisfactoria para la inmensa mayoría de usuarios que vayan a darle un uso típico al móvil. 

No podemos negar que no llega a los niveles de visualización que pueda tener el Oppo Find X3 o la pantalla del Galaxy S21 Ultra, pero debes tener en cuenta que estos móviles cuestan casi el doble que el Realme GT. 

Ya en el apartado de cámaras, los resultados de nuestras pruebas nos indican que la marca resuelve con aprobado este apartado. Evidentemente, es el aspecto en el que menos sobresale el Realme GT, con lo que si te gusta la fotografía, deberías buscar en otra parte, pero sus cámaras ofrecen un rendimiento que equilibran al teléfono en su conjunto.  

Especificaciones

  • Pantalla de 6,43 pulgadas con resolución Full HD + (2400 x 1080) 
  • Panel Super AMOLED con 120 Hz de frecuencia de refresco 
  • Brillo máximo de 1000 nits y 409 dpi
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 888 5G
  • RAM LPDDR4 de 8 GB o 12 GB
  • Almacenamiento de 128 o 256 GB
  • Ranura microSD ampliable
  • Soporte de doble SIM
  • Cámaras: 
    • Cámara principal de 64 MP y f/1.8
    • Cámara ultra ancha de 8 MP y f/2.3
    • Cámara macro de 2 MP y f/2.4
    • Cámara selfie de 16 MP y f/2.5
  • Sensor de huellas dactilar en pantalla
  • Conectividad wifi 6, Bluetooth 5.0, 5G y NFC
  • Batería de 4500 mAh
  • Carga SuperDart de 65 W
  • Android 11 con Realme UI 2
  • Dimensiones de 158,5 mm x 73,3 mm x 8,4 mm (9,1 mm amarillo)
  • Peso de 186 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo