Review Realme C11

Partimos del hecho de que el nuevo C11 de Realme es un terminal de gama de entrada sumamente económico cuyo precio no supera las dos cifras, de modo que es casi lógico que nos encontremos con ciertas carencias en determinados aspectos. 

Sin embargo, como vamos a ver a lo largo del análisis, pocos podrían adivinar su precio real cuando lo tienes entre manos, dado que el fabricante se ha esmerado por ofrecer un smartphone muy equilibrado en apariencia y funcionalidad. 

Diseño y calidad de construcción

El C11 se aleja de ofrecer un aspecto de móvil barato y de baja calidad, a pesar de emplear materiales de plástico en sus acabados de la parte trasera. Puedes encontrarlo en colores pimienta gris o menta verde, que es el que recibimos para realizar nuestras pruebas. 

La superficie es ligeramente rugosa y resistente, hasta el punto que la idea es que no tengas que utilizar una funda de protección para el móvil salvo que desees proteger el cristal de la pantalla ante alguna posible caída. 

Este cepillado en sus acabados evita por completo la presencia de huellas dactilares, además de que resulta propicio para poder pasar un trapo con agua y eliminar cualquier resto de suciedad, así como el hecho de desinfectarlo de cualquier rastro de germen en época de Covid.

Las cámaras traseras se encuentran agrupadas bajo un borde cuadrado que apenas sobresale de la superficie del móvil, lo cual es de agradecer, ya que es la forma de que el C11 no baile o se tambalee cuando lo usas al permanecer recostado sobre una mesa o superficie plana. 

Los botones de encendido de pantalla y de volumen se encuentran reunidos en uno de los laterales del móvil, de manera que en el otro lateral tan solo notamos la presencia de la ranura de tarjetas que es de doble SIM, con bandeja microSD para ampliar el almacenamiento hasta los 256 GB. 

En la parte inferior se encuentran los conectores micro USB de carga y el de auriculares de 3,5 junto a los únicos altavoces que incorpora el terminal. De esta forma, podemos seguir sintonizando la Radio FM además de emplear los auriculares de cable más tradicionales, toda una bendición para muchos. 

Así pues, frente a lo que hemos podido ver en otros móviles de similar precio, el Realme C11 obtendría una de las puntuaciones más altas en diseño, estilo y acabados, pudiendo perfectamente ser considerado como un móvil de gama muy superior. 

Pantalla y resolución

Es un móvil grande, con una diagonal de pantalla de 6,5 pulgadas y una relación de aspecto de 20:9 con lo que no es especialmente alargado. Ahora bien, sus grandes marcos negros presentes en los bordes hacen que la relación de pantalla y cuerpo sea del 88 %. 

La cámara frontal cuelga de la parte central a modo de gota de agua, mientras que en la parte inferior se aprecia un amplio borde negro que no es aprovechado para reducir sus grandes dimensiones. 

El panel utilizado de tipo IPS garantiza una resolución HD+ de 1.560 x 720 píxeles, lo cual es habitual en estos móviles de gama de entrada. La variación de nivel de brillo es amplia, aunque nosotros siempre lo manejamos a niveles máximos para paliar la falta de viveza. 

Carece de sensor de huellas dactilares, pero podemos recurrir como alternativa al desbloqueo facial que nos ofrece la cámara frontal, el cual funciona francamente rápido. Pulsa el botón de activación de pantalla, desplaza el dedo en cualquier parte de la misma y voilá, el C11 listo para usar.

Hardware y rendimiento

El C11 viene equipado con el procesador Helio G35 de Mediatek, una de las últimas creaciones de la marca con el que se pretende cubrir cierta demanda de juegos gaming en la gama de entrada. 

Junto al procesador, le acompañan 2 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento. A buen seguro que el procesador podría dar más de sí con el doble de RAM, pero si queremos mantener el precio de entrada, la decisión de 2 GB + 32 GB es bastante acertada. 

Al fin y al cabo, sus principales competidores como el Redmi 9A de 99 € también lleva la misma configuración, pero con inferior procesador (Helio G25), con lo que Realme le toma una ligera delantera a su rival. 

Son muchos los terminales que han pasado por nuestras manos en esta gama de entrada, con lo cual, tenemos bastantes resultados con los que poder comparar los resultados. No obstante, no te dejes llevar por las cifras y barras de progreso. 

Los puntos de referencia no siempre son el mejor reflejo del uso que hagas del teléfono en la vida real. Puede que determinados títulos de juegos no puedan manejarse con un uso intensivo de gráficos, pero el C11 da la talla y afronta cualquier situación de uso cotidiano. 

Batería y autonomía

La apuesta de Realme en esta gama de entrada es claramente garantizar una buena experiencia de uso, y para ello, opta por incluir en la configuración del C11 una batería de gran capacidad de 5.000 mAh 

Es evidente que son muy buenas noticias. Si tenemos en cuenta el bajo consumo de energía que realiza la pantalla de calidad HD+, y que el procesador tampoco es un devorador de mAh, obtenemos como resultado un móvil con una sorprendente autonomía. 

En las pruebas de batería comprobamos como es posible alcanzar las 9 horas y 48 minutos de media quedándose a las puertas de las 10 horas. Son muy buenos tiempos durante los cuales, el terminal tampoco mostró signo alguno de calentamiento de sus componentes. 

Como añadido, Realme incorpora en ajustes de configuración la posibilidad de manejar dos modos de ahorro de batería diferentes, con un modo super ahorro que según el fabricante, bien podría extender el modo de espera hasta los 40 días antes de tener que recargar su batería. 

Cámaras

El conjunto de sensores es bastante sencillo, pero suficiente para conseguir buenos resultados, especialmente con condiciones de buena luminosidad. El sensor principal es de 13 MP y f / 2.2 apoyado en el de profundidad de 2 MP con el que se mejoran los resultados.

Pusimos a prueba a ambas lentes y comprobamos como el balance de blancos no se desvía demasiado de la realidad o lo que aprecian nuestros ojos. Tampoco los cielos de las fotografías se desvían de su aspecto natural. 

Visualmente obtienes muy buenos resultados para compartir en redes sociales o para aplicarles efectos. Salvo que hagas zoom sobre ellas, no serás consciente del granulado o de la aparición de ruido en las mismas. 

No obstante, no tenemos gran angular ni macro, por lo que dependemos de las posibilidades del zoom digital. En la siguiente imagen, utilizamos el 4x que nos ofrece por defecto la interfaz de la cámara.

Ya en el frontal del móvil, contamos con la cámara selfie de 5 MP con apertura f / 2.4 con la que también nos sorprendimos gratamente. Si pruebas a realizar un selfie a contraluz los detalles se pierden, pero mantiene el tipo. 

También puedes aplicar modo Retrato a la hora de hacer selfies, para lo que el software del móvil se encarga de aplicar un recorte que no está nada mal, aunque en la mayoría de ocasiones el efecto bokeh que aplica es algo exagerado, eliminando cualquier detalle de lo que hay a tu alrededor. 

A favor del C11 cabe decir que la interfaz de fotografía resulta sencilla de utilizar, de cara a los más inexpertos, o para las personas mayores que desean poder apuntar y disparar para obtener el mejor resultado, sin ajustes de por medio. A la derecha, la misma foto capturada con zoom 4x.

Tanto la cámara frontal, como las traseras, disponen de modo AI Beauty con la que se mejora la apariencia de las personas. Ya en el apartado de vídeo, la calidad de las grabaciones soportadas se queda en los 1080p a 30 fps, con estabilización aceptable. 

En líneas generales, es sorprendente lo que han avanzado las cámaras de los móviles en la gama media y alta, hasta el punto de ser un factor decisivo en la compra. Sin embargo, aquí en la gama de entrada también notamos una gran evolución, impensable si echamos la mirada un año atrás. 

Software

A pesar de tratarse de un modelo de entrada, Realme hace un esfuerzo por ofrecer a los usuarios una experiencia actual de su terminal, para lo que integra la versión Android 10 en su sistema operativo Realme UI 1.0.  

De esta forma, es sorprendente lo bien que podrás moverte por las aplicaciones instaladas a través de los gestos en pantalla permitidos por Android 10, emulando la experiencia que ofrecen los teléfonos de gama muy superior. 

No hay aplicaciones incómodas de por medio, pues es algo a lo que el fabricante se mantiene fiel desde sus inicios, el garantizar una experiencia de Android lo más pura posible, implementando ciertos ajustes centrados en la interfaz. 

Si no fuera por el ligero retardo o lag que en ocasiones se hace más evidente, especialmente a la hora de manejar la multitarea o la pantalla dividida, o cuando pretendes hacer un scroll rápido al navegar por las páginas web, pensarías que tienes un móvil de precio muy superior entre tus manos. 

Precio y disponibilidad

El Realme C11 se comercializa en nuestro país a un precio recomendado de tan solo 99 € en los colores comentados de pimienta gris y menta verde. Su configuración es de 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, sin posibilidad de elegir alguna otra.

Y es que parece la tónica en los modelos que rondan este precio de entrada. Sucede con el Redmi 9a de mismo precio que solo admite esta configuración de RAM y almacenamiento, o en el superventas de Lenovo, el Moto E6s de 109 €. 

Si quieres más cantidad de RAM y de almacenamiento, debes invertir algo más de presupuesto, como puede ser el caso del Oppo A5 2020 de 199 €, el cual dispone de 3 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. 

Veredicto

Siempre decimos en nuestras reviews que la gama media de teléfonos móviles inteligentes parece la línea más apretada a la hora de introducir innovación tecnológica y mantener un precio competitivo frente a los rivales.

Sin embargo, dentro de la gama de entrada en la que nos movemos con el C11, de menos de 99 €, resulta fascinante comprobar lo que puede aportar un teléfono móvil en este 2020 por un precio impensable hace unos años atrás.

Con doble cámara trasera, una gran pantalla de 6,5 pulgadas de calidad HD+ y una impresionante batería de 5.000 mAh de capacidad, el Realme C11 pretende competir con el resto de marcas que ya tienen cierta solera, como es el caso de Xiaomi, Huawei, Motorola u otras marcas chinas. 

Tan solo añadiremos que si puedes permitirte incrementar ligeramente tu presupuesto, optes por un modelo con al menos 3 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Por lo demás, el C11 es tremendamente funcional para un público nada exigente o aquellos menores que se inician con un terminal entre sus manos. 

Especificaciones

  • Panel tipo IPS con resolución HD+ de 1560 x 720 dpi
  • Pantalla de 6,5 pulgadas y relación 20:9
  • Procesador Mediatek Helio G35 de ocho núcleos 
  • Gráficos GPU PowerVR GE8320
  • Memoria RAM de 2 GB
  • Almacenamiento de 32 GB con microSD
  • Cámaras
    • Principal: 13 MP y f/2.2 con PDAF
    • Profundidad: 2 MP y f/2.4
    • Selfie: 5 MP y f/2.4
  • Conectividad WiFi 802.11 n y Bluetooth 5.0
  • Radio FM y Toma de auriculares
  • Batería de 5000 mAh Li-Po con carga de 10 W
  • Carga inversa para otros dispositivos
  • Sistema operativo: realme UI 1.0 basado en Android 10
  • Dimensiones de 164,4 x 75,9 x 9,1 mm
  • Peso de 196 gramos

Precio(s) aproximado(s)

Detallista Precio Entrega  

Comparación de precios de más de 24,000 tiendas en todo el mundo